Connect with us

Obama regresa a Kenia, la cuna de su padre

Publicado

on

Hace nueve años que Barack Obama no visita Kenia, el país donde vive su familia paterna. El Presidente estadounidense se reencontrará con sus raíces africanas por primera vez desde que asumió la Casa Blanca en 2009, para asistir a la Cumbre Global de Emprendedores (GES), en julio. Un viaje que fue confirmado pese al ataque contra la Universidad de Garissa que dejó 147 fallecidos.

Obama no ha tenido un vínculo estrecho con su familia paterna, a pesar de lo cual, el mandatario viajó en tres ocasiones a Kogelo, donde aún residen sus parientes originarios de la tribu Luo y su abuela Sarah de 93 años. Su último viaje fue en 2006, cuando era senador por Illinois. Así que lo de julio será su primera vez como Presidente.

Las relaciones familiares de Obama en Kenia no han estado exentas de polémicas. Algunos miembros del Tea Party y los llamados “birthers” estaban convencidos de que Obama no nació en Hawai y que por lo tanto, no podría ser Presidente (sólo pueden serlo quiene han nacido en territorio norteamericano). Las presiones políticas internas incluso lo llevaron a publicar su certificado de nacimiento en 2011. Y dos años después, el mandatario evitó viajar al país de sus ancestros en una gira por Africa. Según el gobierno norteamericano, esto se debió a la crítica situación que atravesaba Kenia bajo el mandato de Uhuru Kenyatta, acusado de cometer crímenes de lesa humanidad.

Los orígenes de Obama provienen de una humilde villa agrícola en Kogelo, a 500 kilómetros del noroeste de Nairobi, la capital. Sus abuelos eran granjeros de la tribu Luo. Su abuelo, Hussein Onyango Obamahad, era un curandero de la tribu que profesaba el islam y su padre Barack Obama, creció en medio de la pobreza de la villa pastoreando cabras y asistiendo a la escuela local. “Los Luo criaban cabras y vivían en chozas de barro. Se alimentaban con maíz, batatas y algo que se llamaba mijo”, escribió Obama en su autobiografía Los sueños de mi padre, publicada en 1995.

Cuando el padre de Obama estudiaba en Nairobi, recibió una beca para estudiar en Hawai. Ahí, a la edad de 23 años conoció a Ann Dunham, una joven blanca de 18 años nacida en Kansas, con la que se casó en 1960. Un año después nació Obama. Sin embargo, la relación del Presidente con su padre fue siempre distante. Cuando Obama tenía dos años y vivía en Hawai, su padre decidió abandonar a la familia para continuar sus estudios de Economía en Harvard. “Mi padre era un mito para mí, un hombre que había dejado Hawai en el 63 cuando yo tenía solo dos años. Entonces como niño, sólo lo conocí a través de las historias que mi madre y mis abuelos me contaban”, escribió en su autobiografía.

El primer viaje de Obama a Kenia fue en 1987, cuando tenía 26 años. En esta oportunidad pudo conocer a su abuela Sarah por primera vez. Mientras que su segundo viaje, en 1994, lo acercaría a la realidad de Africa y de los países atrapados por la inestabilidad y el hambre.

En 2006, cuando era senador, Barack Obama regresó al país en el marco de una campaña para crear conciencia sobre el Sida. En ese entonces, fue recibido en Nairobi como una “estrella de rock”. Miles de kenianos esperaron en las calles por horas a su compatriota. Y los periódicos locales se desbordaron escribiendo sobre “el retorno del hijo”, según consignó The New York Times.

Muchos kenianos consideran a Obama como uno de los suyos -y cuando fue electo Presidente- el país celebró en grande. En Kenia decretaron el jueves 6 de noviembre, como feriado nacional en su honor. El ex Presidente keniano, Mwai Kibaki, fue el primero en felicitarlo: “La victoria de Obama es nuestra propia victoria por sus orígenes aquí en Kenia, un país que esta lleno de orgullo por su éxito”. “Sería lo mejor si planea visitar a Mamá Sarah Obama aquí en Siaya, como lo hizo cuando se encontraba en 2006. Aquí Obama rezó en la tumba de su padre”, contó el gobernador de Siaya, Cornel Rasanga.

Fuente: LATERCERA.CL

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ATACAMA

Asume nuevo Director de IPS – ChileAtiende Atacama

Publicado

on

Por

Hugo Plaza Piña, Ingeniero Comercial y Magíster en Administración MBA-USM, con experiencia en la administración pública y el mundo académico, es el nuevo Director Regional del Instituto de Previsión Social.  (más…)

Continuar Leyendo

PODCAST DE NOTICIAS

PODCAST: Vacunas contra el Covid 19 – ¿Cómo funcionan y cuales son sus diferencias? Acá aclaramos sus dudas

Publicado

on

Por

Continuar Leyendo

OPINIÓN

«Prepararnos para el escenario laboral post pandemia» Por Joel Devia (Director Administración y Finanzas, UCEN Coquimbo)

Publicado

on

Por

Estos días estamos viviendo lo más cruel de la pandemia: El nivel de contagio ha impactado a todos los sectores sociales y económicos de nuestra región, con la restricción al máximo de las actividades del comercio, lo que afecta principalmente a las medianas y pequeñas empresas, llevándolas a reestructurar sus labores y solo funcionar con personas en actividades esenciales, lo que afecta de forma considerable el presupuesto familiar.

Lo más grave y delicado es que muchas trabajadoras y trabajadores viven de lo que generan con su esfuerzo diario y por las condiciones de cuarentena total, quedan imposibilitadas de llevar el sustento a sus hogares, lo que además provoca en el corto plazo una situación de morosidad en sus compromisos financieros.

Según el último informe del INE el desempleo regional sigue en dos dígitos con un 12,2% en el trimestre noviembre – enero 2021, la cifra más alta de nuestro país. Las empresas han tenido que reducir personal y horas de trabajo, lo que ha perjudicado principalmente a las PYMES de la región. Si bien las autoridades han hecho todos los esfuerzos para mitigar el efecto Covid-19, no solo en términos sanitarios, sino que también en lo financiero, el efecto de esta pandemia ha sido tan destructivo que dichas medidas son insuficientes.

El cierre de fronteras, las cuarentenas, las interrupciones de los mercados globales, de la cadena de suministro y del comercio están afectando fuertemente a las economías domésticas. En este sentido, los sectores más perjudicados en la zona se concentran en la agricultura, el turismo, el transporte público, las empresas de servicios, las actividades informales y por sobre todo los emprendedores de la región. Por ello, es importante que la ayuda llegue en tiempo y oportunidad.

La crisis ha sido lapidaria. Lo mejor que podemos hacer es aprovechar el confinamiento impuesto para prepararnos, capacitarnos en los temas que nos compete a cada uno, seguir actualizándonos y avanzar en la especialización porque el día que volvamos a la normalidad, las empresas y las industrias necesitarán mano de obra calificada, capaz de adaptarse a nuevos escenarios, porque la forma de hacer las cosas ya cambió.

Para finalizar, no puedo dejar de mandar un mensaje de esperanza a toda la comunidad regional, a los trabajadores y en especial a aquellos que perdieron su fuente laboral, a los que están sufriendo por la pérdida de un ser querido o tienen un familiar con Covid-19. Esto pasará en algún momento y vendrán nuevas y mejores oportunidades para todos.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA