Connect with us

OPINIÓN

“Reconstrucción, una oportunidad de hacer mejor ciudad” Por Antonio Pardo Kallens (Seremi Minvu Atacama)

Published

on

No existen “tragedias de la naturaleza”, solo existen eventos naturales, que producen tragedias humanas.

El estado de tragedia colectiva, es una experiencia crítica que somete al ser humano a la necesidad de decidir un accionar extremo; huyo o reconstruyo, es decir; me alejo de la tragedia; o me quedo, me fortalezco y me reconstruyo.

La semana pasado fue publicado el ICVU (Índice de Calidad De Vida Urbana), que prepara la Universidad Católica de Chile, en conjunto con la Cámara Chilena de la Construcción. Este estudio es una herramienta muy importante para el diseño de políticas públicas, por lo tanto, debe estar presente sobretodo en el diseño de políticas regionales. En su última edición sorprendió la ubicación de Copiapó, en el ranking N° 21 (48,56 puntos) entre 93 municipios de Chile, superando a nuestros vecinos; La Serena (47,13 puntos) y Antofagasta (46 puntos).

Entre las seis variables objetivas que mide ese estudio, una de las que más aportó al salto cualitativo de Copiapó (desde la ubicación N°36 del ICVU anterior, a la ubicación N°21 del ICVU actual); fue la variable “Condiciones Socio Culturales”, que obtuvo 56,73 puntos – con un promedio nacional de 45,76 puntos. Esta variable se refiere a la capacidad de organización social de la comunidad, lo que deja en evidencia que los copiapinos se organizaron socialmente para tener la fortaleza suficiente que les permitiera enfrentar la reconstrucción, es decir, para “reconstruirse”.

La otra variable medida por este estudio, que más aportó a este resultado fue “Conectividad y Movilidad” que obtuvo 78,46 puntos – con un promedio nacional de 66,41 puntos. Esta variable está ligada cercanamente a las actividades que desarrolla el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, las que dicen además, cercana relación con la calidad de vida (recuperación de vías, plazas, parques, espacios públicos etc.).  Este resultado del indicador ICVU, deja en evidencia que estamos haciendo bien las cosas, digo esto, porque no entendemos la “reconstrucción” como una simple reposición de la ciudad dañada, sino que, entendemos la “reconstrucción” como un acto urbano cualitativo, que nos inspira a hacer una mejor ciudad que aquella que teníamos antes del aluvión.

Trabajamos por tanto en una “Reconstrucción integral, cualitativa y con visión de futuro”, en donde reconstruiremos; tanto el tejido social, como la calidad de vida de los copiapinos que decidieron quedarse, fortalecerse, y hacer de esta tragedia humada, una oportunidad de construir una mejor ciudad.

 

 

Antonio Pardo Kallens

Secretario Regional Ministerial

Ministerio de Vivienda y Urbanismo

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

“La separación de poderes y la función Judicial” Por Emilio Oñate Vera (Decano Facultad de Derecho, U. Central)

Published

on

En su obra “El espíritu de las leyes” de 1748, Montesquieu consagra uno de los elementos más trascendentales para el desarrollo de lo que hoy conocemos como Estado de derecho, me refiero al principio de separación de los poderes del Estado, que implica que esa separación supone una independencia de los poderes del estado y más específicamente de las funciones públicas, dicha independencia se sustenta también en el adecuado control existente entre cada órgano estatal. Es precisamente ese control o verificación reciproca entre poderes la que fundamenta la acusación constitucional sobre los ministros de Estado o sobre los magistrados de los tribunales superiores de justicia.

Parece importante remarcar lo dicho frente a los variados comentarios que se han esgrimido a propósito de que la sola formulación de una acusación constitucional contra los Ministros de la Corte Suprema que han otorgado libertad condicional a condenados por violaciones a los DD.HH supondría un atentado contra la separación de poderes dañando el Estado de derecho, cuando a mi entender, el estado de derecho no solo significa una independencia entre las funciones públicas que el Estado realiza, sino también un adecuado control institucional cuando algún órgano estatal  incumple los deberes que la constitución y las leyes le asignan.

La sola presentación de la acusación constitucional en nada menoscaba el estado de derecho ni la separación de poderes, la pregunta es ¿se configura el notable abandono de deberes por la actuación de los ministros de la sala penal?, a mi entender, evidentemente no. Desde luego cualquier observador de la contingencia puede estimar desafortunada la decisión o incluso los actores políticos con más o menos intensidad pueden reprochar el otorgamiento de beneficios carcelarios a violadores de DD.HH, sin embargo tales beneficios están previstos y vigentes en  la ley, por lo que sostener que los jueces han incumplido sus deberes francamente parece un despropósito, especialmente porque el notable abandono de deberes no solo debe tener una fundamentación política, sino también jurídica y aquí en nada se ha contradicho a la ley.

Inequívocamente los delitos de lesa humanidad no son equiparables a los llamados delitos comunes, sin embargo, independientemente de lo que a cada cual le parezca, los jueces han actuado dentro del marco institucional, es de esperar que nuestros congresistas también lo hagan y entiendan que la función de fiscalización y control que la constitución les asigna sobre los otros poderes del estado, este a la altura de lo que la ciudadanía con tanta intensidad demanda de las autoridades, seriedad y fundamento, lo que lamentablemente a estas alturas parece ser algo difícil de encontrar.

Continue Reading

TENDENCIAS AHORA