Connect with us

Huelga paraliza Argentina y aumenta tensión de Cristina K con el peronismo

Publicado

on

A la huelga de ayer convocada por los transportistas se sumaron las tres grandes centrales sindicales que se definen como peronistas.

Puede haber sido el paro de despedida. Las mayores centrales sindicales argentinas se sumaron ayer al paro nacional convocado por la Confederación de Trabajadores del Transporte (Catt), y lograron paralizar buena parte del país. Se trató de la quinta protesta de este tipo desde que Cristina Fernández de Kirchner llegó a la Casa Rosada, en 2007, y la segunda en lo que va del año (la anterior fue en marzo).

Aunque entre las razones para convocar el paro están las demandas de los sindicatos por una rebaja al impuesto que grava al salario y el aumento de los sueldos por encima del 27% que fijó como techo el gobierno, resulta difícil ignorar el momento político, es decir, un día antes de que deban inscribirse las listas electorales de cara a las primarias obligatorias de agosto y a cuatro meses de las elecciones presidenciales de octubre donde debe salir el sucesor de Cristina K.

Y en esto gran parte de los protagonistas son peronistas situados desde diferentes veredas. Por un lado el gobierno, que controla el aparato del Partido Justicialista. Por otro, están las tres grandes sindicales que se definen como peronistas, la Confederación General del Trabajo (CGT) que lidera el camionero Hugo Moyano, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma y la CGT Azul y Blanca. Y desde la oposición política, están los peronistas disidentes, como el candidato presidencial Sergio Massa, el gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota o el senador Carlos Reutemann, este último aliado ahora del alcalde de Buenos Aires y líder de Pro (derecha) Mauricio Macri.

De esta forma, el paro parece ser un “gallito” entre uno y otro sector, con la vista puesta en diciembre. Aunque, a la luz de la encuestas, la disputa por la Presidencia argentina estará entre el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli (un peronista oficialista pero que mantiene distancia del kirchnerismo), y Macri. Y falta por ver quién encabezará el peronismo en caso de quedar en la oposición, si acaso un Scioli derrotado por Macri o la propia Cristina Fernández, con el anhelo puesto en un regreso a la Presidencia en 2019.

Precisamente el gobierno rechazó las demandas de los gremios y atribuyó la protesta a un objetivo meramente político de los sindicatos opositores en un año electoral. “El paro es un paro político con objetivos claros, que es el de generar este tipo de confusiones”, dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. “Buscan generar zozobra y preocupación a quienes quieren ir a trabajar y no pueden”, destacó.

“En un gobierno que va de salida y con serias restricciones en su capacidad fiscal, por supuesto que este paro no beneficia al gobierno, pero tampoco a la oposición, porque el sector gremial es un sector flotante mientras no se diriman cuáles son las candidaturas más fuertes que podrían llegar a ser gobierno en la próxima gestión”, destacó a La Tercera la analista política y de opinión pública, Graciela Römmer.

La huelga general afectó principalmente al transporte público de pasajeros y de cargas, al transporte aéreo (hubo incluso vuelos suspendidos en Chile por la paralización de los operadores locales), hospitales, bencineras y puertos. De esta forma, los terminales de buses se encontraban desiertos, aunque aumentó en forma considerable el tránsito de autos particulares en Buenos Aires. Además, abrieron sus puertas algunos comercios, restaurantes, bancos, colegios públicos y privados aunque a un menor ritmo, casi como si fuese un día festivo. De la misma forma, piqueteros o activistas bloquearon los ingresos a las principales ciudades.

Con el objetivo de disminuir el descontento sindical en medio de las demandas por aumentos salariales, el gobierno K anunció en mayo una rebaja en el impuesto a las ganancias, un cambio que fue considerado como insuficiente por los sindicalistas. Según dos fuentes consultadas por la agencia Reuters, Fernández estaría analizando nuevas modificaciones al impuesto antes de las elecciones de octubre.

Fuente directa: www.latercera.cl

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DEPORTES

FC Barcelona goleó a Chelsea y se coronó en la Champions League Femenina

Publicado

on

Por

El elenco culé conquistó por primera vez el título del certamen europeo en la categoría femenina. (más…)

Continuar Leyendo

PAÍS

Entre lunes y miércoles se puede cambiar domicilio electoral en miras a las primarias

Publicado

on

Por

El plazo es acotado porque el 18 de julio los partidos y bloques políticos definirán, en las urnas, sus mejores cartas presidenciales y parlamentarias. (más…)

Continuar Leyendo

PAÍS

Así será el orden de conteo de votos tras el cierre de las mesas

Publicado

on

Por

Para las 18 horas de este domingo está fijado el cierre de las mesas de estas elecciones que, de forma inédita, se realizaron entre sábado y domingo para elegir a los convencionales constituyentes, alcaldes, gobernadores y concejales.

