Connect with us

General González alzó la voz por Instituto Nacional de Derechos Humanos

Publicado

on

El personero se mostró preocupado por la imagen de la institución después de aparecer en el informe del INDH por los abusos en las marchas estudiantiles, asegurando que el instituto no ve los “esfuerzos” de la policía y recordó casos como el del fallecido Cabo Gálvez en el Día del Joven Combatiente.

 

En una extensa carta fechada el 2 de abril pasado y dirigida a la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fries, el general director de Carabineros, Gustavo González Jure, afirmó que el cometido de la institución goza de “reconocimiento internacional y más aún, de la propia ciudadanía como un promotor y protector de sus derechos vulnerados y garante de la paz social”.

De esta manera, el general González Jure respondió a las críticas del INDH por la “represión” de Carabineros en las marchas estudiantiles, críticas que fueron incluidas en el texto Informe de Derechos Humanos para Estudiantes, que se reparte a alumnos de séptimo básico a cuarto medio.

En su carta, el general González expresó su preocupación porque “el Instituto Nacional de Derechos Humanos que Usted dirige no dé el énfasis y difusión pertinente a esa condición de esta policía uniformada, y asimismo, no se reconozca en su real dimensión los esfuerzos y sacrificios del personal institucional, que para velar por el respeto de los derechos de la ciudadanía resulta muerto o lesionado grave y en muchos casos con secuelas de por vida”.

La nota también afirma que el INDH “normalmente sólo toma conocimiento de acciones judiciales (generalmente amparos o querellas) emprendidas en contra de Carabineros de Chile o de su personal, según el caso, sin siquiera primeramente efectuar las consultas respectivas a nivel de los órganos territoriales o funcionales de la Institución, a objeto de contrastar las distintas versiones que pudieren existir respecto de un supuesto hecho denunciado por un particular, que ha estimado vulnerado sus derechos en algún procedimiento policial determinado”.

Según el general director, desde su nombramiento al mando de esta Carabineros “ha impulsado activamente la promoción de una cultura de apego y respeto a los derechos humanos, lo cual se refleja en las actuales mallas en nuestros planteles docentes y constante capacitación al respecto, sin perjuicio de concretar además la formalización de nuestros protocolos de actuación en procedimientos de control de orden público».

El general González añade que “Carabineros de Chile por mandato constitucional se encuentra obligado a actuar para velar por el orden público y la no afectación de derechos de los ciudadanos”, aunque admite “con dolor” algunos casos específicos y muy puntuales de abusos.

Asimismo, el general director menciona que en 2014 en el Hospital de Carabineros fueron atendidos 1.551 funcionarios que resultaron lesionados en procedimientos policiales y recuerda los casos de efectivos gravemente heridos en actos de servicio o fallecidos, como ocurrió con el cabo Alejandro Gálvez, en el último Día del Joven Combatiente en la capital.

Finalmente, por todo lo expuesto en la carta, el general director expresó su preocupación por la imagen de Carabineros, “al no promover la Institución que Ud. dirige, la real función de Carabineros como promotor y ente encargado de colaborar en garantizar el real ejercicio de los derechos fundamentales”.

ATON CHILE

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PAÍS

Falta de stock: Paris apunta a municipios que usaron vacunas Pfizer a quienes no correspondían

Publicado

on

Por

En tanto, este miércoles recibió 298.350 dosis de Pfizer, las que serán distribuidas por la tarde y la mañana del jueves. Para el viernes se prevé la llegada de un millón de Sinovac. (más…)

Continuar Leyendo

OPINIÓN

La soledad de las y los profesionales de la educación en el retorno al aula ( Marcelo Trivelli , Fundación Semilla )

Publicado

on

Por

 

Una de las profesiones que ha debido enfrentar los mayores desafíos de adaptación a las condiciones generadas por la pandemia de Covid-19 son las y los profesionales de la educación. Han sido dieciocho meses difíciles para los que nadie estaba preparado, sin embargo, al regresar a las aulas nadie se está haciendo cargo del daño socioemocional que han experimentado. Las y los profesionales de la educación se encuentran en soledad al retornar a las aulas.

Niñas, niños y jóvenes también han sido dañados psicológicamente por las condiciones de la pandemia, pero su salud mental no es prioridad. Se continúa privilegiando los aprendizajes tradicionales que se miden en las pruebas estandarizadas, como por ejemplo el SIMCE, a pesar que la evidencia científica señala que mientras mayor es el bienestar socioemocional de una comunidad, mejor es el aprendizaje de las materias señaladas.

El Ministerio de Educación de Chile ha destinado $25.000 millones adicionales, poco menos de $2,5 millones por establecimiento, para apoyar el retorno a clases presenciales en todos los colegios y jardines que reciben recursos públicos en el país para implementar medidas sanitarias, pero nada se dice de apoyo socioemocional para docentes y estudiantado.

La crisis sanitaria ha causado estragos en la educación, pero no lograremos recuperar lo perdido haciendo lo mismo de siempre. Hemos tenido un año y medio para cuestionar las bases del sistema educacional y en Fundación Semilla asumimos el desafío de encontrar las oportunidades que nos ofrecía la crisis para mejorar la educación de niñas, niños y jóvenes.

Durante el año 2020, elaboramos el Decálogo del Retorno a Clases en el que se destaca, en primer lugar, que se puede lograr más aprendizajes con menos contenidos. Para ello proponemos mantener la flexibilidad curricular, autorizada excepcionalmente por el Ministerio de Educación, priorizando aquellos objetivos imprescindibles para avanzar en nuevos aprendizajes y aquellos integradores y significativos que permitan aprendizajes para integrarse como sujetos activos frente a los desafíos sociales.

El segundo punto del Decálogo da cuenta de la importancia de las emociones y los vínculos que se establecen en las comunidades educativas. Hasta antes de la pandemia las dábamos por aseguradas por el solo hecho de la presencialidad en la escuela sin trabajarlas ni apoyar a quienes se iban quedando rezagados. La calidad de la convivencia escolar y la adquisición de habilidades sociales, emocionales y ciudadanas, deben mantener una alta relevancia pedagógica.

Hacer realidad estas oportunidades no será tarea fácil. El sistema educacional necesita hacer suyo esta nueva mirada ofreciendo apoyo socioemocional y capacitación a las y los profesionales de la educación, así como nuevas herramientas pedagógicas que apoyen la labor docente.

La educación se comporta como un gran buque de carga que tiene grandes dificultades para cambiar de rumbo.  Lamentablemente, mientras el retorno a clases avanza, vemos la soledad en que se encuentran las y los profesionales de la educación.

 

Continuar Leyendo

ATACAMA

Atacama sumó este miércoles 25 casos nuevos de Covid y 298 activos

Publicado

on

Por

Positividad volvió a subir al 5%, la segunda más alta del país.

(más…)

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA