Connect with us

Más de 6 mil cotizantes decidieron cambiar de aseguradora en el último año en la región de Atacama

Publicado

on

Mientras que según datos de la Superintendencia de Salud de Atacama, aumenta  la cantidad de afiliados en las Isapres.

 

La Superintendencia de Salud de Atacama informó que la movilidad del sistema Isapre en la región de Atacama (cambio de aseguradora a otra) fue de 6.160 cotizantes, que representan 24,3% entre los meses de septiembre del 2014 y 2015. De estos 1.661 son femeninos y 4.499 masculinos que equivalen al 6,5% y 17,7% respectivamente.

Otro fenómeno a destacar es el aumento de cotizantes por sobre quienes decidieron salir del sistema privado de salud. Un total de 1.900 (7,5%) son los que abandonan, 3.205 (12,6%) ingresan y 1.055 (4,2%) se cambian de Isapre.

Según el agente regional de Atacama, Gustavo Rojas, “la variación entre los que abandonan e ingresan al sistema Isapre en la región fue de 1.305 correspondiente a un 2,5%, es decir, las aseguradoras privadas tuvieron un crecimiento positivo en la Región”.

Otro dato a distinguir es que quienes abandonan el sistema Isapre alcanza a los 1.900 cotizantes. De ellos un total 1.391 (73,2%) pertenecen al rango de edad entre 20 y 44 años y 133 (7,0%) tienen un rango de edad entre 60 y más años.

En la región de Atacama ingresan al sistema Isapre 3.205 cotizantes, su relación promedio de cargas es de 0,6 y tienen una cotización pactada promedio de $77.787. De estos el 29,1% son cotizantes femeninos con un promedio de cargas de 0,4 y una cotización pactada promedio de $80.772. A su vez los cotizantes masculinos que ingresaron el sistema representan el 71,0%, su promedio de cargas es de 0,6 con una cotización pactada promedio de $76.563.

“En el balance ingresos y salidas del sistemas las aseguradoras tienen número positivos ya que en la Región fueron más personas que ingresaron al sistema privado de la salud por sobre quienes decidieron desvincularse.”, sostuvo el agente regional.

El cambio en la región entre Isapres fue de 1.055 cotizantes, su relación promedio de cargas es de 1,2 y tienen una cotización pactada promedio de $105.585. De estos el 24,0% son cotizantes femeninos con un promedio de cargas de 0,6 y una cotización pactada promedio de $104.415. Los cotizantes masculinos que se cambiaron de aseguradora representan al 76,0%, su promedio de cargas es de 1,3 con una cotización pactada promedio de $105.954. Además, se puede señalar, de los que se cambiaron entre Isapre en la región 860 (81,5%) pertenecen al rango de edad entre 20 y 44 años y 7 (0,7%) tienen un rango de edad entre 60 y más años.»        

A nivel nacional la movilidad del sistema Isapre fue de 451.535 cotizantes, que representan 24,0% de los cotizantes de septiembre de 2015. De estos 150.822 son femeninos y 300.713 masculinos y equivale a 8,0% y 16,0% respectivamente. 129.740 (6,9%) son los que abandonan, 218.760 (11,6%) ingresan y 103.035 (5,5%) se cambian de Isapre; la variación entre los que abandonan e ingresan al sistema Isapre fue de 89.020 (4,7%), esto hace que el sistema Isapre tenga un crecimiento positivo.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VIDEO

MTV INFORMA: Fortalecen seguimiento epidemiológico de viajeros tras primer caso de la variante Delta en Chile

Publicado

on

Por

Continuar Leyendo

VIDEO

MTV NOTICIAS: Confirman primer caso de variante Delta del coronavirus en Chile

Publicado

on

Por

Continuar Leyendo

OPINIÓN

«El trabajo de buscar trabajo» Por David Covarrubias Reiss, psicólogo y académico de UCEN Región Coquimbo

Publicado

on

Por

El último reporte del Instituto Nacional de Estadísticas informó para el período diciembre 2020 – febrero 2021 una tasa del desempleo de un 10,3% a nivel nacional, mientras en la Región de Coquimbo alcanzó un 14,3%, lo que es una clara señal negativa. Además de las consecuencias sanitarias, familiares, de calidad de vida, el trabajo ha sido uno de los sectores más impactados por la pandemia que aún vivimos como sociedad. Esta cifra si bien muestra una realidad estadística basada en información real, al mirar los empleos no formales y la precariedad  laboral, encontramos un porcentaje mucho mayor de personas desempleadas, lo que acrecienta las brechas, profundiza la crisis que viven las familias en nuestro país y en el mundo; y genera desesperanza.

Sin duda para quienes hoy están en esta situación, buscar trabajo representa asimismo un trabajo, que requiere dedicar tiempo, reflexionar y visualizar las oportunidades, que a veces pueden verse como escasas, en el mercado nacional y regional. Esta búsqueda genera a veces ansiedad, estrés y frustración, por la urgente necesidad económica familiar, y por otro lado, con la dificultad de encontrar un empleo estable.

Pero entonces, ¿Qué pueden hacer las personas que buscan trabajo? Primero que todo, es importante una auto evaluación personal: ¿Quiénes somos?, ¿qué sabemos hacer?, ¿qué habilidades y talentos poseo y/o puedo explotar?, ¿cuáles son mis aspectos a mejorar?, ¿dónde quiero trabajar? Todo ello nos permite reflexionar y proyectar hacia donde vamos. El segundo paso es prepararnos, revisar y actualizar nuestro CV, pedirle a un experto o una persona de confianza que lo mire y dé una opinión, a fin de incorporar cambios que puedan mejorar la postulación. El tercer paso, buscar ofertas laborales en la red, postular y enviar nuestros antecedentes; pero tan importante como eso, resulta la gestión de nuestras redes.

¿Qué es la gestión de nuestras redes? Básicamente se trata de reconocer quienes son las personas cercanas, amigos, ex colegas, familiares, conocidos, compañeros de estudios, quienes van conformando el circulo próximo y con quienes hemos generado vínculos. A ellos debemos contarles nuestra historia, comentar en qué estamos, lo que contribuye a que ellos puedan tender una mano y colaborar en este proceso, así como compartir con otros, que conforman nuevas redes y así el circulo virtuoso se extiende. En este escenario de constante competencia, debemos cambiar el sentido hacia la colaboración y cooperación, lo que representa el interés genuino en apoyar a quien lo necesita.

Por eso buscar trabajo representa un trabajo, no puedes esperar pasivamente que la empresa ideal te llame, no, al contrario, implica un proceso activo, que incluye reflexionar, para cambiar aspectos no vistos en nosotros mismos; todo esto para estar listos cuando seas citado a la entrevista. Bueno y entonces ¿Como enfrento una entrevista laboral?… eso será tema de una nueva columna.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA