Connect with us

MUNDO

Casa Blanca apunta a FBI por escándalo sobre una habilitación de seguridad no otorgada

Published

on

El gobierno estadounidense señaló este lunes al FBI y las agencias de inteligencia, tras conocerse que un alto cargo de la Casa Blanca trabajó durante un año sin haber obtenido una habilitación de seguridad.

Rob Porter fue durante un año secretario personal de la Casa Blanca y manejó algunos de los temas más delicados en la agenda del presidente Donald Trump, a pesar de que el FBI sabía que había sido acusado de violencia doméstica.

“Es una pregunta para el FBI y otras agencias de inteligencia. Ellos toman estas decisiones. No es algo que decida la Casa Blanca”, aseguró la portavoz del gobierno, Sarah Sanders, durante su rueda de prensa diaria.

Porter, que dimitió la semana pasada cuando salieron a la luz estas acusaciones, tenía una “habilitación provisional”, al no haber pasado la verificación de seguridad.

Este estatus no le impidió -sin embargo- trabajar con Trump y tener acceso a información confidencial. “Creo que son las fuerzas del orden las que deben determinar si se deben hacer cambios en el proceso” de habilitación, subrayó Sanders.

El FBI, el Servicio Secreto (a cargo de la seguridad del presidente) y las agencias de inteligencia se encargan de las verificaciones de antecedentes.

El consejero de la Casa Blanca, Marc Short, dijo el domingo que esta situación pudo darse por “una probable falta de comunicación” entre varias esferas del Gobierno.

Porter formaba parte de la veintena de trabajadores de la Casa Blanca que no habían obtenido una habilitación completa. Otro de ellos es Jared Kushner, yerno de Trump.

AFP

Seguir Leyendo
Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Combatientes apoyados por EEUU y Francia avanzan en Siria ante el EI

Published

on

Una coalición de combatientes árabes y kurdos en Siria, apoyada por la artillería de fuerzas francesas y norteamericanas, avanzó este domingo en el último bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la provincia oriental de Deir Ezzor (este de Siria), según una ONG.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas también por los bombardeos aéreos de la coalición internacional antiyihadista liderada por Washington, lanzaron a fines de mayo la fase “final” de su ofensiva contra el EI.

Se hallan al este del río Éufrates, que divide en dos la provincia de Deir Ezzor, mientras que las fuerzas prorrégimen están en su parte occidental.

“Encarnizados combates se libran alrededor de las localidades de Hajin y Baghuz”, conquistadas hace una semana por las FDS, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Las FDS progresan “gracias a disparos de artillería estadounidenses y franceses”, según el OSDH.

Solamente tres grandes localidades permanecen en esta región en manos del EI: Hajin, Susa y Al Shafa, indica esta ONG, según la cual este grupo yihadista apenas controla 3% del territorio sirio, fundamentalmente en zonas desérticas y al sur de Damasco.

 

AFP

Seguir Leyendo

TENDENCIAS AHORA