Connect with us

MUNDO

Corea del Norte amenaza con cancelar la cumbre con EEUU

Published

on

Si Washington busca desnuclearizar unilaterálmente a Corea Kim Jong Un cancelaría encuentro.

Corea del Norte amenazó este miércoles con cancelar la cumbre prevista entre el líder Kim Jong Un y el presidente estadounidense Donald Trump si Washington sigue adelante con su demanda de que Pyongyang abandone unilateralmente su arsenal nuclear.

Pyongyang también anunció que canceló unas conversaciones de alto nivel que estaban previstas entre sus delegados y los de Seúl este miércoles a causa de los ejercicios aéreos conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur.

Si el gobierno estadounidense “nos arrincona y nos pide unilateralmente abandonar nuestras armas nucleares no vamos a tener ningún interés en las conversaciones y vamos a tener que reconsiderar si aceptamos la futura cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos”, declaró el viceministro de Relaciones Exteriores Kim Kye Gwan en un comunicado difundido por la agencia oficial KCNA.

Washington está presionando para que Pyongyang lleve a cabo una desnuclearización completa, verificable e irreversible.

En la cumbre con el presidente surcoreano Moon Jae-in el mes pasado Moon Jae-in reafirmó su compromiso con una desnuclearización de la península de Corea.

Pero esta frase es un eufemismo abierto a interpretaciones.

“Nosotros ya expresamos nuestra voluntad de una desnuclarización de la península de Corea y declaramos reiteradamente que Estados Unidos debe terminar con su política hostil hacia DPRK (acrónimo oficial de Corea del Norte, NDLR) y amenazas nucleares como condición previa”, dijo

En el pasado, Pyongyang ha pedido el retiro de las tropas estadounidenses estacionadas en Corea del Sur para proteger el país de su vecino, y un final del paraguas nuclear que presta Washington a su aliado.

El funcionario norcoreano también criticó al asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos John Bolton por su propuesta de que la desnuclearización seguirá “el modelo libio”.

Esto fue “un movimiento siniestro para imponer a nuestro digno Estado el destino de Libia o de Irak”, dijo.

Corea del Norte estima que necesita armas nucleares para protegerse de una potencial invasión de Estados Unidos.

Después de renunciar a su programa nuclear, el líder libio Muamar Gadafi fue derrocado y murió en las revueltas apoyadas por la OTAN.

El viceministro también rechazó las ofertas que le hizo el secretario de Estado Mike Pompeo, que ha visitado dos veces Pyongyang en las últimas semanas, y que en su último viaje volvió con tres estadounidenses que estaban presos en Corea del Norte, de ayuda económica a cambio de la desnuclearización.

“Nunca hemos tenido ninguna expectativa de tener apoyo estadounidense en nuestra construcción económica y no vamos a hacer este tipo de tratos en el futuro”,dijo el funcionario.

 

 

Agencias.

Seguir Leyendo
Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Al menos 12 soldados del régimen sirio mueren en bombardeos atribuidos a la coalición

Published

on

Al menos 12 combatientes del régimen sirio murieron este jueves en el este del país en bombardeos que Damasco y una oenegé atribuyeron a la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que desmintió toda responsabilidad en los ataques.

Los bombardeos se produjeron en un sector de la provincia de Deir Ezzor, donde la coalición internacional y las fuerzas leales al régimen de Bashar al Asad combaten por separado contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

La coalición internacional formada por varios países occidentales interviene en Siria desde 2011 para combatir a los miembros del EI, aunque también ha atacado a fuerzas progubernamentales en los últimos años.

Este jueves, sus aviones golpearon posiciones del ejército al sur de Bukamal, una ciudad situada a unos kilómetros de la frontera iraquí, indicó la oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Al menos 12 miembros extranjeros de las fuerzas progubernamentales sirias murieron en esos ataques.

Una fuente militar, citada por la agencia de prensa oficial siria SANA, indicó que varias posiciones del régimen entre Bukamal y Hmeimeh habían sido objeto de “un ataque de aviones de la coalición estadounidense”, sin mencionar a ninguna víctima.

Resulta difícil determinar si había yihadistas en la zona en el momento de los bombardeos. Se sabe, sin embargo, que combatientes iraníes, del movimiento chiita libanés Hezbolá y soldados iraquíes apoyan a las tropas gubernamentales en ese sector.

– “Informaciones falsas” –

“Esas informaciones son falsas”, indicó un portavoz del Pentágono, el teniente coronel Kone Faulkner. “La coalición no llevó a cabo ningún bombardeo contra posiciones del ejército sirio en el este de Siria”, afirmó.

La misión de la coalición “es vencer al EI en zonas precisas de Irak y Siria”, añadió. “Esa misión no ha cambiado”, apostilló.

Bukamal y Hmeimeh se encuentran en la provincia oriental de Deir Ezzor, donde las tropas prorrégimen de un lado y la coalición internacional y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS, una coalición dominada por los kurdos), por el otro, realizan ofensivas contra el EI.

La coalición internacional apoya a las FDS en su combate contra los yihadistas. El EI ha perdido la mayor parte del territorio que controlaba desde 2014 en Siria y en la vecina Irak, pero sigue presente en las zonas desérticas entre los dos países, especialmente en la provincia de Deir Ezzor.

Una línea simbólica llamada de “distensión” que corre a lo largo del río Éufrates desde 2017 está destinada a evitar que las fuerzas a favor del régimen (al oeste del río) y las FDS (al este) se enfrenten.

– ¿Quedan yihadistas en el lugar? –

Después de los bombardeos, el régimen envió refuerzos a la zona, según el OSDH.

En febrero, los ataques de la coalición en la provincia de Deir Ezzor dejaron al menos 100 combatientes del régimen y aliados muertos, entre ellos rusos, como represalia a un ataque contra posiciones de las FDS.

Y en septiembre de 2016, los ataques a posiciones militares del régimen, también al este del país, mataron a más de 60 soldados sirios.

Con la ayuda militar de su aliado ruso que interviene desde 2015 en el conflicto, el régimen recuperó más del 60% del territorio que controlaban los yihadistas.

El lunes, las tropas gubernamentales expulsaron al EI de su último reducto en la región de Damasco.

Más de mil yihadistas fueron evacuados de esta zona hacia el desierto que se extiende desde el centro de Siria hasta las fronteras orientales con Irak.

 

AFP

Seguir Leyendo

TENDENCIAS AHORA