Posteriormente comenzará el conteo de votos que tiene un orden específico. Los primeros serán los convencionales constituyentes, posteriormente serán los escaños reservados para los pueblos originarios.

Luego será el conteo de votos para las elecciones de gobernadores y por último, los alcaldes y concejales.

De esta manera, los primeros resultados en conocerse serán los de convencionales constituyentes entre las 20 y 21 horas, mientras que los de alcaldes y concejales se esperan para pasada la medianoche

De acuerdo a la Ley 20.840, desde el 2017 el sistema electoral en Chile se basa en el sistema D’Hondt, un método matemático caracterizado por su carácter proporcional inclusivo que fortalece la representatividad. Este sistema permite determinar la cantidad de cupos asignados a las candidaturas en proporción a los votos obtenidos por su lista.

Supongamos que en el Distrito X se eligen 5 constituyentes y van cuatro listas.

1. Primero se cuentan los votos totales de cada lista, es decir, la suma de los votos de todos los candidatos:

  • Lista A obtiene 100 votos
  • Lista B obtiene 60 votos
  • Lista C obtiene 40 votos
  • Lista D obtiene 10 votos

2. El total de votos de cada lista se divide por el total de cargos a elegir. En el caso de este ejemplo son 5 cupos.

  • Lista A: 100/1; 100/2, 100/3, 100/4, 100/5
  • Lista B: 60/1; 60/2, 60/3, 60/4, 60/5
  • Lista C: 40/1; 40/2, 40/3, 40/4, 40/5
  • Lista D: 10/1; 10/2, 10/3, 10/4, 10/5

3. El resultado de cada una de esas divisiones se ordena en orden decreciente hasta el número de cargos a elegir. En el caso del ejemplo, los cinco primeros cupos

  • Lista A: 100; 5033; 25; 20
  • Lista B: 60; 30; 20; 15; 12
  • Lista C: 40; 20; 13; 10; 8
  • Lista D: 10;5;3; 2; 2.

4. El resultado sería:

  • 1er Lugar 100 Votos (Lista A)
  • 2do Lugar 60 Votos (Lista B)
  • 3er Lugar 50 Votos (Lista A)
  • 4to Lugar 40 Votos (Lista C)
  • 5to Lugar 33 Votos (Lista A)

5. La cantidad de candidato/as electos por lista sería:

  • Lista A, tres cupos
  • Lista B, un cupo
  • Lista C, un cupo
  • Lista D, ningún cupo.

A esto se le puede agregar una complejidad: que dentro de cada lista hayan subpactos. En esos casos se aplica el mismo sistema de dividir los votos totales obtenidos por la cantidad de candidaturas.

Así que, para determinar quienes ganan el Tribunal Calificador de Elecciones hace los cálculos por lista y por subpactos.

Paridad de género en la convención

La Convención Constitucional asegurará que haya la misma cantidad de hombres y mujeres. Para esto la ley estableció algunas reglas.

Los distritos que tienen escaños pares, serán electos la misma cantidad de hombres que mujeres. Mientras que en los distritos que hay escaños impares, ningún género podrá tener más de in miembro que el otro.

En el caso de que por el sistema D’Hondt no queden la misma cantidad de hombre y mujeres, se corregirá de la siguiente manera:

1. Se definirá la cantidad de escaños por género que deben sumarse o restarse para obtener la distribución mínima.

2. Se ordenarán las candidaturas del género sobre representado desde el que tuvo menos votos al que tuvo más.

3. La candidatura con menos votación será reemplazada por la candidatura de su mismo pacto, partido o lista más votada del género opuesto. Esto se repetirá hasta que se logre la paridad.

Respecto a los escaños reservados para los pueblos originarios, la ley estipula que cada candidatura deberá presentar un alternativo del sexo opuesto para poder aplicar la corrección de ser necesaria.

Tras la elección, una vez determinados los representantes con mayor votación, se garantizará esta paridad en los siguientes sub grupos: Mapuche, Aymara y el resto de pueblos originarios.

En el caso del pueblo Mapuche y Aymara, si es que un género supera al otro en más de un escaño, se corrigirá de la siguiente forma: «la candidatura del sexo sobre representado de menor votación cederá su cupo a su candidatura alternativa paritaria», según indica la ley. Esto cuantas veces se requiera.

Si sumados todos los escaños de los otros pueblos indígenas no se logra el equilibrio de género, se sustituirá «a la o las candidaturas menos votadas del sexo sobre representado por su candidatura paritaria alternativa hasta alcanzarse el equilibrio».

 

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA