Esta semana comenzará a ser estudiado en la comisión de Economía del Senado el proyecto de ley que busca prohibir el corte de servicios básicos.

La iniciativa busca extender un beneficio que fue instaurado el año pasado en el marco de la crisis sanitaria y busca ser prorrogada dada la crítica situación del país por el covid-19.

De todas formas, ya hay presiones desde el mundo empresarial. La empresa china State Grid, dueña de Chilquinta, advirtió que este tipo de iniciativas podrían tener un fuerte impacto en la compañía.

Para el senador demócrata cristiano, que integra la mencionada comisión de Economía, Jorge Pizarro, no es tema lo que opinen las multinacionales y esperan aprobar el proyecto.

Desde Chile Vamos hubo una visión similar. El senador UDI Iván Moreira, no ve problemas en aprobar el proyecto de Ley y descartó que haya presión por las opiniones de las multinacionales.

La iniciativa, que entró en vigencia en agosto de 2020 y que vence el 7 de mayo, establece que las empresas no podrán realizar cortes por no pago de cuentas y permite a los clientes repactar las deudas, sin intereses ni multas, entre otras medidas.