Connect with us

Fidel Castro: la revolución cubana, su legado

Publicado

on

Icono de la revolución cubana, Fidel Castro ha muerto, dejando el gran interrogante de cuánto tiempo podrá sobrevivir el modelo cubano, en medio del deshielo con EE. UU., a quien fuera su máximo líder.

El destino parece haberse empeñado en conferir a Cuba un lugar especial en la historia. Para España, perder a la isla caribeña (su última colonia americana) en 1898 significó una herida que tardó décadas en cicatrizar y que aún tiende a sangrar a veces en el espíritu de algunos ibéricos nostálgicos. Para Estados Unidos, Cuba fue desde la revolución castrista la espina permanentemente punzante. Y si bien el llamado deshielo matizó este aspecto en años recientes, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca abre de nuevo algunas interrogantes sobre la relación cubano-estadounidense.

Pocas figuras han despertado tantas pasiones como Fidel Castro, que intentó plasmar su proyecto de mundo en una isla caribeña. Ídolo para unos, tirano para otros, las emociones estuvieron siempre a flor de piel en el caso del octogenario revolucionario cubano, empañando la mirada retrospectiva de fervientes admiradores y acérrimos detractores.

Los logros de la revolución

Más allá de los logros de la revolución cubana en materia de educación y de salud, nada menospreciables en vista de las condiciones imperantes en buena parte de América Latina, La Habana se ha podido vanagloriar por décadas de una hazaña en particular: haber resistido al asedio de gobiernos estadounidenses -demócratas o republicanos-, que intentaron por diversos medios acabar con el régimen de Castro. Más aún, cuando terminó de desplomarse el imperio soviético, Cuba logró sobrevivir a la debacle ideológica y práctica que le significó quedarse sin el amparo del gran hermano comunista. El deshielo entre Cuba y EE. UU. no ha tocado hasta el momento la plataforma ideológica de la revolución.

Convertida en algo así como el último reducto del proyecto marxista, Cuba se aferró a su revolución, haciendo algunos ajustes para mantenerse a flote. Una vez más, Fidel Castro dio prueba de su habilidad política y de su capacidad para mantener viva la ilusión revolucionaria, insistiendo en la vieja consigna de «patria o muerte».

La amenaza del desencanto

Pero la realidad hablaba ya desde hace tiempo otro lenguaje. Desde que se derrumbó el orden internacional bipolar, Cuba dejó de ser paulatinamente el aguijón del enemigo plantado a escasos kilómetros de Estados Unidos. Cierto es que Washington mantuvo el embargo, pero comenzó a quedar en evidencia que la principal amenaza para el régimen de La Habana está en el desencanto de los cubanos, forzados a renuncias y privaciones múltiples en aras de un sueño que ya no conlleva la promesa de triunfo.

La consecuencia fue una renovada arremetida contra la disidencia interna, que llevó incluso a provocar una seria crisis en las relaciones entre la isla y la Unión Europea. La «vieja Europa», que por años se resistió a caer en la lógica de la Ley Helms Burton y apostó por el «diálogo crítico» con La Habana, se vio confrontada con un líder caribeño duro en las palabras y en los hechos, empeñado en imponer su verdad cautivando a la gente o, de estimarlo necesario, reprimiendo y pisoteando derechos humanos. El «máximo líder”  no comprendió que disentir no es delito, ni que la libertad implica también la opción política individual. Eso lo sitúa en el bando de los totalitarios, por mucho que les duela a sus admiradores. De ahí se deriva también la principal debilidad del modelo cubano, que arriesga mayores dosis de apertura desde que Raúl Castro asumió el timón, cuando la salud dejó de acompañar a Fidel. La enfermedad finalmente venció al viejo patriarca pero, al mismo tiempo, le deparó uno de sus grandes triunfos: haber muerto en su cama, de muerte natural.

 

DW

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Argentina alcanza récord de muertes diarias por covid-19 tras registrar 537 decesos

Publicado

on

Por

Argentina registró este jueves 537 muertes por covid-19, récord de fallecimientos por dicha enfermedad desde el inicio de la pandemia en el país, y el número total de fallecidos se elevó a 60.620 personas.

Además, el Ministerio de Salud informó en su reporte vespertino de 27.216 nuevos casos, con lo que el número total de positivos ascendió a 2.796.768.

El número de contagios conocidos hoy marca un aumento con respecto a los informados este miércoles, cuando se notificaron 25.932 casos.

Argentina registró un récord diario de positivos el viernes último, con 29.472 contagios.

En la provincia de Buenos Aires se reportaron este jueves 12.949 casos, mientras que en la capital de Argentina se registraron 3.560 positivos.

De acuerdo con el informe diario que difunde el Ministerio de Salud argentino, hay 2.449.793 pacientes que ya han sido dados de alta, mientras que 4.791 personas con diagnóstico confirmado de la covid-19 permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 65,6 % a nivel nacional,
 pero del 75,3 % si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

Hasta el momento, en Argentina se han realizado 10,5 millones de test para detectar el virus, de los cuales 99.323 se hicieron este jueves.

Argentina atraviesa desde hace tres semanas un vertiginoso aumento de los casos de covid-19, con creciente nivel de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva.

Ante este escenario, desde el pasado día 9 y hasta el 30 de abril rigen restricciones a la circulación nocturna, que el Gobierno de Alberto Fernández decretó ampliar en Buenos Aires y su periferia desde el viernes último.

El Ejecutivo dispuso además que en Buenos Aires y su cordón urbano, la zona más poblada de Argentina y donde mayor cantidad de casos de coronavirus se registran, queden suspendidas por dos semanas las clases presenciales en las escuelas
 -una restricción que se dirime en la Justicia- y las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas y los servicios gastronómicos en los lugares cerrados y que el comercio opere en un horario más acotado.

Mientras afronta el embate de la segunda ola de covid-19, Argentina, con una población de unos 45 millones de habitantes, continúa con su campaña de vacunación contra el coronavirus, iniciada a finales de diciembre último.

Hasta este jueves, Argentina ha recibido 8.262.308 dosis de vacunas contra el coronavirus y ha inoculado a 6.693.438 personas, 842.206 de ellas con dos dosis.

Continuar Leyendo

DEPORTES

Joaquín Larrivey: Ojalá podamos cortar esa racha ante Colo Colo este fin de semana

Publicado

on

Por

El delantero habló de cara al choque ante los albos en el Estadio Monumental. (más…)

Continuar Leyendo

ATACAMA

ONEMI Atacama repudia robo de equipamiento de telecomunicaciones en la comuna de Caldera.

Publicado

on

Por

FOTO: CEDIDA REFERENCIAL ARCHIVO

El Director Regional rechazó enfáticamente estos hechos, e hizo un llamado a la población a denunciar este tipo de actos. (más…)

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA