Connect with us

OPINIÓN

“Nueva Educación Pública en Huasco” Por Mauricio Hidalgo Robledo (Director Ejecutivo Servicio Local de Educación del Huasco)

Published

on

Con la nueva ley de educación pública, la administración pasa de manos del municipio, al Estado. Volviendo el Estado a recuperar su mirada histórica de la educación. Una educación pública, de calidad y con mayor integración.

El nuevo Sistema de Educación Pública está conformado por la Dirección de Educación Pública y 70 servicios locales de Educación Pública. Los Servicios Locales son los encargados del desarrollo técnico pedagógico y administrativo financiero de más de 5.600 escuelas y liceos, y 1.200 jardines infantiles.

Dentro de sus grandes cambios, está el entregarle mayor protagonismo a los profesores y profesoras, incentivando la excelencia y con más herramientas para que puedan cumplir con los objetivos al interior de las aulas. Otro de sus cambios será el profesionalizar la administración de la educación, esto con la creación del Servicio Local de Educación –SLE- del Huasco.

En este momento, el servicio está en su etapa de instalación y sólo somos cuatros a nivel país, para luego llegar a todos los territorios de Chile. Este servicio nace al alero de la Ley 21.040, promulgada por nuestra Presidenta Michelle Bachelet Jeria, y crea esta nueva institucionalidad para mejorar la calidad de educación en jardines, escuelas y liceos públicos.

En julio de este año, la educación municipal de toda la provincia pasará a ser parte del SLE del Huasco, y de este modo, nuestra provincia se suma a esta nueva educación pública.

Dentro de los desafíos se encuentra crear un servicio público destinado al mejoramiento de la calidad; construir un sistema sustentable para asegurar calidad y equidad; recuperarla como espacio de convivencia y de formación ciudadana; crear un nivel intermedio entre lo local y lo nacional; construir estrategias diferenciadas de apoyo, entre otros.

Como director ejecutivo del Servicio Local de Educación del Huasco, invito a los alumnos, alumnas, apoderados, profesores, asistentes de la educación, directores y funcionarios, a que conozcan y sean parte de esta nueva educación pública y así juntos, construir una mejor educación para todos los estudiantes.

 

Seguir Leyendo
Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

“Maduro: El invitado de piedra” por Álvaro Iriarte -Director de Investigación Instituto Res Publica

Published

on

Por Álvaro Iriarte

La situación en Venezuela es dramática. Los efectos de la revolución bolivariana se hacen sentir con fuerza, y el que fuera uno de los países más ricos y desarrollados de América Latina hoy se hunde en la pobreza extrema y el caos absoluto. La sociedad venezolana se encuentra fragmentada, polarizada y con una violencia creciente.

A raíz del cambio de mando en Chile para el próximo 11 de marzo, la figura de Nicolás Maduro se ha vuelto el punto de la discordia. Su presencia no ha sido confirmada y sin embargo ya genera divisiones en la sociedad chilena. De un lado, todos quienes creen en la dignidad de la persona y el respeto de los derechos esenciales de las personas se oponen a su visita, pues consideran que la señal que se dará a la comunidad internacional es errada, una suerte de aprobación tácita de esa dictadura y de sus abusos. Se trata de un grupo transversal, que incluye desde la derecha política hasta la Democracia Cristiana. En la otra vereda, los partidarios de las dictaduras comunistas, del socialismo y el populismo del siglo XXI -encabezados por el Partido Comunista-, defienden hasta la irracionalidad a Maduro, su gobierno y el legado de Hugo Chávez.

La diáspora venezolana sigue creciendo, y Chile ha estado recibiendo desde hace un tiempo a venezolanos que, desesperados por la situación que aqueja su país, tomaron la difícil decisión de abandonarlo todo para comenzar una nueva vida. Incluso ex magistrados de justicia han buscado asilo en Chile. No se requiere ser un experto en relaciones internacionales para advertir que el gobierno está en una situación incómoda: la opinión pública internacional condena el régimen de Maduro como antidemocrático, pero el alma de izquierda de la Presidenta y su equipo busca evitar condenas y acciones concretas, en una suerte de nostalgia revolucionaria.

¿En qué punto la tradición diplomática de invitar a los jefes de estados de otros países a la ceremonia de cambio de mando se convierte en una herramienta para otorgar una aprobación silenciosa a regímenes que abusan los derechos de los ciudadanos? Cuando se trata de este tipo de regímenes, no tiene sentido distinguir entre Estado y Gobierno, pues se hacen uno solo y es por tanto ilegítimo. Así el líder del régimen de Venezuela es el invitado de piedra a un acto eminentemente democrático.  Otro tanto podría decirse de la dictadura de Castro en Cuba. Por supuesto, toda nuestra solidaridad está con el pueblo venezolano y el cubano.

 

 

Seguir Leyendo

TENDENCIAS AHORA