Connect with us

MUNDO

Tras sangriento fin de semana, foros internacionales examinan crisis de Nicaragua

Published

on

Tras un sangriento fin de semana que dejó 12 muertos en Nicaragua, la comunidad internacional se alista para discutir la represión de las protestas que desde hace tres meses exigen que el presidente izquierdista Daniel Ortega deje el poder.

El domingo, policías y paramilitares arremetieron contra Masaya (sur) y comunidades vecinas para remover los bloqueos de carreteras de los manifestantes antigubernamentales. La operación dejó 10 muertos, entre ellos cuatro paramilitares, y 20 heridos, según Álvaro Leiva, secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

La policía inicialmente no confirmó esas muertes.

Un día antes, 200 estudiantes lograron salir de un asedio de 20 horas de fuerzas gubernamentales en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, de Managua, y un templo vecino, en una acción que dejó dos estudiantes muertos.

Desde que comenzaron las protestas en abril, unas 280 personas murieron. Los reclamos inicialmente eran contra una reforma del sistema de previsión social, que el gobierno dejó sin efecto, pero derivaron en una demanda para la salida del poder de Ortega, quien gobierna desde 2007 por tercer período consecutivo.

La oposición lo acusa de instaurar una dictadura y quiere anticipar a marzo próximo las elecciones presidenciales de 2021.

El gobierno dice que las protestas opositoras tienen un fin golpista, al buscar alterar el orden constitucional.

Las fuerzas del gobierno realizaron los operativos del domingo contra los tranques (bloqueos) en Masaya, 30 km al sur de Managua, y varios municipios vecinos.

“Nos están atacando la policía y parapolicías encapuchados y armados con AK y ametralladoras a nuestro barrio indígena de Monimbó”, denunció Álvaro Gómez, un poblador del lugar.

Asimismo paramilitares en la misma zona dispararon contra un vehículo en el que iba el obispo Abelardo Mata, uno de los cinco jerarcas católicos que median en el diálogo entre el gobierno y la oposición.

El religioso, un fuerte crítico del gobierno de Ortega, resultó ileso, informó la Iglesia.

– Agenda internacional –

Hundida en la violencia y sin salidas a la vista, la crisis de Nicaragua será discutida en foros internacionales, como la reunión de cancilleres de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que inicia este lunes en Bruselas.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, dijo que pidió a su canciller Roberto Ampuero llevar el tema a la cita, mientras que la ministra costarricense, Epsy Campbell, adelantó que pedirá al foro un pronunciamiento sobre la crisis en Nicaragua.

A su vez, el embajador estadounidense ante la OEA, Carlos Trujillo, adelantó que el tema de Nicaragua volvería esta semana a la agenda del foro continental.

“La violenta represión del gobierno a través del uso de maras (turbas) sandinistas es inaceptable. Estados Unidos sentará responsabilidad de los violadores de derechos humanos”, comentó Trujillo en Twitter.

En tanto, el presidente costarricense Carlos Alvarado adelantó que la crisis en Nicaragua estará presente en sus discusiones con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, con quien se reunirá este lunes en San José.

– Iglesia atacada –

El recrudecimiento de la violencia se ha dado en medio de una ofensiva que las fuerzas del gobierno emprendieron desde los primeros días de julio para “limpiar” las calles de barricadas, levantadas por los manifestantes como parte de las protestas iniciadas el 18 de abril.

La Iglesia católica, como mediadora, ha sufrido los embates del repunte de la violencia, como lo reflejó el ataque al obispo Báez.

El cardenal Leopoldo Brenes denunció que las fuerzas gubernamentales entraron y robaron en la casa cural de Catarina y pidió al gobierno “respetar los templos” y detener los ataques contra la población.

Los jerarcas católicos denuncian la “falta de voluntad política del gobierno” de dialogar con la opositora Alianza Cívica.

“Hemos sido testigos de la falta de voluntad política del gobierno para dialogar sinceramente y buscar procesos reales que nos encaminen hacia una verdadera democracia, negándose reiteradamente a abordar (…) la agenda de democratización”, dijeron el sábado los obispos católicos en un comunicado.

 

 

AFP

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Canadá legaliza el consumo recreativo de marihuana

Published

on

Tras casi un siglo de prohibición, Canadá se convirtió el miércoles en el segundo país del mundo, después de Uruguay, en legalizar la marihuana recreativa, una reforma histórica esperada con ansias tanto por los consumidores de esa droga como por los mercados.

Poco después de la medianoche en Saint-Jean-de-Terre-Neuve, al este del país, decenas de personas desafiaron el frío y esperaron durante horas para comprar los primeros gramos de cannabis legal en una tienda abierta solo por unos minutos para marcar la ocasión.

Tres años después de su elección, el gobierno liberal de Justin Trudeau materializó una de sus promesas de campaña y Canadá se convirtió en el primer país del G20 en legalizar la marihuana recreativa. Ya Uruguay lo hizo en 2013.

La entrada en vigor de esta medida será escrutada tanto por los canadienses, que acudirán a las urnas dentro de un año para unas legislativas inciertas, como por los países aliados de Ottawa que ya han autorizado el uso terapéutico de la droga.

En Quebec, las tiendas de la estatal Sociedad de Cannabis Quebequense (SQDC) abrirán sus puertas a las 10H00 locales (14H00 GMT).

La SQDC comenzará con 12 locales de venta pero espera tener hasta 150 en los próximos tres años.

Por su parte, en Manitoba (centro) y Alberta (oeste) decidieron que la industria quedara en manos privadas y un puñado de puntos de venta abrirán allí el miércoles.

El gobierno permitió a cada provincia organizar el comercio de la hierba, por lo que hay distintos modelos en todo el país para un mercado valorado en unos 4.600 millones de dólares por año.

En los últimos días, la oposición conservadora ha multiplicado sus ataques contra la medida, la que considera precipitada y que conlleva riesgos para la seguridad y la salud pública.

“Hace al menos dos años que trabajamos con los diferentes gobiernos”, respondió el martes Trudeau, repitiendo que la legalización permitirá restringir el acceso de menores a esta droga y “sacar dinero de los bolsillos de las organizaciones criminales”.

 

AFP

Continue Reading

TENDENCIAS AHORA