Connect with us

MUNDO

Casa Blanca apunta a FBI por escándalo sobre una habilitación de seguridad no otorgada

Published

on

El gobierno estadounidense señaló este lunes al FBI y las agencias de inteligencia, tras conocerse que un alto cargo de la Casa Blanca trabajó durante un año sin haber obtenido una habilitación de seguridad.

Rob Porter fue durante un año secretario personal de la Casa Blanca y manejó algunos de los temas más delicados en la agenda del presidente Donald Trump, a pesar de que el FBI sabía que había sido acusado de violencia doméstica.

“Es una pregunta para el FBI y otras agencias de inteligencia. Ellos toman estas decisiones. No es algo que decida la Casa Blanca”, aseguró la portavoz del gobierno, Sarah Sanders, durante su rueda de prensa diaria.

Porter, que dimitió la semana pasada cuando salieron a la luz estas acusaciones, tenía una “habilitación provisional”, al no haber pasado la verificación de seguridad.

Este estatus no le impidió -sin embargo- trabajar con Trump y tener acceso a información confidencial. “Creo que son las fuerzas del orden las que deben determinar si se deben hacer cambios en el proceso” de habilitación, subrayó Sanders.

El FBI, el Servicio Secreto (a cargo de la seguridad del presidente) y las agencias de inteligencia se encargan de las verificaciones de antecedentes.

El consejero de la Casa Blanca, Marc Short, dijo el domingo que esta situación pudo darse por “una probable falta de comunicación” entre varias esferas del Gobierno.

Porter formaba parte de la veintena de trabajadores de la Casa Blanca que no habían obtenido una habilitación completa. Otro de ellos es Jared Kushner, yerno de Trump.

AFP

Seguir Leyendo
Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

La policía de EEUU admite graves fallas tras la matanza de Florida

Published

on

Pool/AFP / Susan Stocker-Sun Sentinel

La policía de Estados Unidos admitió en una asombrosa declaración el viernes no haber actuado tras recibir un alerta detallado sobre las intenciones del autor de la matanza en una escuela en Florida que dejó 17 muertos.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) dijo que fue advertido el 5 de enero sobre los planes de Nikolas Cruz, el joven de 19 años que confesó la víspera ser responsable de la matanza en la escuela secundaria de Parkland el miércoles, una de las más mortales de la historia reciente.

“La persona que llamó proporcionó información sobre las armas de Cruz, su deseo de matar personas, su comportamiento errático y sus inquietantes publicaciones en las redes sociales, así como sobre la posibilidad de que realizara un tiroteo en la escuela”, dijo el FBI en un comunicado.

Estos datos deberían haber sido considerados como “amenaza potencial a la vida” y enviados a la oficina en Miami, donde se deberían haber investigado. Sin embargo, “estos protocolos no se siguieron”, reconoció.

“Todavía estamos investigando los hechos. Me comprometo a llegar al fondo de lo que sucedió”, afirmó el director del FBI, Christopher Wray.

“Hemos hablado con las víctimas y las familias, y lamentamos profundamente el dolor adicional que esto causa a todos los afectados por esta horrible tragedia”, añadió.

No fue la única pista que el FBI no siguió en relación a Cruz.

Un hombre de Misisipi dijo el jueves que contactó al FBI en septiembre luego de ver en su canal de YouTube que el usuario “nikolas cruz” había publicado un mensaje anunciando: “Voy a ser un tirador escolar profesional”.

El FBI dijo que realizó “revisiones de bases de datos y otros controles”, pero no pudo identificar a la persona que publicó el mensaje.

El fiscal general Jeff Sessions deploró las “trágicas consecuencias” de las “fallas” del FBI y ordenó una revisión del proceso, asegurando que la investigación es una “prioridad máxima” para las autoridades.

“Resulta claro que las señales de alerta existieron y el FBI no las percibió”, dijo.

El gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, consideró “inaceptable” las fallas del FBI y dijo que Wray debe dimitir.

“Promovemos constantemente que si alguien ve algo, diga algo y una persona valiente lo hizo. Y el FBI no actuó. (…) El director del FBI debe renunciar”, señaló.

– “Presidente, haga algo” –

El presidente Donald Trump, que pasará el fin de semana largo en su complejo de Mar-a-Lago en Florida, anunció el viernes que prevé reunirse con las víctimas de la masacre de Parkland, a unos 70 km de su residencia.

“También estoy trabajando con el Congreso en muchos frentes”, agregó Trump, quien después del tiroteo prometió atender los problemas de salud mental y seguridad escolar, pero aún no ha mencionado ninguna medida con relación al control de armas.

La masacre del Día de San Valentín, como ha sido bautizada, ha generado un nuevo clamor por el control de las armas en el país, que dejan unas 33.000 muertes anuales.

Lori Alhadeff, cuya hija Alyssa murió en la matanza, imploró a Trump actuar para evitar nuevas tragedias.

 

AFP

Seguir Leyendo

TENDENCIAS AHORA