Connect with us

Gobierno inicia proceso de reconstrucción en quebrada de San Antonio con instalación de piscinas decantadoras

Publicado

on

El próximo lunes se instalaran funcionarios del MINVU en el sector, para continuar con las evaluaciones de las viviendas.

Tras recorrer la quebrada de San Antonio, ubicada en la comuna de Tierra Amarilla, el Intendente de Atacama, Miguel Vargas, y el SEREMI de Obras Públicas, Juan Carlos Guirao, junto a profesionales de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), del MOP y de Minera Caserones, se comprometieron a realizar una piscina decantadora en el lugar para mitigar la fuerza del agua cuando esta baje al sector poblado, y a la vez, encausar la corriente donde no existan hogares.

Vargas manifestó que el compromiso con los vecinos de San Antonio, “es otorgar seguridad y confianza a los pobladores que se vieron violentamente afectados por la bajada con fuerza de la quebrada”, precisando que “se desarrollarán obras en el lugar y regresaremos la quebrada a su cauce natural. Según los expertos de la DOH es posible realizar estos trabajos”.

“Vamos a monitorear la situación. Tenemos el apoyo de Caserones, empresa que ha manifestado su voluntad de trabajar junto al Gobierno en la solución de los problemas. A partir del miércoles, iniciaremos los trabajos con maquinaria aquí en la quebrada”, agregó la máxima autoridad regional.

El SEREMI de Obras Públicas, Juan Carlos Guirao, argumentó que el recorrido fue productivo, y sostuvo que “hemos determinado dos proyectos a realizar. El primero es la creación de una piscina decantadora, que permitirá mitigar la fuerza con la que pueda bajar la quebrada en un evento futuro, y además, pretendemos encausar la corriente del agua en caso que exista, hacia el lado poniente de la quebrada, donde no estén ubicados hogares habitados”.

“Si el agua retorna, esta no iría en dirección oriente, donde se produjo el mayor daño en este sector. Todas las obras estarán a cargo de los ingenieros de la Dirección de Obras hidráulicas, que están trabajando tanto a nivel central, como región”, detalló Guirao.

El Intendente de Atacama, sostuvo que el trabajo a realizar en San Antonio, “es identificar terrenos seguros que permitan, por ejemplo, construir viviendas de emergencia, o pensar en un proyecto de vivienda definitivo. Acá hay mucha preocupación por el futuro y como Gobierno tenemos que hacernos cargo de ello”.

“Hemos dicho a los vecinos, que mientras no se desarrollen obras de mitigación, es difícil que la viviendas se puedan localizar en el mismo lugar donde estaban y están. El próximo lunes se instalaran funcionarios del MINVU para continuar con las evaluaciones de las viviendas, que recordemos, junto a la ficha EFU, son los dos requisitos para optar a los beneficios que está entregando el Gobierno”, puntualizó Vargas.

Para finalizar el Intendente fue enfático, y declaró que “con estas obras, podremos iniciar un proceso seguro de reconstrucción aquí en San Antonio. La tragedia golpeo a gran parte de la región y estamos desde el primer día desplegados como Gobierno para apoyar a la personas afectadas e informar sobre los beneficios que está entregando el Gobierno”

“Aquí el daño fue considerable, muchos perdieron sus viviendas, y por ello el Gobierno está ofreciendo alternativas para mitigar los efectos de la catástrofe, desde el Bono de Enseres y Ropa, Subsidio de Acogida, Subsidio de Arriendo, hasta las viviendas de emergencias”, concluyó Vargas.

 

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PAÍS

Falta de stock: Paris apunta a municipios que usaron vacunas Pfizer a quienes no correspondían

Publicado

on

Por

En tanto, este miércoles recibió 298.350 dosis de Pfizer, las que serán distribuidas por la tarde y la mañana del jueves. Para el viernes se prevé la llegada de un millón de Sinovac. (más…)

Continuar Leyendo

OPINIÓN

La soledad de las y los profesionales de la educación en el retorno al aula ( Marcelo Trivelli , Fundación Semilla )

Publicado

on

Por

 

Una de las profesiones que ha debido enfrentar los mayores desafíos de adaptación a las condiciones generadas por la pandemia de Covid-19 son las y los profesionales de la educación. Han sido dieciocho meses difíciles para los que nadie estaba preparado, sin embargo, al regresar a las aulas nadie se está haciendo cargo del daño socioemocional que han experimentado. Las y los profesionales de la educación se encuentran en soledad al retornar a las aulas.

Niñas, niños y jóvenes también han sido dañados psicológicamente por las condiciones de la pandemia, pero su salud mental no es prioridad. Se continúa privilegiando los aprendizajes tradicionales que se miden en las pruebas estandarizadas, como por ejemplo el SIMCE, a pesar que la evidencia científica señala que mientras mayor es el bienestar socioemocional de una comunidad, mejor es el aprendizaje de las materias señaladas.

El Ministerio de Educación de Chile ha destinado $25.000 millones adicionales, poco menos de $2,5 millones por establecimiento, para apoyar el retorno a clases presenciales en todos los colegios y jardines que reciben recursos públicos en el país para implementar medidas sanitarias, pero nada se dice de apoyo socioemocional para docentes y estudiantado.

La crisis sanitaria ha causado estragos en la educación, pero no lograremos recuperar lo perdido haciendo lo mismo de siempre. Hemos tenido un año y medio para cuestionar las bases del sistema educacional y en Fundación Semilla asumimos el desafío de encontrar las oportunidades que nos ofrecía la crisis para mejorar la educación de niñas, niños y jóvenes.

Durante el año 2020, elaboramos el Decálogo del Retorno a Clases en el que se destaca, en primer lugar, que se puede lograr más aprendizajes con menos contenidos. Para ello proponemos mantener la flexibilidad curricular, autorizada excepcionalmente por el Ministerio de Educación, priorizando aquellos objetivos imprescindibles para avanzar en nuevos aprendizajes y aquellos integradores y significativos que permitan aprendizajes para integrarse como sujetos activos frente a los desafíos sociales.

El segundo punto del Decálogo da cuenta de la importancia de las emociones y los vínculos que se establecen en las comunidades educativas. Hasta antes de la pandemia las dábamos por aseguradas por el solo hecho de la presencialidad en la escuela sin trabajarlas ni apoyar a quienes se iban quedando rezagados. La calidad de la convivencia escolar y la adquisición de habilidades sociales, emocionales y ciudadanas, deben mantener una alta relevancia pedagógica.

Hacer realidad estas oportunidades no será tarea fácil. El sistema educacional necesita hacer suyo esta nueva mirada ofreciendo apoyo socioemocional y capacitación a las y los profesionales de la educación, así como nuevas herramientas pedagógicas que apoyen la labor docente.

La educación se comporta como un gran buque de carga que tiene grandes dificultades para cambiar de rumbo.  Lamentablemente, mientras el retorno a clases avanza, vemos la soledad en que se encuentran las y los profesionales de la educación.

 

Continuar Leyendo

ATACAMA

Atacama sumó este miércoles 25 casos nuevos de Covid y 298 activos

Publicado

on

Por

Positividad volvió a subir al 5%, la segunda más alta del país.

(más…)

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA