Connect with us

MUNDO

EEUU considera alojar a niños migrantes en bases militares

Published

on

Altos funcionarios del gobierno de Donald Trump inspeccionarán cuatro bases militares estadounidenses para determinar si pueden acoger a niños que atravesaron ilegalmente la frontera, informó este martes el Washington Post.

La semana pasada, el secretario de Justicia, Jeff Sessions, había advertido que las personas que ingresen ilegalmente al país junto a sus hijos serán separadas de éstos.
Citando un correo electrónico enviado al Pentágono por el Departamento de Salud, el Washington Post indicó que integrantes del gobierno federal visitarán bases militares en Texas y en Arkansas, en el sur del país.

Según el diario, los menores de 18 años no acompañados y los menores separados de sus padres en la frontera serían alojados en estos establecimientos.

Se trata, de acuerdo al email consultado por el Washington Post, de visitas preliminares, y ninguna decisión al respecto ha sido tomada hasta el momento.

La AFP intentó sin éxito recabar declaraciones de funcionarios del Pentágono y del Departamento de Salud.

Durante una visita a la zona fronteriza en los estados de Arizona y California la semana última, Jim Sessions afirmó que todo adulto que pretenda ingresar a Estados Unidos junto a un hijo sería demandado judicialmente y probablemente separado del menor.

“Si usted no quiere verse separado de su hijo no le haga atravesar la frontera ilegalmente. No es culpa nuestra si usted lo hace”, señaló el secretario.

Según un funcionario del Departamento de Salud citado por el Washington Post, los establecimientos destinados a los niños están completos en 91% de su capacidad. Las medidas de combate a la migración clandestina que se plantea el gobierno republicano harían que estos centros se vean desbordados.

En julio de 2014, Estados Unidos conoció un nivel récord de arribo de niños provenientes de América Central. Ese año, unos 60.000 menores atravesaron la frontera.

En el período más duro de la crisis, la administración demócrata de Barack Obama utilizó bases militares en California, Oklahoma y Texas para alojar a miles de niños, indicó el Washington Post.

 

AFP

Seguir Leyendo
Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Al menos 12 soldados del régimen sirio mueren en bombardeos atribuidos a la coalición

Published

on

Al menos 12 combatientes del régimen sirio murieron este jueves en el este del país en bombardeos que Damasco y una oenegé atribuyeron a la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que desmintió toda responsabilidad en los ataques.

Los bombardeos se produjeron en un sector de la provincia de Deir Ezzor, donde la coalición internacional y las fuerzas leales al régimen de Bashar al Asad combaten por separado contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

La coalición internacional formada por varios países occidentales interviene en Siria desde 2011 para combatir a los miembros del EI, aunque también ha atacado a fuerzas progubernamentales en los últimos años.

Este jueves, sus aviones golpearon posiciones del ejército al sur de Bukamal, una ciudad situada a unos kilómetros de la frontera iraquí, indicó la oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Al menos 12 miembros extranjeros de las fuerzas progubernamentales sirias murieron en esos ataques.

Una fuente militar, citada por la agencia de prensa oficial siria SANA, indicó que varias posiciones del régimen entre Bukamal y Hmeimeh habían sido objeto de “un ataque de aviones de la coalición estadounidense”, sin mencionar a ninguna víctima.

Resulta difícil determinar si había yihadistas en la zona en el momento de los bombardeos. Se sabe, sin embargo, que combatientes iraníes, del movimiento chiita libanés Hezbolá y soldados iraquíes apoyan a las tropas gubernamentales en ese sector.

– “Informaciones falsas” –

“Esas informaciones son falsas”, indicó un portavoz del Pentágono, el teniente coronel Kone Faulkner. “La coalición no llevó a cabo ningún bombardeo contra posiciones del ejército sirio en el este de Siria”, afirmó.

La misión de la coalición “es vencer al EI en zonas precisas de Irak y Siria”, añadió. “Esa misión no ha cambiado”, apostilló.

Bukamal y Hmeimeh se encuentran en la provincia oriental de Deir Ezzor, donde las tropas prorrégimen de un lado y la coalición internacional y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS, una coalición dominada por los kurdos), por el otro, realizan ofensivas contra el EI.

La coalición internacional apoya a las FDS en su combate contra los yihadistas. El EI ha perdido la mayor parte del territorio que controlaba desde 2014 en Siria y en la vecina Irak, pero sigue presente en las zonas desérticas entre los dos países, especialmente en la provincia de Deir Ezzor.

Una línea simbólica llamada de “distensión” que corre a lo largo del río Éufrates desde 2017 está destinada a evitar que las fuerzas a favor del régimen (al oeste del río) y las FDS (al este) se enfrenten.

– ¿Quedan yihadistas en el lugar? –

Después de los bombardeos, el régimen envió refuerzos a la zona, según el OSDH.

En febrero, los ataques de la coalición en la provincia de Deir Ezzor dejaron al menos 100 combatientes del régimen y aliados muertos, entre ellos rusos, como represalia a un ataque contra posiciones de las FDS.

Y en septiembre de 2016, los ataques a posiciones militares del régimen, también al este del país, mataron a más de 60 soldados sirios.

Con la ayuda militar de su aliado ruso que interviene desde 2015 en el conflicto, el régimen recuperó más del 60% del territorio que controlaban los yihadistas.

El lunes, las tropas gubernamentales expulsaron al EI de su último reducto en la región de Damasco.

Más de mil yihadistas fueron evacuados de esta zona hacia el desierto que se extiende desde el centro de Siria hasta las fronteras orientales con Irak.

 

AFP

Seguir Leyendo

TENDENCIAS AHORA