OPINIÓN

2 años en la cuenta pública de la izquierda ( Patricio Urquieta Garcia, ex Intendente Región de Atacama )

 

Los asuntos macroeconómicos tienen menor relevancia en una conversación cotidiana que los aspectos de la economía familiar. Aunque su relación e importancia son innegables, el efecto de la política en tales ámbitos revela que la elección de gobernantes y parlamentarios es una responsabilidad trascendental.

 

Luego de 2 años de Gobierno del Presidente Boric, el INE muestra 3 asuntos que dejan de manifiesto la situación del país. En 14 regiones se incrementó la desocupación, y Atacama fue líder nacional. Chile tiene un 8,7% de desempleo; Atacama, un 9,5%. La economía de Chile se estancó –también ocurrió con Bachelet 2–, con un promedio de crecimiento del 1,2% anual. Es el peor resultado económico desde que retornó la democracia, aun cuando el cobre ha tenido el mejor precio desde 1987, según Cochilco. Finalmente, la inflación aumentó en un 20,1% y la vida tiene un costo más alto para todos los chilenos, especialmente en las zonas mineras.

 

La cuenta pública presidencial debiera abordar aquellos signos de la economía del país. Por cierto, no podrá ignorar que cerró la Fundición Paipote de Enami, ni el caso convenios o fundaciones, o que los delincuentes indultados estén nuevamente presos, y menos aún que las pensiones vitalicias a los octubristas sean mejores que las de los adultos mayores; o que el SLEP se ocupó como un botín y que la licitación del litio se sustituyó por un acuerdo privado. Seguramente la locución presidencial dirá “avanzamos”, aunque en la intimidad de su conciencia sabe que –a partir de una reflexión de Lucy Oporto– se acusa un plan de manipulación social basada en una estratégica y peligrosa ambigüedad.

 

En todo diálogo ciudadano acerca del empleo –la prioridad de una familia para subsistir– el tema principal es la perspectiva regional sobre inversiones. Según el INE, todos los índices de Atacama muestran cifras negativas: la producción minera es –12,2%, las exportaciones regionales –20,7%, y la generación de energía –2,6%. Así el Gobierno de la coalición estatista, comunista y octubrista muestra los “avances” de la política de izquierda

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba