Connect with us

OPINIÓN

Avanzando en Seguridad Vial: Por Paola Tapia, Ministra de Trasportes y Telecomunicaciones.

Published

on

Hoy estamos en un momento histórico. Desde 1989 no se registraba una cifra tan baja en el número de víctimas fatales en accidentes de tránsito. Estamos ante noticias muy alentadoras, dado que son decenas de familias las que hoy no deben sufrir la pérdida de sus queridos; sin embargo, mientras existan víctimas fatales no estaremos conformes.

La disminución en las muertes no es casual, sino que es el resultado de un trabajo comprometido y riguroso por parte de las entidades públicas, privadas y de la sociedad civil, quienes desde sus distintas esferas han aportado con su participación. En este sentido, especial es la dedicación y generosidad entregadas por las asociaciones de víctimas de accidentes de tránsito, las cuales han logrado sobreponerse para alzar la voz por la seguridad de las personas.

De acuerdo con el último balance, los fallecidos por alcohol en la conducción disminuyeron un 41,7 % en la década 2007 – 2017, lo que evidencia el esfuerzo por realizar un cambio de mentalidad en esta materia, destacándose la Ley de Tolerancia Cero y la Ley Emilia. Además, durante este gobierno se avanzó en otras iniciativas como la incorporación de la exigencia de airbags en vehículos livianos, el sistema de retención infantil y la nueva política de seguridad vial, entre otras.

También se consiguió la incorporación de la educación vial en la malla curricular y  se desarrollaron significativas actividades como la primera feria infantil de seguridad vial.

El martes 6 de marzo se vota en el último trámite del Senado el Proyecto de Ley de Convivencia de modos ya aprobado, cuando contamos con que se aprobará la disminución de la velocidad de 60 a 50 kms/hr.

Pero para que ello ocurra, el esfuerzo debe ser transversal y en este sentido esperamos que todos los senadores, más allá de su posición política, entiendan que para salvar vidas y disminuir fallecidos se requiere de señales claras y potentes de convivencia.

Seguir Leyendo
Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Cumplimiento de Protocolos Internacionales al marco de la legislación migratoria en Chile. ( por Ariana Lucia Benito Revollo Vargas, Académica Universidad Central La Serena )

Published

on

 

 

La obligación de respetar y garantizar los derechos humanos se encuentra plasmada en varios instrumentos internacionales y no solo obliga a reconocer formalmente dichos derechos, sino que a hacerlos efectivos en virtud de la prevalencia que tiene la Convención Americana de derechos Humanos

 

El respeto del principio de igualdad y no discriminación, son elementos tan esenciales que si se desconocen, generamos  rupturas o desequilibrios en el Estado. Para esto La Corte Interamericana precisa que esta obligación, debe respetarse con independencia de la situación administrativa del extranjero.

 

Si establecemos un análisis especifico, lo que sucede con la población haitiana (solo por ejemplificar), el principal conflicto que los atañe es la discriminación por color de piel y la barrera idiomática que impide el acceso a las consultas en salud, educación y trabajo. Precisemos expresiones expuestas por ellos mismo y este caso por Wadner Maignan  “Por el color, por dónde venimos, por donde somos, por no hablar el idioma, hemos recibido mucha discriminación principalmente en las escuelas, denuncia que la discriminación ha ido en aumento a medida que ha ido creciendo la inmigración afrocaribeña”.

Chile se está adaptando a un cambio que lo tomó desprevenido. En solo un par de años las calles se transformaron: nuevos acentos y colores llegaron a enriquecer el país. Peruanos, colombianos, haitianos y venezolanos han arribado a distintas ciudades en busca de mejores oportunidades económicas o, en el caso de los venezolanos, de un lugar seguro para vivir.

Así, en cuestión de años nos convertimos en el país latinoamericano donde más ha aumentado la inmigración. Sin embargo, muchos de ellos se encuentran con un Chile que todavía no se ha acostumbrado a este cambio cultural: no hay una normativa que los acoja (la que hoy está obsoleta y recién se empezará a discutir un nuevo proyecto de ley) y como sociedad, a veces, no hemos estado a la altura.

Estas referencias a las nuevas normativas no son antojadizas. La intención es reflejar que el fenómeno migratorio implica nuevos desafíos a los Estados y sus organismos. En los casos mencionados, el refugio, la Trata y el Tráfico de migrantes son manifestaciones del fenómeno, pero no son los únicos, tantos por demás como la maternidad transnacional , y el enfoque de género incorporado a esta realidad migratoria,  y es desde ya necesario hacer presente las deficiencias que muestra nuestro ordenamiento jurídico en relación al tratamiento a los extranjeros que se encuentran en nuestro país, y en el resto de américa latina, por manejar un enfoque cerrado y sesgado a las condiciones socio económicas presentes.

Al final será alejarnos de una política migratoria segregadora, excluyente, y basarnos en las verdaderas razones de  coexistencia y modus vivendi adaptable.

 

 

Ariana Lucia Benito Revollo Vargas

Académica

Universidad Central La Serena

Seguir Leyendo

TENDENCIAS AHORA