Connect with us

OPINIÓN

Garantizar tiempos de espera generará frustración en la gente ( Dr. Patricio Silva, Decano Facultad de Ciencias de la Salud U.Central , Ex Subsecretario de Salud )

Publicado

on

 

Prometer la fijación de plazos para las atenciones médicas, resulta una medida arriesgada cuando depende de muchas variables. El proyecto de reforma al Fondo Nacional de Salud firmado este domingo por el presidente Sebastián Piñera “garantiza tiempos de espera y atención de calidad”, con cifras de dos millones de personas que esperan por una atención de salud en especialidad y otros 266 mil esperan por una cirugía que no está incluida en el Auge.

Esto crea expectativas en la gente, que si no se pueden cumplir, generará una gran frustración en los pacientes, ya que las listas de espera no se van a resolver de un día para otro. Será un proceso largo, donde el principal tema es que debe existir una explicación clara y precisa por parte del gobierno.

La posibilidad real de garantizar los tiempos de espera para todas las enfermedades, es que se tendrá que recurrir a comprar los servicios en clínicas de diferente complejidad, por lo tanto, se entregarán los recursos del Estado a clínicas privadas, que debería sólo ser en casos excepcionales.

Sin embargo, la propuesta de este nuevo Fonasa presentado por el Gobierno va en la dirección correcta, pero se necesitan de mayores recursos, porque lo principal es fortalecer el sistema de salud público. Eso implica un trabajo macro, que además de mejorar Fonasa, también se debe realizar con la central de abastecimiento, la red de hospitales públicos, la red de consultorios y la formación de más especialistas.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

A 10 años del Terremoto, tareas pendientes : Por Alberto Valdivieso, Country Manager Motorola Solutions Chile

Publicado

on

Hace diez años, un sismo de 8,8 grados Richter asoló nuestras ciudades y pueblos, poniendo a prueba la capacidad de las instituciones del Estado para reaccionar de manera eficiente ante situaciones críticas. Coincidimos en que esa vez el andamiaje institucional no pasó la prueba, lo que dejó un triste recuerdo de muerte y destrucción: 523 fallecidos, 23 desaparecidos y 800 mil damnificadas.

Las huellas físicas de esa madrugada todavía pueden observarse desde Santiago al sur: sitios baldíos y entregados a la especulación donde antes había una pujante actividad comercial, ruinas y restos de campanarios agrietados donde se levantaban templos y se congregaban comunidades, obras de mitigación a medio terminar donde deberíamos ver pueblos y ciudades resilientes bien consolidadas. Pese a todo, hemos avanzado.

No podemos olvidar que, junto con la destrucción física de ciudades y pueblos, uno de los recuerdos más vivos de esa madrugada de febrero fue la incapacidad de las instituciones para coordinarse e ir a tiempo en auxilio de los ciudadanos. Claramente, tenemos mucho por avanzar en esta materia, pero quiero detenerme primero en lo que sí hemos hecho: el Centro Sismológico Nacional tiene hoy estructura robusta y mayores recursos que en 2010, con una red sismológica que tiene más de 400 estaciones a lo largo de todo Chile.

La Onemi, en tanto, modernizó su estructura organizacional y su infraestructura física, con la incorporación de un sistema de comunicaciones redundantes, que minimizan el peligro de un black out como el del 27 F.

Prueba de que los cambios han supuesto un avance notable es que, con posterioridad al terremoto de Iquique (8,2), el Estado y las comunidades fueron capaces de evacuar toda la zona costera con un mínimo de víctimas.
La capacidad de enlace ha mejorado, pero hay pasos pendientes. Por ejemplo, aún no tenemos un número único de emergencia, lo que dificulta la capacidad de articulación de las agencias de seguridad y protección civil, no solo ante catástrofes naturales, sino también ante amenazas serias a la seguridad interna y el orden público.

En términos simples, ante una catástrofe, las instituciones responsables no pueden comunicarse de forma eficiente entre sí.

El sector privado también se encuentra a medio camino. El terremoto de Tocopilla y María Elena de 2007 dejó desconectadas a amplias zonas del norte grande, las más relevantes para la minería del país. Sin embargo, Escondida estuvo siempre conectada con el resto del país por una razón muy simple: disponía de sistemas de comunicación crítica.

La necesidad de mantener conectadas las actividades cruciales de la estructura productiva —puertos, yacimientos mineros, aeropuertos— es otra de las tareas sobre las que deberíamos reflexionar. No solo por razones económicas, sino también porque la conexión de una unidad productiva permite mantener comunicada a toda la comunidad circundante.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

El suicidio de la Iglesia ( Rodrigo Larraín, Sociólogo y académico de la U.Central )

Publicado

on

Por

 

El fracaso de la Iglesia Católica, o su suicidio, es el resultado de varis hechos. El principal es ser un sistema basado en la homosexualidad desde la misma Santa Sede hasta la última capilla en algún remoto lugar del mundo; la ambigua relación con esta conducta sexual que implica la descalificación homofóbica pública absoluta y, simultáneamente, una homofilia o la práctica privada de conductas homosexuales por sacerdotes, obispos, cardenales y otros monseñores. El reclutamiento de adolescentes en los seminarios menores antes de la madurez afectiva y sexual y la vida religiosa en muchos países como la única salida profesional digna y que disimula la falta de interés por las muchachas sin dar explicaciones; por cierto que la socialización entre varones pone como objetos de afecto a otros varones cercanos, de ahí a la dependencia afectiva y a un posible abuso sexual de los mayores hay un paso.

 

Las anteriores son afirmaciones de Frédéric Martel en su investigación periodística ‘Sodoma’. Es un trabajo muy bien documentado con entrevistas desde los cardenales de la Curia Romana hasta sacerdotes, y alguno que otro laico bien documentado; no es una obra antihomosexual, el autor lo es, sino que es un desmontaje de la inconsecuencia ética de la Iglesia, que ha producido una importante cantidad de homosexuales homofóbicos; la consagración de la doble vida. Martel da, entre otras, dos conclusiones aterradoras, primero, que no hay un lobbt gay en el Vaticano, no es necesario, pues se trata de un sistema que, a pesar de la flagrante contradicción teológica y moral seguirá funcionando, también atribuye la renuncia de Josef Ratzinger al Papado por lo extensa y poderosa red homosexual en el Vaticano y que no pudo terminar.

 

Aunque Martel no lo insinúa, puede haber una conexión entre sacerdocio homosexual y pedofilia, tal vez el autor los consideraría sin más como pervertidos: podemos inferir que él cree que las condiciones de los seminarios tuercen perversamente a jóvenes homosexuales. Es un panorama desolador. El papa anterior no pudo y no supo responder a la crisis producida por los abusos sexuales –hétero u homosexuales– del clero. ¿Cómo reacciona Francisco? Echando mano a un criterio tradicional en él: ganar tiempo y disimular el inmovilismo.

 

Francisco ganó tiempo cuando la crítica a la misoginia eclesiástica arreciaba, y de la manga saca la frase que va a constituir una comisión para estudiar la factibilidad de ordenas diaconisas; quedó ante el público muy bien; pero cualquier católico medianamente ilustrado sabe que hubo diáconas y que la evidencia histórica es tan potente que quienes desconocen su existencia o que dicen que no eran propiamente diáconas han quedado desautorizados. Más adelante, a propósito de la ofensiva comunicacional gay dijo otra frase para el bronce: “Quien soy yo para juzgar”.

 

La dramática situación de la Iglesia, con sus miserias y crímenes de pedofilia, exigía de la jerarquía eclesiástica algunos gestos de grandeza, especialmente aquellos que muestran un clero en vías de moralización y un profundo mea culpa. Previo al Sínodo de la Amazonía el Papa también dijo que iba a estudiar la posibilidad de ordenas viris probati (varones probados) casados. En la lectura de las conclusiones del Sínodo el Papa descartó ordenar diáconos y ni se refirió a la ordenación de hombres casados. ¿Por qué? Porque la Iglesia es un sistema de una rigidez extrema aunque parece que coexisten muchas visiones de pugnas en su interior, si, puede ser pero, finalmente, terminar todas articulándose Francisco perdonó a Gutiérrez y a Boff condenados al infierno teológico por Ratzinger, o sea, nunca hubo compromisos de importancia teológica.

 

No habrá diáconas, mujeres sacerdotes ni sacerdotes casados, son miles de años de repulsa a las mujeres; todo indica que el pretexto del celibato es válido sólo para relaciones con mujeres, ya que la activa vida sexual del clero no es con mujeres, tan sólo excepcionalmente en algunos lugares de África, Centro y Sudamérica. No será muy ordenada ni virtuosa, pero activa lo es. Si no fuera ofensivo para los cristianos, la defensa del celibato que hicieron en diversos medios digitales católicos varios sacerdotes sería chistosa. Está difícil conservar la fe.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Modernización Tributaria en Pro de la Agenda Social: Por Gobernadora Paulina Bassaure Aguirre

Publicado

on

La Modernización Tributaria no sólo simplifica el sistema tributario chileno, a modo de entregar mayores certezas y beneficios para el emprendimiento y las pymes, sino que también, entrega beneficios para sectores sociales claves, como lo son los adultos mayores, la clase media y las regiones, accediendo al incremento de la recaudación en US$2.200 millones que permitirá financiar parte de la Nueva Agenda Social, que impulsa el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera para dar respuesta a las demandas sociales.

Destaca, la eliminación del pago de contribuciones para los adultos mayores de menores recursos (ingresos hasta $670 mil mensuales) quedando exentos del pago éstas, la rebaja de contribuciones para adultos mayores de clase media (ingresos hasta $1,5 millones mensuales) con una rebaja del 50% en el pago de sus contribuciones, estableciendo para ambos casos que los inmuebles deben tener un avalúo fiscal no superior a $128 millones y la suma de bienes raíces del beneficiario no superior a $171 millones.

Las Pymes, serán beneficiadas de un sistema 100% integrado, con acceso a múltiples beneficios como lo es la rebaja el impuesto a las pymes de 27% a 25%, el acceso automático a régimen pro pyme para aquellas con ventas anuales de hasta 75 mil UF anuales y con ello tributación en base a caja, la depreciación instantánea y el optar por contabilidad simplificada o completa, entre otros.

Para la Clase Media, se eliminará el impuesto del 9,45% al emprendedor, se otorgarán beneficios tributarios para viviendas con la extensión del crédito del IVA de 45% para la construcción de viviendas de entre UF 2.000 y UF 3.000, contribuyendo a reducir el precio de estas viviendas entre un 3,6% y 5,5% y, se creará la defensoría del contribuyente, con la facultad de representar a los contribuyentes de menores ingresos presentando recursos administrativos ante el SII.

Las Regiones, también forman parte de este proyecto, con la depreciación instantánea del 50% del total de la inversión en activos fijos, los beneficios vigentes para zonas extremas con extensión hasta el 2035 que finalizaban en 2025, como el crédito tributario para las inversiones productivas, bonificación a la mano de obra, devolución de IVA a turistas, entre otros, y los nuevos ingresos permanentes, recibiendo además las regiones el 1% de la inversión de grandes proyectos que se realicen en su territorio (mayores de US$10 millones) así como recursos distribuidos mediante mecanismo de compensación interregional.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA