Connect with us

(AUDIO) PRAIS de HPH implementa proyecto con técnicas de medicina ancestral indígena

Publicado

on

Con el objetivo de beneficiar a más de 40 pacientes que son parte del Programa de Reparación y Atención Integral en salud (PRAIS), el Hospital Provincial del Huasco puso en marcha un proyecto que aplica técnicas de la medicina ancestral diaguita y colla, como complemento al tratamiento de salud que se les entrega en el recinto hospitalario.

 

El Programa Especial de Salud y Pueblos Indígenas (PESPI) del Servicio de Salud Atacama, aportó los recursos necesarios para la ejecución del proyecto, al que se dio inicio mediante un ceremonial indígena con la presencia de representantes de las etnias diaguitas y collas del Huasco.

 

La Directora del Hospital Provincial del Huasco, Dra. Carmen Gloria Muñoz, dijo que dentro de los usuarios del programa PRAIS, existen un número importante de personas con ascendencia indígena, y este proyecto los integrará más allá de la atención que se les brinda en el hospital. Que con esto, nuestro establecimiento se suma a la experiencia en este tipo de iniciativas ya presente en otras regiones del país.

 

Sofía Donoso Aguayo, coordinadora provincial del Programa PRAIS, dijo que “entre nuestros usuarios existe un importante porcentaje en la provincia del Huasco que tienen ascendencia indígena, tanto diaguita como colla, y era necesario incluir en nuestra cartera de servicios prestaciones ligadas a sus creencias y costumbres entregadas por las propias yatiris (sanadoras) pertenecientes a su cultura, estando en directa relación con la validación de sus derechos humanos ligados al respeto de su diversidad cultural”

 

El proyecto contempla la adquisición de aceites, camilla de masajes, lociones y hierbas de tratamiento para aliviar dolores. Considera también el uso de friegas y la participación de yatiris en las terapias y ceremoniales.

 

En la oportunidad, se presentó una exposición al interior del Hospital con representantes de diversas etnias, quienes mostraron productos, hierbas y objetos propios de la identidad y cultura indígena de la provincia.

 

El trabajo intercultural se extenderá durante el año 2015 y contará con la participación activa de las comunidades indígenas de la Provincia del Huasco.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PAÍS

Desempleo deja de estar en dos dígitos: bajó a 9,5 por ciento según el INE

Publicado

on

Por

3 sectores influyeron en aumento de ocupados (más…)

Continuar Leyendo

ATACAMA

Desempleo en Atacama alcanza el 10,7 por ciento en el trimestre abril – Junio 2021

Publicado

on

Por

Información entregada este viernes por el INE Regional.

(más…)

Continuar Leyendo

MUNDO

Estudio determina cuáles son los mejores países para sobrevivir a un colapso mundial

Publicado

on

Por

Nueva Zelanda, Islandia, Reino Unido, Tasmania e Irlanda son los lugares con más probabilidades de sobrevivir al colapso de la civilización mundial, según un nuevo estudio.

Investigadores británicos examinaron qué países podrían resistir un apocalipsis derivado del cambio climático, la destrucción de la naturaleza, una pandemia aún peor que la de COVID-19, la caída de las estructuras financieras mundiales y los acuerdos internacionales, o una combinación de todas ellas.

Estudiando las tendencias de las catástrofes naturales, los recursos limitados y el crecimiento de la población, los investigadores descubrieron que Nueva Zelanda es el más resistente, superando a Islandia, el Reino Unido, Irlanda y Australia, que le siguieron de cerca.

El estudio, realizado por el Instituto de Sostenibilidad Global de la Universidad Anglia Ruskin, y publicado en la revista Sustainability, identificó a cinco de 20 países como los mejor situados para mantener la civilización dentro de sus fronteras.

Islas tienen la mayor probabilidad de supervivencia

Para evaluar qué naciones serían más resistentes a un colapso de este tipo, se clasificaron los países según su capacidad para cultivar alimentos para su población, proteger sus fronteras de una migración masiva no deseada y mantener una red eléctrica y cierta capacidad de fabricación.

Las islas situadas en regiones templadas y, en su mayoría, con una baja densidad de población, quedaron en primer lugar; según el estudio, estas tienen la mayor probabilidad de que las condiciones relativamente estables continúen a pesar de los efectos del cambio climático.

De todas las islas, los autores creen que Nueva Zelanda es el mejor preparado para un colapso de este tipo, tanto si se produce durante un “largo descenso”, a lo largo de años o décadas, como si es muy rápido, en el espacio de menos de un año.

Nueva Zelanda encabezó la lista por su capacidad de producir energía geotérmica e hidroeléctrica, sus abundantes tierras agrícolas y su escasa población le permitirían sobrevivir relativamente sin problemas.

Los académicos dicen que cualquiera de las dos cosas podría ocurrir debido a los posibles colapsos de las cadenas de suministro con el cambio climático sirviendo como “multiplicador de riesgo”. Los efectos podrían extenderse rápidamente debido a la creciente hiperconectividad e interdependencia de la economía globalizada.

“Es posible que se produzcan cambios significativos en los próximos años y décadas”, afirma el profesor Aled Jones, director del Instituto de Sostenibilidad Global de Anglia Ruskin, en un comunicado. “El impacto del cambio climático, incluido el aumento de la frecuencia e intensidad de las sequías e inundaciones, las temperaturas extremas y el mayor desplazamiento de la población, podría dictar la gravedad de estos cambios”.

Autosuficiencia energética, tierra abundante y escasa población

Nueva Zelanda encabezó la lista por su capacidad de producir energía geotérmica e hidroeléctrica, sus abundantes tierras agrícolas y su escasa población le permitirían sobrevivir relativamente sin problemas.

Por su parte, el Reino Unido, que tiene suelos generalmente fértiles y una producción agrícola variada, no dispone de tanta tierra agrícola debido a su densidad de población, lo que plantea dudas sobre su futura autosuficiencia, añadieron los investigadores.

“Además de demostrar qué países creemos que están mejor preparados para gestionar un colapso de este tipo –que sin duda sería una experiencia profunda que cambiaría la vida–, nuestro estudio pretende poner de relieve las acciones para abordar los factores interrelacionados del cambio climático, la capacidad agrícola, la energía doméstica, la capacidad de fabricación y la excesiva dependencia de la complejidad, son necesarias para mejorar la resiliencia de las naciones que no tienen las condiciones de partida más favorables”, dice Jones.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA