Connect with us

«Atacama, 25M, hermosos rayos , truenos y relámpagos…» por Marcelo Molina (arquitecto)

Publicado

on

Esa noche hubo, rayos, truenos y relámpagos…..el tranque Lautaro se llenará de agua, pienso….pero me corrigen, el tranque está lleno de tierra, es decir, con suerte embalsará dos tazas de agua…..
Porque así se trabaja en Atacama, todo mal, todo a medias……  por eso, 100 ml. de agua en dos días, hace que pase lo que pasó.
Para los que llegamos un lejano día a Atacama a aportar un granito y transformarla a través de estudios y obras en un territorio con “calidad de vida”, la pena de no poder lograr nada a la vuelta de 25 años, es inmensa…… En mi caso particular, -que preferí volver a aportar a Atacama, en vez de quedarme a trabajar después de mi beca, en California-, es inexplicable la desidia e ignorancia con que se trabaja acá, incluyendo el componente político y exógeno-centralista que ahoga a las regiones del norte de Chile, las que les dan de comer al resto del país. También componentes locales, de malas decisiones, de prioridades poco técnicas y de arrebatos o derechos mal concebidos que impiden tomar buenas decisiones y darles curso.
Vuelvo a los rayos y a este evento.
Ocurren cada tanto, como los sismos en Chile. No cada 100 años, sino con mucha mayor frecuencia. En internet y con ayuda de los historiadores locales se puede hacer una muy interesante reseña.
La región no está preparada, porque si sólo nos remitimos a este último evento, voy a mencionar solo algunos puntos básicos, de planificación, obras y mantención, que no tienen respuesta.
1.      Los cauces troncales.
El cauce del rio Copiapó y la quebrada del Salado. Ambos llegan al mar. Ninguna tiene delimitado y preparado el trayecto de su cauce para guiar este caudal extraordinario al mar…… están llenos de estrangulamientos, sin profundidad, sin gaviones, sin obras de arte bajo puentes o badenes, etc. Convertidos muchas veces en vertederos clandestinos, con colchones, muebles, troncos, etc., taponeando el caudal.
2.      Las quebradas tributarias.
Si uno hace un mapa de las quebradas tributarias en la zona, especialmente si en vez de caer nieve cae agua lluvia, se encontraría con la posibilidad de retener y embalsar agua en muchos puntos, cuando suceden estos eventos. A raíz de ello, recuerdo conversaciones con Ximena Andrés (Q.E..PD) y Marcos López, ex alcalde, que dieron origen a proteger las poblaciones altas de Copiapó después del evento de 1997, y que en este caso, funcionaron como una excepción….de maravillas.
Estos embalses retenedores permiten evacuar agua en forma regulada y no lodo con absoluta espontaneidad.
3.      La escorrentía en suelos arcillosos.
La red de conexiones entre los embalses retenedores y los cauces troncales fue saturada. En la medida que llueve más, y se urbaniza el territorio, aumentan los coeficientes de saturación y escorrentía, en especial en suelos arcillosos.
En este caso, son dos los aspectos básicos a resolver. Uno, la red de evacuación que en el caso de ciudades con lluvia continua da origen a los colectores de aguas lluvias, y dos, las zonas inundables, o de drenajes para grandes cantidades de agua que no alcanzan a ser evacuadas. Estos parques o zonas inundables deben localizarse y ser trabajados para drenar y recargar las napas de modo sistemático, con el conocimiento y socialización de todos.
4.      La educación cívica de la población.
Por ejemplo, se ocupan zonas de riesgos para tomas, se levantan tapas de alcantarillado cuando se ve sobrepasados los cauces  normales. Alguien conoce las consecuencias?
Zonas de riesgos en un territorio como el Chileno, con más de un 78% de superficies en pendientes, existen en los cuatro sentidos….. la educación cívica (del vivir en comunidad,  no de politiquería barata y demagógica) debe hacer entender y qué hacer a la ciudadanía en estos eventos naturales, igualmente en sismos, tsunamis, etc., de ello depende el tamaño del daño y su reparación. Levantar cámaras de alcantarillado hará que el lodo entre y tape el sistema de alcantarillado, con las consecuencias sanitarias que estamos viendo en Atacama…..
5.      La mantención de las obras.
Antiguamente existían departamentos del Ejército de Chile que mantenían vigentes y servibles, las obras que se hacían en los cauces y quebradas, por pequeñas que fueren, como también de algún departamento de Vialidad con su equipo de maquinaria pesada. Desaparecieron a fines de los 90. Hoy, nadie se hace cargo.
En fin, es triste mirar que una expectativa de agua para una región en sequía, nos herede lo que estamos viendo, unos 9.000.000 de cubos de barros y fecas repartidos en todas las localidades que suman unas 150.000 personas afectadas, el valle, sus plantaciones e instalaciones, el comercio y unos 35.000 puestos de trabajo, 40.000 estudiantes sin estudiar, etc……  y no en una alegría como debería haber sido.  Los responsables, aquellos que teniendo la posibilidad de pensar y hacer, se preocupan de temas poco técnicos por decirlo suavemente… Por último, recordamos haber planteado el año 1995, en la entrega al MINVU del Plan Intercomunal Costero de Atacama, zonas ideales para hacer nuevas urbanizaciones en Atacama, de calidad, con la tecnología y los conocimientos de hoy, de modo de los Atacameños tuviesen un vivir mejor a partir del siglo XXI, mencionaré solo dos, primero, el sector de 6.000 há sobre el Llano de las Liebres, que se eliminó del Plan, y un segundo en Bahía Salado, que de modo indirecto, al no contar con energía y agua, se ha pospuesto.
Quizás, para que internalicemos esto que ha sucedido, deberán ocurrir más eventos para entenderlo. Ojalá no sea así.

Arq. Marcelo Molina Ross

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PAÍS

Falta de stock: Paris apunta a municipios que usaron vacunas Pfizer a quienes no correspondían

Publicado

on

Por

En tanto, este miércoles recibió 298.350 dosis de Pfizer, las que serán distribuidas por la tarde y la mañana del jueves. Para el viernes se prevé la llegada de un millón de Sinovac. (más…)

Continuar Leyendo

OPINIÓN

La soledad de las y los profesionales de la educación en el retorno al aula ( Marcelo Trivelli , Fundación Semilla )

Publicado

on

Por

 

Una de las profesiones que ha debido enfrentar los mayores desafíos de adaptación a las condiciones generadas por la pandemia de Covid-19 son las y los profesionales de la educación. Han sido dieciocho meses difíciles para los que nadie estaba preparado, sin embargo, al regresar a las aulas nadie se está haciendo cargo del daño socioemocional que han experimentado. Las y los profesionales de la educación se encuentran en soledad al retornar a las aulas.

Niñas, niños y jóvenes también han sido dañados psicológicamente por las condiciones de la pandemia, pero su salud mental no es prioridad. Se continúa privilegiando los aprendizajes tradicionales que se miden en las pruebas estandarizadas, como por ejemplo el SIMCE, a pesar que la evidencia científica señala que mientras mayor es el bienestar socioemocional de una comunidad, mejor es el aprendizaje de las materias señaladas.

El Ministerio de Educación de Chile ha destinado $25.000 millones adicionales, poco menos de $2,5 millones por establecimiento, para apoyar el retorno a clases presenciales en todos los colegios y jardines que reciben recursos públicos en el país para implementar medidas sanitarias, pero nada se dice de apoyo socioemocional para docentes y estudiantado.

La crisis sanitaria ha causado estragos en la educación, pero no lograremos recuperar lo perdido haciendo lo mismo de siempre. Hemos tenido un año y medio para cuestionar las bases del sistema educacional y en Fundación Semilla asumimos el desafío de encontrar las oportunidades que nos ofrecía la crisis para mejorar la educación de niñas, niños y jóvenes.

Durante el año 2020, elaboramos el Decálogo del Retorno a Clases en el que se destaca, en primer lugar, que se puede lograr más aprendizajes con menos contenidos. Para ello proponemos mantener la flexibilidad curricular, autorizada excepcionalmente por el Ministerio de Educación, priorizando aquellos objetivos imprescindibles para avanzar en nuevos aprendizajes y aquellos integradores y significativos que permitan aprendizajes para integrarse como sujetos activos frente a los desafíos sociales.

El segundo punto del Decálogo da cuenta de la importancia de las emociones y los vínculos que se establecen en las comunidades educativas. Hasta antes de la pandemia las dábamos por aseguradas por el solo hecho de la presencialidad en la escuela sin trabajarlas ni apoyar a quienes se iban quedando rezagados. La calidad de la convivencia escolar y la adquisición de habilidades sociales, emocionales y ciudadanas, deben mantener una alta relevancia pedagógica.

Hacer realidad estas oportunidades no será tarea fácil. El sistema educacional necesita hacer suyo esta nueva mirada ofreciendo apoyo socioemocional y capacitación a las y los profesionales de la educación, así como nuevas herramientas pedagógicas que apoyen la labor docente.

La educación se comporta como un gran buque de carga que tiene grandes dificultades para cambiar de rumbo.  Lamentablemente, mientras el retorno a clases avanza, vemos la soledad en que se encuentran las y los profesionales de la educación.

 

Continuar Leyendo

ATACAMA

Atacama sumó este miércoles 25 casos nuevos de Covid y 298 activos

Publicado

on

Por

Positividad volvió a subir al 5%, la segunda más alta del país.

(más…)

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA