Connect with us

Experto en operaciones aéreas: Problema de aviones antiincendios se ha planteado erróneamente

Publicado

on

Cuatro días tardó la Corporación Nacional Forestal (Conaf) en aceptar la oferta de contar con el avión cisterna más grande del mundo para combatir el fuego, un Boeing 747 SuperTank, a costo cero y que podía estar operando en 12 horas, según la propuesta de Lucy Ana Avilés, una chilena residente en EEUU que tendió la ayuda.

Días más o días menos, el debate sobre la utilidad de estas naves demoró la decisión, pero también alarga la discusión sobre los insumos permanentes con los que debería contar un país donde el 95% de los incendios forestales son provocados por acción humana y que suele verse afectado por otras catástrofes para las que este tipo de naves también serían de utilidad.

Jaime Lamas es experto en operaciones aéreas y técnico encargado de ejecutar los cálculos de los planes de vuelo en diversas naves. Explica que el avión capaz de cargar 73 mil litros de agua, retardante o una mezcla, será de gran ayuda. Sin embargo, se muestra crítico sobre la falta de soluciones más concretas y permanentes sobre un problema preocupante.

«Para este tipo de incendios gigantes, el uso de un avión de este tipo, 5 ó 6 helicópteros o 3 ó 4 aviones más pequeños, como el Dromader, es una fuerza muy disminuida para una tarea tan grande como la que llevan a cabo los brigadistas y todo. Un Supertanker puede ser muy operativo, pero hay que considerar que la descarga de 10 mil ó 15 mil litros de agua y retardante requiere de una infraestructura adecuada en cuanto a pistas de aterrizaje y despegue o sitios de carga que, a la larga, hacen del proceso algo lento y costoso. Probablemente, las únicas pistas que permitan la operación de estos aviones sean las de los aeropuertos de Santiago y Concepción. Pero si el fuego está en zonas alejadas, el tiempo de respuesta disminuye respecto a la acción de otras naves más pequeñas», reflexiona.

Sin entrar en detalles, recuerda que hay otras normativas asociadas al uso de estos aviones particulares que podrían agilizarse desde la institucionalidad. Materias como certificar normativas, procesos y capital humano para que este tipo de aportes puedan materializarse rápidamente, según la urgencia.

«Mucha gente tiene la expectativa de que este avión u otros lancen toneladas de agua y ataquen los incendios. Pero, después de eso, ¿qué? Independiente de la ayuda que pueda prestar un avión como el Supertanker en situaciones como un incendio forestal, es momento de pensar en uno que pueda usarse en cualquier emergencia durante todo el año. Naves que además de funcionar combatiendo incendios, sean capaces de trasladar personas, brigadistas, rescatistas, víveres, equipos técnicos o ayuda humanitaria a otros puntos cuando se sufra el embate de terremotos, erupciones volcánicas y otras tragedias. La Fuerza Aérea puede verlo como una buena inversión y que también les permita realizar fotografía aérea, monitoreo y optimizar labores en zonas de catástrofe», cree Lamas.

La polémica sobre qué tipos de aviones ocupar o si, en primer lugar, pueden ser de utilidad ante el relieve montañoso o la multitud de escenarios que presenta Chile, entrampa la decisión de contar con aeronaves que prestan este tipo de servicios en países como Canadá, EEUU, España o Sudáfrica, apunta.

«Hay un tema polémico que mantiene dividido al medio aeronáutico. Muchos se han dejado llevar por la opinión de gente que no conoce mucho del tema, pero lo cierto es que sí se pueden ocupar aviones cisterna. Lo que hay que considerar es que hay diversos modelos que pueden ser de más utilidad que otros. En cuanto a maniobrabilidad, complejidad del relieve y el buen desempeño que tienen en lugares parecidos al relieve chileno, creo que el más eficaz para Chile es el Canadair CL 415, una máquina diseñada para trabajar en terrenos complicados con mucho cerro, bosques tupidos, de pino y otras especies como los de nuestro país«, agrega.

Y señala que «este avión anfibio, conocido también como Bombardier, creado en 1993, tiene capacidad para transportar 6 mil litros y puede cargar en tierra desde camiones cisterna, una piscina con el uso de una bomba, un grifo o un carro de bomberos, pero también reunir el agua directamente desde un río, un lago o el mar en 10 segundos, durante el vuelo en una especie de acuatizaje. La mantención del Canadair cuesta tres veces menos que la de un helicóptero, puede penetrar en baja altura, resiste muy bien las corrientes ascendentes de zonas de fuego y tiene muy buena potencia de maniobra».

AVIONES MENORES

– ¿En qué puntos crees que se ha entrampado el debate mientras los bosques están en llamas?
– Creo que el problema ha sido planteado erróneamente. El tema de fondo es la estrategia, porque los aviones para ser eficaces contra el fuego deben tener un tiempo de respuesta adecuado y eso se tiene que comparar con la cantidad de agua o retardante que pueden aplicar. Es decir, si un Dromader puede hacer descarga rápida cerca de pistas de operación (con algo así como 2.400 litros más o menos) puede ser muy eficaz si realiza circuitos rápidos y distancias cortas. Pero a grandes distancias, ese tiempo de respuesta se va a alargar y la contención no se va a notar. Por otro lado, un avión con más capacidad y tiempo de respuesta corto, como el Canadair, puede ser un medio eficaz que actúa a distancia y sigue con una respuesta rápida ante el evento. Existen aviones tanque gigantes que se cargan parcialmente, pero que no hay donde operar. Ese tipo de soluciones sería menos eficiente porque en Chile no hay condiciones para utilizarlos de manera óptima.

La cantidad de aviones con que se cuente depende de los fondos disponibles, pero contar con dos aviones menores de esta magnitud que se muevan entre regiones hacia zonas de combate pueden ser muy eficientes. No requieren intervenir la infraestructura, pueden operar desde aeródromos o pistas cortas. Se suele comparar el costo de estos aviones con los de guerra, y claro son mucho más baratos, pero ese debate es un aliño que no tiene nada que ver con el problema de fondo. Es algo que hay que obviar, porque las condiciones actuales son complicadas, pero es una inversión que hay que hacer. Cuando piensas en las pérdidas que provocan los incendios forestales en cuanto a vidas, casas, animales, los efectos materiales de las víctimas, eso es algo muy superior a la inversión que cuesta un par de estos aviones.

 

¿Institucionalmente, cómo crees que se puede optimizar ese trabajo con aviones antiincendios?
-Lo que pasa en Chile es que las cosas están mal enfocadas. La Conaf debe replantear su estrategia de combate al fuego y modernizar la forma de abordar y planificar. Hay cosas buenas, pero también hay que mejorar el número de combatientes terrestres que es claramente insuficiente. Los gobiernos regionales deben dar las facilidades para renovar los equipos de quienes combaten el fuego y que suelen quejarse de que esa reposición tarda una o dos temporadas, incluso. En un sentido de prevención, más allá de enseñar a la gente a mantener quebradas o bosques sin basura, hay que ver cómo el Estado protege a su gente y eso es algo claramente relacionado con la forma de trabajar de la Onemi, las municipalidades y las intendencias. A nivel de Estado, otra tarea pendiente es crear estrategia de cómo creamos cortafuegos dándole, por ejemplo, espacio a uno y otro lado a las carreteras para que haya una distancia con la vegetación que cree zanjas y que el fuego no avance desde allí.

«Se debe entregar mayor autonomía a los mandos técnicos para cambiar la burocracia para mejorar la gestión y buscar en otros países experiencias para gestionar el combate a los incendios allá. Respecto a la Dirección General de Aeronáutica Civil, creo que una buena medida sería permitir el ataque nocturno al fuego con el uso de aeronaves. Actualmente solo se puede volar hasta el fin del crepúsculo vespertino. Si lográramos posibilidades de menor riesgo cerca de la superficie del fuego, se podría esparcir retardante a cierta altura apoyados con tecnología de visión nocturna y contener el fuego entre un día y otro, y no tener que esperar a la mañana siguiente para seguir combatiendo el fuego dejándole todo el trabajo nocturno a los brigadistas y bomberos que resienten ese desgaste. Por ahí va la cosa. El momento de la dimensión de devastación del fuego que estamos viviendo es demasiado grande como para no pensar en medidas modernas de combate», completa.

 

Por: Carlos Salazar /www.lanacion.cl

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PAÍS

Informe proyecta que precio de las bencinas seguirá al alza por al menos cuatro semanas más

Publicado

on

Por

Un informe del Observatorio del Contexto Económico (OCED UDP), de la Universidad Diego Portales, proyectó alzas en el precio de los combustibles por al menos cuatro semanas más.

Cabe recordar que este jueves 22 de julio, ENAP reportó un aumento de $6,3 en el precio de las bencinas de 93 y 97 octanos, del diésel y del Gas Licuado de Petróleo (GLP).

Según el primer Boletín Semanal de Precio de los Combustibles de OCED UDP, “los precios mayoristas de la gasolina 93 y 97 aumentarán al menos por cuatro semanas más desde esa fecha. En el caso del diésel, se estima un alza para la semana del 29 de julio al 4 de agosto”.

Según el escenario central descrito en este informe, hay una mayor incertidumbre frente a la demanda de petróleo en el mundo y, por otra parte, un acuerdo para aumentar en 2 millones de barriles por día la producción global. Estos factores están aliviando los precios internacionales del crudo.

Sin embargo, la tendencia a mediano plano es al alza, al igual que en el tipo de cambio. En ese sentido, el investigador del observatorio, Juan Ortiz, explica que la proyección se sustenta en la compensación que todavía tiene que obtener el Mecanismo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Mepco), después de amortiguando el incremento de los precios durante 34 semanas.

“Los precios de los combustibles, al 22 de julio, presentan un incremento continuo de 34 y 28 semanas para la gasolina 93 y 97, respectivamente. En el caso del diésel, su precio ha aumentado durante 14 semanas”, se detalla.

Continuar Leyendo

PAÍS

Heraldo Muñoz confirma «consulta ciudadana» de Unidad Constituyente para definir candidato

Publicado

on

Por

El presidente del PPD además aseguró que se encuentran evaluando si será presencial o digital. (más…)

Continuar Leyendo

ATACAMA

Paris respalda aplicar «dosis de refuerzo» contra el covid-19 a determinados grupos de la población

Publicado

on

Por

Este viernes, el ministro de Salud, Enrique Paris, llegó hasta la ciudad de Antofagasta para visitar el terreno donde podría instalarse una planta de fabricación de vacunas del laboratorio chino Sinovac.

En su paso por el norte del país, el secretario de Estado se refirió a una posible vacunación a niños de entre 3 a 12 años. Además, analizó la posibilidad de reforzar con una tercera dosis a los grupos de alto riesgo, como adultos mayores o pacientes inmunodeprimidos.

Esto, ya que el Consejo Asesor Covid-19 recomendó al Ministerio de Salud avanzar en estas dos materias, según reveló diario El Mercurio.

Sobre el primer punto, Paris recordó que toda vacuna debe ser aprobada por el Instituto de Salud Pública (ISP). “Es muy importante que aquellas empresas que quieran hacer llegar los antecedentes para que aprobemos vacunas en niños, las vamos a recibir, se va a hacer un análisis científico y, se si aprueba, obviamente que la vamos a adquirir para poder colocar vacunas en niños”, dijo.

“En este momento, somos el único país de Latinoamérica que estamos colocando vacunas entre 12 y 17 años de edad. En ese sentido somos pioneros”, agregó.

Sobre una eventual tercera dosis en determinados grupos de la población, el ministro afirmó que “estoy de acuerdo con la opinión del grupo de expertos en pandemia, de colocar una dosis de refuerzo, pero por el momento en grupos limitados de la población: adultos mayores, personas con comorbilidad y con mucha seguridad los trabajadores de la salud, porque ellos fueron los primeros que recibieron la dosis de vacuna“.

En esa línea, aseguró que “los anticuerpos pueden ir disminuyendo en algunas poblaciones, y en esa población a veces se requiere una dosis de refuerzo”.

Finalmente, el titular de la cartera de Salud manifestó que están estudiando la posibilidad de una vacunación heteróloga, lo que se traduce en que “las primeras dos dosis son de una vacuna y la tercera, de refuerzo, de otra vacuna”.

 

biobiochile.cl

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA