Connect with us

Incendios forestales dañan más de 10.800 hectáreas

Publicado

on

Cuarenta y siete incendios forestales activos, que afectan a cuatro regiones del país y que hasta ayer dañaron una superficie de 10.856 hectáreas de vegetación, fue el reporte que dio a conocer la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi).

Respecto a los siniestros activos que se combaten en las regiones del Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, según las autoridades, ayer las brigadas lograron un positivo avance: el control de 78 focos. En los operativos para extinguir las llamas trabajan brigadistas de Conaf, Bomberos, Fuerzas Armadas y el Sistema Nacional de Protección Civil.

De acuerdo al reporte de la Onemi, el incendio forestal que afecta al sector de Santa Lucía, en la comuna de Tucapel, Región del Biobío, dañó una superficie de 2.315 hectáreas. En la Región de Valparaíso, un total de cinco hectáreas de arbolado nativo, eucaliptos y matorrales han sido consumidas por el fuego en el sector de San José, en la comuna de Algarrobo. Debido a la cercanía de las viviendas, las autoridades decretaron alerta roja. En tanto, según el reporte de la Onemi, el incendio forestal que afecta a la Reserva Nacional “China Muerta”, en la comuna de Melipeuco, han consumido una superficie -por confirmar- de 6.504 hectáreas.

El director interino de Conaf en la Araucanía, Alfredo Mascareño, dijo que en la zona “se trabaja con un total de 28 brigadas en los cuatro incendios forestales que nos importan, que representan 357 personas, aproximadamente, en línea trabajando, 10 helicópteros y 43 maquinaria pesada”. Agregó que a éstos se suman “cuatro aviones y estamos a la espera de un quinto”, proveniente de la V Región.

El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, dijo que “la embajada de Estados Unidos se ha comprometido para trasladar retardantes químicos para atacar el incendio en La Araucanía. Probablemente un avión militar estaría siendo trasladado a Chile en las próximas horas”. En la Región de Los Lagos, se mantienen activos 27 focos de incendios que han consumido cerca de 300 hectáreas de vegetación. La situación más compleja está en los sectores rurales de Pullinque, en Panguipulli; Champel, en Río Bueno, y El Avellano, en Máfil.

El intendente de la zona, Egon Montecinos, aclaró ayer que “declaramos la alerta roja regional, porque existen 27 incendios forestales, de los cuales ocho aún están en combate. Tres son de mayor complejidad porque están cerca de centros poblados”.

Fuente: Latercera.cl

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ATACAMA

ProChile abre las inscripciones para una nueva versión de su encuentro exportador dedicado a los proveedores mineros

Publicado

on

Por

La actividad, que se desarrollará entre el 24 y 26 de agosto en formato online, espera reunir a más de 200 empresas: 150 nacionales y 50 importadores y tomadores de decisión de mercados como Perú, Brasil, Colombia, Bolivia, Ecuador, Argentina, Panamá, México, Canadá, Australia, Rusia e Indonesia.

 

(más…)

Continuar Leyendo

PAÍS

Falta de stock: Paris apunta a municipios que usaron vacunas Pfizer a quienes no correspondían

Publicado

on

Por

En tanto, este miércoles recibió 298.350 dosis de Pfizer, las que serán distribuidas por la tarde y la mañana del jueves. Para el viernes se prevé la llegada de un millón de Sinovac. (más…)

Continuar Leyendo

OPINIÓN

La soledad de las y los profesionales de la educación en el retorno al aula ( Marcelo Trivelli , Fundación Semilla )

Publicado

on

Por

 

Una de las profesiones que ha debido enfrentar los mayores desafíos de adaptación a las condiciones generadas por la pandemia de Covid-19 son las y los profesionales de la educación. Han sido dieciocho meses difíciles para los que nadie estaba preparado, sin embargo, al regresar a las aulas nadie se está haciendo cargo del daño socioemocional que han experimentado. Las y los profesionales de la educación se encuentran en soledad al retornar a las aulas.

Niñas, niños y jóvenes también han sido dañados psicológicamente por las condiciones de la pandemia, pero su salud mental no es prioridad. Se continúa privilegiando los aprendizajes tradicionales que se miden en las pruebas estandarizadas, como por ejemplo el SIMCE, a pesar que la evidencia científica señala que mientras mayor es el bienestar socioemocional de una comunidad, mejor es el aprendizaje de las materias señaladas.

El Ministerio de Educación de Chile ha destinado $25.000 millones adicionales, poco menos de $2,5 millones por establecimiento, para apoyar el retorno a clases presenciales en todos los colegios y jardines que reciben recursos públicos en el país para implementar medidas sanitarias, pero nada se dice de apoyo socioemocional para docentes y estudiantado.

La crisis sanitaria ha causado estragos en la educación, pero no lograremos recuperar lo perdido haciendo lo mismo de siempre. Hemos tenido un año y medio para cuestionar las bases del sistema educacional y en Fundación Semilla asumimos el desafío de encontrar las oportunidades que nos ofrecía la crisis para mejorar la educación de niñas, niños y jóvenes.

Durante el año 2020, elaboramos el Decálogo del Retorno a Clases en el que se destaca, en primer lugar, que se puede lograr más aprendizajes con menos contenidos. Para ello proponemos mantener la flexibilidad curricular, autorizada excepcionalmente por el Ministerio de Educación, priorizando aquellos objetivos imprescindibles para avanzar en nuevos aprendizajes y aquellos integradores y significativos que permitan aprendizajes para integrarse como sujetos activos frente a los desafíos sociales.

El segundo punto del Decálogo da cuenta de la importancia de las emociones y los vínculos que se establecen en las comunidades educativas. Hasta antes de la pandemia las dábamos por aseguradas por el solo hecho de la presencialidad en la escuela sin trabajarlas ni apoyar a quienes se iban quedando rezagados. La calidad de la convivencia escolar y la adquisición de habilidades sociales, emocionales y ciudadanas, deben mantener una alta relevancia pedagógica.

Hacer realidad estas oportunidades no será tarea fácil. El sistema educacional necesita hacer suyo esta nueva mirada ofreciendo apoyo socioemocional y capacitación a las y los profesionales de la educación, así como nuevas herramientas pedagógicas que apoyen la labor docente.

La educación se comporta como un gran buque de carga que tiene grandes dificultades para cambiar de rumbo.  Lamentablemente, mientras el retorno a clases avanza, vemos la soledad en que se encuentran las y los profesionales de la educación.

 

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA