Connect with us

OPINIÓN

“SQM-CORFO: Lo importante es el litio” Por Sofía Cid (Diputada de Atacama)

Published

on

La polémica por el regreso de los hermanos Ponce Lerou a Sociedad Química y Minera de Chile (SQM) en calidad de asesores del directorio acapara la atención mediática por estos días. Lo anterior debido al contrato entre SQM y Corfo, en que para mantener la concesión del Salar de Atacama se exigió su salida del control de la empresa.

El actual contrato que existe entre Corfo y la SQM fue negociado por el ex vicepresidente ejecutivo de Corfo durante el gobierno de la Nueva Mayoría, Eduardo Bitrán quien realizo una negociación que entregó hasta 2030 la concesión para la explotación del litio en el Salar de Atacama la minera no metálica.

Ante la gran cantidad de información y de opiniones sobre el tema, lo importante son los hechos. El actual gobierno del presidente Sebastián Piñera recibió un contrato que fue negociado por el Gobierno anterior de Michelle Bachelet. Lo recibió firmado, y lo que le corresponde es ejecutar lo que está estipulado en el contrato.

La forma en que se negoció y por qué se negoció de dicha manera es un tema del que tendrá que dar explicaciones el Gobierno anterior, y en especial el ex vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán.  La administración de la Nueva Mayoría y el señor Bitrán deben dar explicaciones a la gente. Él, personalmente llevó las negociaciones y suscribió los contratos, por lo que no resulta muy coherente que hoy culpe a otros y no reconozca su propia responsabilidad. Resulta poco probable (por no decir imposible) que las autoridades de la Nueva Mayoría no consideraran este tipo de contingencias. Hoy estamos pagando la arrogancia de la anterior administración, y si hay responsables, el primero es Bitrán.

Sin embargo, y más allá de las responsabilidades y de cómo se resuelva este nuevo escándalo de SQM y Corfo, la verdad es que se está perdiendo el foco central del debate que debería ser el litio y el rol propio de Corfo.

Hechos como los acontecidos demuestran que Corfo no tiene la capacidad para desarrollar la industria del litio y esto ya ha quedado en evidencia. Nuestro país cuenta con una de las dos reservas de litio más grande del mundo, y en momentos en que la revolución tecnológica pasa una fase en que el litio puede tener un rol central, nuestra explotación es casi inexistente. Este es el debate de fondo en torno al litio: ha llegado la hora de discutir abiertamente si es funcional al desarrollo de la minería del litio que Corfo sea titular de concesiones mineras, cuando no es su objetivo institucional.

Asimismo, es evidente que la institucionalidad de Corfo ha sido construida a lo largo de las décadas con la finalidad de fomentar la innovación y el emprendimiento. El riesgo queda a la vista: la presión por explotar el litio hará que las energías y recursos humanos de Corfo de destinen a solucionar contingencias como las que estamos comentando, y por tanto su rol pasará a segundo plano. ¿quiénes serán los más afectados? Los innovadores y emprendedores que esperan encontrar en Corfo herramientas para innovar y emprender.

Es hora de llevar el debate del litio a las ligas mayores, poniendo el acento en el desarrollo de la minería del litio a largo plazo, y ello implica revisar exhaustivamente la conveniencia de que Corfo sea el titular y, por ende, el encargado, de sacar provecho a la riqueza minera no metálica

Continue Reading
1 Comment

1 Comment

  1. Nacho

    18 junio, 2018 at 12:08 pm

    señora Cid el litio tiene que ser estatal, no venda con su gobierno y socios de partidos de derecha, el recurso que es de todos los chilenos a los chinos-

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Cólera: Necesarias y urgentes medidas de fiscalización: Por Freddy González Meza Nutricionista Académico Departamento de Nutrición y Dietética Facultad de Ciencias de la Salud Universidad de Atacama

Published

on

Hace exactamente un mes escribí un artículo similar al presente, que titulé “A Propósito del Cólera”, sin querer fui premonitorio ya que advertía sobre los peligros que se cernían sobre nuestro país y región en relación al Cólera, una enfermedad infecciosa que afecta al aparato digestivo de las personas que han contraído la infección y que se han contaminado con la bacteria Vibrio cholerae. En ese momento habían sólo diez (10) casos de Cólera en el país y se advertía -entre otras cosas- respecto al relajamiento de las medidas impuestas por la Autoridad Sanitaria, con ocasión del anterior brote de Cólera en nuestro país en el año 1991, en cuanto a la comercialización de productos alimenticios, particularmente en las ferias libres que se instalan en varios puntos de la geografía de nuestra ciudad capital regional, con nulas medidas de higiene.

A los días, coincidentemente con el inicio de las festividades patrias, los casos habían aumentado ya a treinta (30) en el país y se conocía que en nuestra región de Atacama, había un caso, una mujer de 31 años, que se había contagiado en la ciudad de Santiago.

Se inició una polémica sobre la conveniencia que la población fuese informada oportunamente, como lo señalaron varios medios de comunicación social, especialmente uno que incluso vertió su opinión en favor de advertir a la población en su editorial. La molestia generada en la región fue debido a que nada se sabía del caso acontecido en Atacama y que sólo se había conocido, por informaciones nacionales emanadas en la capital de nuestro país.

Hasta el 24 de septiembre teníamos en nuestro país 35 casos de Cólera y en nuestra ciudad capital regional, Copiapó, se aprecia como señalé anteriormente- un aumento en la desprolijidad que algunos comerciantes de ferias libre ejercen en el expendio de los alimentos que comercializan en la ciudad. Cuando se escribió el artículo anterior, se apreció en las ferias libres sólo un (1) caso de un comerciante que expendía brócoli, repollos y coliflores, en directo contacto con el piso, sin siquiera aislar los productos alimenticios del suelo con un saco, una lona o un plástico.

El día sábado 06 de octubre recién pasado, se advirtió y fotografió en la feria libre ubicada en el sector de la población “Pedro León Gallo”, a tres (3) comerciantes que comercializaban sus productos agrícolas en directo contacto con el suelo. De un (1) comerciante que no comercializaba adecuadamente sus productos al inicio del bote de Cólera en el país, hemos subido a tres (3), luego hubo un aumento de las transgresiones a la normativa vigente de un 300%.

Lo anterior da cuenta inequívoca que las medidas sanitarias impuestas por la autoridad sanitaria, con ocasión del brote de Cólera del año 1991 y que están aún vigentes -porque no se han derogado- se continúan transgrediendo.

También implica hacer un llamado urgente, a los comerciantes de ferias libres para que retomen las mínimas medidas de higiene en el expendio de frutas, verduras y todo otro alimento y a la Autoridad Sanitaria, dependiente de la Seremi de Salud de nuestra Región de Atacama, para que se incremente las fiscalizaciones a fin de aplicar las sanciones correspondientes a los trasgresores de la normativa vigente. Lo anterior para que no se siga elevando el número de puestos de feria en que no existe normas de higiene y se siga poniendo en riesgo a la salud de los ciudadanos de nuestra región, sobre todo en cuanto al Cólera y otras enfermedades de carácter gastrointestinal.

No se debe olvidar que un alto porcentaje de los casos actuales de Cólera contraídos en el país, se contaminaron por consumir productos alimenticios como verduras y frutas contaminados con materias fecales.

Hasta el momento hemos tenido suerte, ya que el Ministerio de Salud ha señalado que la cepa de Cólera detectada es no toxigénica, es decir; no produciría los casos de Cólera más agresivos y peligrosos.

Pero, ¿qué pasaría si se produce un brote con cepas de la bacteria más agresivas y con la capacidad de infectar gravemente a la ciudadanía?

Aún estamos a tiempo, no esperemos que el Cólera se instale en nuestra ciudad, en nuestra región, quizás con cuántos casos y lo peor, que lamentemos pérdidas de quizás cuántas vidas, que hoy podemos evitar. Inequívocamente a la luz de los antecedentes aportados, se debe necesariamente aumentar la fiscalización en todo lugar en que se expendan alimentos, especialmente en las ferias libres.

Continue Reading

TENDENCIAS AHORA