Connect with us

Avioneta que realizaba trabajos de fumigación capotó: piloto sobrevivió

Publicado

on

Cristián torres, de 49 años, logró abandonar la nave siniestrada por sus propios medios y fue rescatado por personal de emergencia. Eso sí, resultó con lesiones.

Una aeronave de fumigación cayó en el sector Pataguilla, en la zona precordillerana de la comuna de Romeral, Provincia de Curicó, en la Región del Maule.

El aeroplano se encontraba realizando labores de asperjado o rociado de agroquímicos en un predio del sector cuando, según testigos, perdió fuerza y se estrelló contra la ladera de un cerro.

La avioneta resultó completamente destruida e incendiada pero el piloto, identificado por la radio Bío Bío como Cristián Torres (49), a pesar de sufrir politraumatismo, logró abandonar la nave siniestrada por sus propios medios y fue rescatado por personal de emergencia y trasladado para recibir atención de urgencia.

La aeronave pertenecía a la empresa de fumigación Aguas Negras, firma radicada en Curicó desde sus inicios en 1969 y que, según se detalla en su sitio web, poseía hasta hoy dos aviones: un Grumman G-164-B y un PIPER PA-25-235, uno de los cuales resultó completamente destruido esta tarde.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ATACAMA

Asume nuevo Director de IPS – ChileAtiende Atacama

Publicado

on

Por

Hugo Plaza Piña, Ingeniero Comercial y Magíster en Administración MBA-USM, con experiencia en la administración pública y el mundo académico, es el nuevo Director Regional del Instituto de Previsión Social.  (más…)

Continuar Leyendo

PODCAST DE NOTICIAS

PODCAST: Vacunas contra el Covid 19 – ¿Cómo funcionan y cuales son sus diferencias? Acá aclaramos sus dudas

Publicado

on

Por

Continuar Leyendo

OPINIÓN

«Prepararnos para el escenario laboral post pandemia» Por Joel Devia (Director Administración y Finanzas, UCEN Coquimbo)

Publicado

on

Por

Estos días estamos viviendo lo más cruel de la pandemia: El nivel de contagio ha impactado a todos los sectores sociales y económicos de nuestra región, con la restricción al máximo de las actividades del comercio, lo que afecta principalmente a las medianas y pequeñas empresas, llevándolas a reestructurar sus labores y solo funcionar con personas en actividades esenciales, lo que afecta de forma considerable el presupuesto familiar.

Lo más grave y delicado es que muchas trabajadoras y trabajadores viven de lo que generan con su esfuerzo diario y por las condiciones de cuarentena total, quedan imposibilitadas de llevar el sustento a sus hogares, lo que además provoca en el corto plazo una situación de morosidad en sus compromisos financieros.

Según el último informe del INE el desempleo regional sigue en dos dígitos con un 12,2% en el trimestre noviembre – enero 2021, la cifra más alta de nuestro país. Las empresas han tenido que reducir personal y horas de trabajo, lo que ha perjudicado principalmente a las PYMES de la región. Si bien las autoridades han hecho todos los esfuerzos para mitigar el efecto Covid-19, no solo en términos sanitarios, sino que también en lo financiero, el efecto de esta pandemia ha sido tan destructivo que dichas medidas son insuficientes.

El cierre de fronteras, las cuarentenas, las interrupciones de los mercados globales, de la cadena de suministro y del comercio están afectando fuertemente a las economías domésticas. En este sentido, los sectores más perjudicados en la zona se concentran en la agricultura, el turismo, el transporte público, las empresas de servicios, las actividades informales y por sobre todo los emprendedores de la región. Por ello, es importante que la ayuda llegue en tiempo y oportunidad.

La crisis ha sido lapidaria. Lo mejor que podemos hacer es aprovechar el confinamiento impuesto para prepararnos, capacitarnos en los temas que nos compete a cada uno, seguir actualizándonos y avanzar en la especialización porque el día que volvamos a la normalidad, las empresas y las industrias necesitarán mano de obra calificada, capaz de adaptarse a nuevos escenarios, porque la forma de hacer las cosas ya cambió.

Para finalizar, no puedo dejar de mandar un mensaje de esperanza a toda la comunidad regional, a los trabajadores y en especial a aquellos que perdieron su fuente laboral, a los que están sufriendo por la pérdida de un ser querido o tienen un familiar con Covid-19. Esto pasará en algún momento y vendrán nuevas y mejores oportunidades para todos.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA