Connect with us

OPINIÓN

Cuando el orden de los factores altera el producto ( Catalina Maluk Abusleme, Directora  Escuela de Economía y Negocios, U.Central )

Publicado

on

Más allá del debate respecto de la conveniencia o no de rebajar la jornada laboral a 41 o 40 horas y cuánto incidiría en la productividad, conviene abrir la discusión para dejar de centrarnos en el trabajador como el único responsable de este indicador que, además, es tan esquivo para Chile.

La productividad es una consecuencia de varios factores y no solo de las personas, como se ha señalado en algunas oportunidades. Es lo que se conoce en economía, como la Productividad Total de Factores que incluye las mejoras o innovaciones tecnológicas, la eficiencia y, por cierto, la calidad de la mano de obra. Diferente es hablar de productividad solo como la mera relación entre insumo y producto final.

No es novedad que todos los índices de productividad del país, según los estándares de la OCDE, sean deficientes. En el ranking de esta organización de la que somos miembros, Chile, es el quinto país menos productivo y con la jornada laboral más extensa. En el otro lado, Alemania tiene la productividad más alta con la jornada laboral más corta.

Además, el porcentaje del PIB que destina Chile para la inversión en I+D es seis veces menor que el promedio de la OCDE (2,34%), es decir, la más baja del club.

La pregunta de fondo, tal vez, no debería circular en torno a trabajar menos, sino a trabajar mejor, es decir, en condiciones adecuadas y desde una mirada multidimensional, en la cual la reducción de la jornada laboral sea la consecuencia de un debate de fondo y con visión de futuro.

Así las cosas, vale la pena preguntarse qué pasa con la correlación de factores que esta vez, si parece alterar el producto.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Chile: Ecosistema de posibles ‘Jokers’ ( por Rafael Catalán, Sociólogo y académico U.Central)

Publicado

on

Por

The Joker (El Guasón), interpretada magistralmente por Joaquín Phoenix, logra durante toda la película que empaticemos con uno de los villanos más famosos. La humanización del personaje nos identifica y es inevitable hacer un paralelo con la situación actual de Chile: Una ciudad Gótica en decadencia producto del individualismo, desempleo, bajas remuneraciones y una alta concentración de la riqueza.

Basta ver el estudio realizado por la Fundación Sol (2018), donde el 53% de los trabajadores gana menos de $400.000 y 1/4 del país menos de $250.000, esto empeora al segmentar por sexo, generándose una brecha de 27% en desmedro de las mujeres. Según CADEM de septiembre, un 78% de la población considera la economía estancada o retrocediendo con expectativas de mala o muy mala de empleo. Desde el otro extremo, como constatan los datos de la CEPAL 2019, un 10% concentra el 67% de la riqueza y el 1% de los súper ricos un 27%.

El Guasón es el ‘niño institucionalizado’ que sufre sistemáticas violaciones que van configurando una compleja personalidad expresada en su característica risa enfermiza. Queda de facto el mobbing (acoso laboral) permanente que sufre. En nuestro caso, tenemos el ejemplo de Cristóbal Cabrera ‘el Cisarro’, donde todas las instituciones fallaron y todos fallamos como sociedad. Sin embargo, nada dice que esto cambiará. Hoy como sociedad, nos importa más discutir sobre bajar la imputabilidad de los jóvenes de 14 años, pero obviamos el sentido de urgencia para intervenir estructuralmente el SENAME, tal como indican los estudios que revelan los vejámenes sistemáticos que sufren esos niños y niñas, similar a la época de dictadura cívico-militar (Informe comisión investigadora SENAME 2013, UNICEF 2018 y PDI situación SENAME el 2019).

Al igual que en la película cabe preguntarse ¿por qué el mundo no arde? ¿por qué Chile no arde? La verdad es que si lo hace, de manera institucionalizada con movimientos sociales como No+AFP, feministas y medioambiental. Chile arde en lo profundo e invisible, con los 48 femicidios íntimos y no íntimos, perpetrados por familiares o cercanos, con Camilo Catrillanca y la resistencia en el Wallmapu, con la zonas y comunas de sacrificio: Freirina, Puchuncavi, Quinteros y Petorca, con los mega campamentos de los cerros de viña del mar, con la excesiva riqueza de ese 1% de los chilenos que aparece en la revista Forbes o esa violencia en el metro producto de la hora y media promedio de trayecto al trabajo, el excesivo endeudamiento que tiene a nuestras familias en un estado de vulnerabilidad económica y con un sistema de pensiones que sólo nos lleva a una vejes indigna y con una educación de calidad que es sólo para algunos.

Tal como nos recuerda el Joker en cada saga: todo es posible… ya es posible; que el pueblo decida lo bueno o lo malo, pero no olvidemos, solo falta un empujón y cualquiera puede ser The Joker.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Cáncer de mama y la detección a tiempo ( por Diana Paredes, matrona y docente Facultad de Medicina y Ciencia, U. San Sebastián)

Publicado

on

Por

 

 

La muerte de un familiar siempre es dolorosa y aunque muchas veces se piense que se está preparado para afrontarla, la pérdida de un ser querido siempre duele en lo más profundo del alma y más aún, si se pudo haber evitado habiéndose tomado un rápido examen.

 

Así lo es en el cáncer de mama. Este es el cáncer que más muerte por tumores malignos provoca en las mujeres chilenas, pero al mismo tiempo nos da la ventaja de que es detectable a través de una mamografía donde se puede diagnosticar en etapas iniciales, incluso antes que la mujer sienta alguna molestia.

 

Tratado el cáncer en sus primeras etapas, permite el 95% de curación con los tratamientos actualmente existentes.

 

Por eso la recomendación es que una vez cumplido los 40 años, todas las mujeres deben tomarse una mamografía anual y todos los meses realizarse un autoexamen. Es muy importante destacar que el realizarse mensualmente el examen físico de mama no reemplaza el tomarse la mamografía anual; este último es capaz de detectar un cáncer mucho antes de que sea palpable a través del autoexamen físico.

 

En caso de mujeres con factores de riesgo como: tener familia directa materna o paterna con antecedente de cáncer de mama, ovario, páncreas, colon y/o próstata, uso de terapias de reemplazo hormonal en mujeres menopaúsicas o métodos anticonceptivos hormonales, estar con sobre peso u obesa. Todas estas personas deben acercarse con su médico o matrón/a para adelantar o comenzar este control para un diagnóstico precoz de este tipo de cáncer.

 

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Una contribución, pero no una solución definitiva ( por Patricio Silva, Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, U.Central)

Publicado

on

Por

El anuncio del gobierno respecto al Plan Nacional de Medicamentos viene a sumarse a otras iniciativas para enfrentar el grave problema de accesibilidad de medicamentos y a precios más justos, por cierto que no soluciona por sí mismo el conflicto de fondo que existe en la materia.

Mejorar la distribución es sin dudas una gran medida, pero que debe ser reforzada con un fuerte impulso a las farmacias ‘de barrio’ y a las farmacias comunales. En Chile existen tres grandes cadenas de farmacias, las cuales dominan casi la totalidad del mercado, eso ha llevado a que se produzcan situaciones lamentables como la colusión, entre otras.

Se debe potenciar la producción y distribución de bioequivalentes, lo que sin dudad es un gran aporte y ya se visualiza un impacto directo en la disminución de los precios de los medicamentos, pero siguen muy caros. En esa línea es clave potenciar la Central de Abastecimiento, de esta forma las mencionadas farmacias de barrio y comunales podrán acceder a mejores precios y competir con las grandes cadenas en forma más equitativa.

Se requiere además una legislación más robusta, que entregue sanciones ejemplificadoras para quienes cometan delitos de colusión. La salud es un bien de primera necesidad para un país y el Estado debe velar siempre por que este servicio sea justo, de calidad, eficiente y esté al alcance de toda la población.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA