Connect with us

Copiapó de cumpleaños, 272 años.

Publicado

on

Esta zona fue ocupada por el pueblo Diaguita, hasta el descubrimiento de Chile en 1536 en manos de Diego de Almagro. Fue el primer lugar donde el español toma posesión de tierras. El 8 de diciembre de 1744, Francisco Cortés Cartavio y Roldán funda San Francisco de la Selva, actual Copiapó.

 Copiapó es una comuna y ciudad de Chile, capital de la provincia homónima y de la Región de Atacama, con tradición minera desde sus orígenes. Es conocida por ser un oasis donde florece el desierto y además, por poseer en su valle la primera exportación de uvas del país, lo que aporta grandes beneficios a este.

La comuna tiene una superficie de 16 681,3 km2, siendo, junto con Antofagasta y Natales, una de las tres comunas chilenas que atraviesan completamente el país de este a oeste. La ciudad se encuentra ubicada a una altura media de 391 msnm. Junto con Caldera y Tierra Amarilla, forma la provincia de Copiapó.

La comuna limita al noroeste con la comuna de Caldera, al norte con las comunas de Chañaral y Diego de Almagro, al sur, con Vallenar y Huasco, al oeste con el océano Pacífico y al este con las provincias argentinas de La Rioja y Catamarca.

Se encuentra a 807 kilómetros al norte de Santiago de Chile por carretera y a 673 kilómetros en línea recta. Se ubica entre las 15 ciudades mas pobladas de Chile.

El origen del término «Copiapó» no es exacto, podría venir del quechua qupa-yapu, ‘sementera de turquesas’: su nombre sería derivado de qupa anqas, voz quechua: ‘color azul claro’, y yapu: ‘tierra arada’ (Copa-yapu)

Según la traducción del padre Alonso Ovalle, qupa (‘color verde azul como el óxido de cobre’), y yapu (‘arado’, participio del verbo yapuy, ‘arar’). En aimara, qupa también significa ‘verde’. Otros lo hacen venir de una unión de vocablos aimara y quechua.

Según los historidores Guillermo Cortés Lutz, Rodrigo Zalaquett Fuentealba y Francisco Berrios (1999), Copiapó podría significar ‘vega verde’ o ‘tierra verde’.

Tampoco dejan de ser plausibles las siguientes etimologías quechuas:

  • Qupayapu (< Qupa-y-apu):Apu turquesa, de qupa ‘turquesa’ y apu ‘divinidad’.
  • Qhupayapu (<Qhupa-y-apu):Apu de las heladas, de qhupa ‘helada, escarcha’ y apu.

El elemento -y- que parece estar de sobra en las etimologías qupa.y.apu y qhupa.y.apu en realidad no lo está, dado que numerosas toponimias quechuas utilizan una -y- como partícula de ligación (ej. Ollantaytambo < Ollanta.y.tanpu).

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODCAST DE NOTICIAS

PODCAST: Dinosaurio descubierto en Atacama, “Es otro valiosísimo aporte que hace la región a la ciencia”

Publicado

on

Por

Continuar Leyendo

OPINIÓN

«Atacama y el aporte de su sector exportador «- Por Claudia Pradenas (Directora Oficina ProChile Atacama)  

Publicado

on

Por

Ciertamente los últimos meses han sido complicados para la gran mayoría de los chilenos, pues el contexto sanitario los ha afectado tanto en el aspecto social como económico. No obstante esta realidad, sectores como el exportador han logrado sortear las dificultades de la pandemia, mejorando sus gestiones, procesos y medidas preventivas para fortalecer al rubro. A nivel país Atacama ha tenido un papel destacado.

De acuerdo a las cifras de exportaciones no cobre del primer trimestre de este año, nuestra región marcó un incremento del 47,7% en comparación al mismo período de 2020. Esta alza consideró exportaciones por un total de US$486 millones al mes de marzo, explicado principalmente por el aumento en los envíos de hierro y uvas de mesa.

Mientras que el mineral ha alcanzado precios históricos, – las mayores cifras en 5 años -, las exportaciones de uvas frescas, fundamentales en la canasta exportadora y empleo regional, han alcanzado los US$106 millones en este periodo, un 5,2% más en comparación al 2020.

En lo que respecta al hierro, llegó a los US$354 millones, con un incremento del  68,9%  en comparación a igual período del año anterior; sumado al Plomo y sus manufacturas con US$7 millones, y un alza de  29,8%. En tanto, los principales destinos de las exportaciones regionales no cobre durante el primer trimestre correspondieron a China (con un 71,25% del total),  Estados Unidos (13,34%), Japón (5,77%), y Brasil (0,88%).

Pero ¿Cómo nos ayudan estas cifras a nivel regional?  Los buenos resultados permiten hacer un real aporte a la reactivación económica del país y de la región a través de las exportaciones; las buenas cifras consolidan a nuestras empresas y permiten mantener y aumentar el empleo a nivel local, algo fundamental en este periodo. Por ello es como Oficina Regional de ProChile estamos al servicio de los productores, especialmente de las Pymex, para que logren internacionalizar su oferta exportable a los diferentes mercados y además, puedan diversificar sus envíos.

Los desafíos son importantes, pues a nivel nacional ProChile espera aportar con US$ 22 mil millones para la reactivacioìn econoìmica durante este 2021, con empresas beneficiarias que podrían llegar a aportar 430 mil puestos de trabajo, un 11% maìs que en 2020. Un real aporte de nuestro sector exportador.

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

¿Más impuestos? Por Luis E. Ulloa Rosas (Abogado Tributario)

Publicado

on

Por

La idea de un impuesto a los súper ricos parece una buena forma de obtener más recursos para financiar el gasto público, sobre todo en tiempos de grave deterioro de la actividad de pequeños y medianos empresarios, la mayor fuente de empleo del país.

Sin embargo, no es esa motivación lo que podría cuestionarse, sino la vía elegida y el real destino de lo que se logre recaudar.

Si la Constitución dispone que la creación de impuestos sólo puede tener origen en la iniciativa exclusiva del Presidente de la República, hacer caso omiso de esas normas por parte de los propios creadores de la ley, es muestra de la fragilidad del ordenamiento jurídico y del desprecio por la institucionalidad vigente.

Más grave todavía es el aliciente que esa acción representa para otros órganos y servicios del Estado, para dejar de respetar la ley y, de paso, terminar vulnerando los derechos ciudadanos. El mensaje pareciera ser que “el fin justifica los medios”.

Tampoco hay seguridad del correcto uso de la recaudación. Los fraudes públicos, la desatención histórica de la educación y del sistema público de salud, y el pago de cuantiosas remuneraciones sin que los más necesitados reciban a cambio un servicio de excelencia, sí, “de excelencia”, son muestras del mal uso de los impuestos que pagan los ciudadanos. Las evidencias sobran: pensiones privilegiadas pagadas con fondos del Estado, obtenidas gracias a designaciones políticas en cargos públicos; nombramientos en funciones que requieren de una alta experticia, en pago de favores políticos; pagos de remuneraciones a representantes populares que terminan siendo operadores políticos de reducidos grupos de interés, y un largo etcétera. Y todo ello con cargo a nuestros impuestos.

Si los impuestos que pagamos son la mayor fuente de ingresos del Estado, se hace más exigible entonces un mejor servicio público y una efectiva probidad funcionaria. Hoy, más que nunca.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA