Connect with us

MUNDO

Filipinas se prepara para la llegada de un supertifón

Publicado

on

Miles de personas huyeron de sus casas en Filipinas ante la inminente llegada de un supertifón con ráfagas de hasta 255 kilómetros por hora, que amenaza con lluvias torrenciales.

Mangkhut, esperado en las próximas 24 horas, es el tifón más violento de los que han afectado al país en lo que va de año. En las zonas costeras del norte del archipiélago, región habitualmente golpeada por desastres naturales, miles ya abandonaron sus casas.

Los habitantes de Luzón, la principal isla de Filipinas, donde viven millones de personas, cubrían sus ventanas y reforzaban sus tejados, para evitar que los arranque la tormenta.

“Las lluvias van a ser fuertes y el viento no será ninguna broma”, declaró a la AFP Michael Conag, portavoz de defensa civil local. “Puede haber olas equivalentes a un edificio de cuatro pisos, y muchas casas pueden quedar destruidas, sobre todo las construcciones más frágiles, que son las más frecuentes en estas zonas costeras”, explicó.

Una lluvia muy fuerte empezaba ya a golpear la punta noreste de Luzón, barrida además por intensos vientos, aunque de momento sin causar daños mayores.

Al menos cuatro millones de personas están en la trayectoria directa de Mangkhut, que luego se dirigirá hacia el sur de China, incluido el territorio semiautónomo de Hong Kong.

– “Demasiado miedo” –

“Estamos muy asustados. Dicen que el tifón es muy violento” afirma Delaila Pasion, que abandonó su vivienda. “Teníamos demasiado miedo para quedarnos”.

“En las últimas lluvias del monzón nuestra casa quedó destruida a medias. Quiero que mis nietos estén a salvo” dice.

 

AFP

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

“Dejo mi cadáver como muestra de desprecio hacia mis adversarios”, dice última carta de Alan García

Publicado

on

LIMA (Reuters) – El expresidente peruano Alan García eligió suicidarse para no ser humillado por sus enemigos políticos, según una carta que habría escrito antes de morir.

La carta fue leída el viernes por una de sus hijas en el velatorio realizado en el local de partido político APRA, que llevó a García a gobernar dos veces el país, poco antes de que sus restos fueran llevados al Camposanto de Huachipa, en las afueras de Lima, para ser cremados por decisión familiar.

“No tengo por qué aceptar vejámenes. He visto a otros desfilar esposados, guardando su miserable existencia, pero Alan García no tiene por qué sufrir estas injusticias y circos”, dijo con palabras entrecortadas Luciana García, durante el velatorio, citando la carta que afirmó dejó su padre antes de suicidarse.

“Por eso, le dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones; a mis compañeros, una señal de orgullo; y mi cadáver, como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios”, manifestó.

García se suicidó el miércoles de un disparo en la cabeza a los 69 años cuando la policía llegó a su casa para arrestarlo en el marco de una pesquisa por corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, en un dramático giro en el escándalo de sobornos más grande de América Latina.

Los fiscales investigaban también a García por presuntamente recibir 100.000 dólares de fondos oscuros de Odebrecht por una conferencia que dio en Sao Paulo, poco después que dejara la presidencia en el 2011.

García había negado varias veces que recibió sobornos y se declaró un perseguido político.

“En este tiempo de rumores y odios repetidos, que las mayorías creen verdad, he visto cómo se utilizan los procedimientos para humillar o vejar y no para encontrar verdades. Por muchos años me situé por sobre los insultos”, agregó la supuesta carta leída ante miles de sus seguidores.

Reuters no pudo comprobar de inmediato la autenticidad de la misiva ni cuándo la escribió García, cuyo primer mandato (1985-1990) imprimió una gestión de perfil izquierdista y populista que terminó en una crisis económica; y en su segundo gobierno (2006-2011) fue un liberal amigo del libre mercado.

El Gobierno del presidente Martín Vizcarra ofreció a la familia de García una ceremonia con honores de Estado como corresponde a un expresidente, pero ésta lo rechazó y prefirió un velatorio privado, junto a sus amigos.

La muerte de García podría profundizar la división entre el Gobierno de Vizcarra y la oposición de derecha que controla el Congreso, donde el exmandatario tenía aliados influyentes.

Continuar Leyendo

MUNDO

Hombres armados matan a 13 personas durante fiesta en México

Publicado

on

Los asesinatos ocurrieron en Minatitlán, un municipio marcado por las disputas entre cárteles de drogas. (más…)

Continuar Leyendo

MUNDO

Juez de Perú dicta prisión preventiva por tres años contra expresidente Kuczynski

Publicado

on

LIMA (Reuters) – Un juez de Perú ordenó el jueves que el expresidente Pedro Pablo Kuczynski pase hasta tres años en prisión mientras los fiscales preparan cargos de corrupción en su contra por presuntamente recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

La decisión se conoce dos días después de que el expresidente peruano Alan García se suicidó para evitar el arresto en una investigación relacionada a Odebrecht, una compañía brasileña que ha implicado a la clase política, autoridades y líderes políticos de Perú en una presunta trama de sobornos.

Kuczynski, un exbanquero de Wall Street de 80 años que alguna vez tuvo la ciudadanía estadounidense, niega cualquier ilícito. Kuczynski no asistió a la audiencia ante el juez Jorge Chávez Tamariz el viernes debido a que estaba recibiendo tratamiento para problemas cardiacos en una clínica local.

Después de que García se suicidó el miércoles, los abogados de Kuczynski pidieron al fiscal José Domingo Pérez que considere poner al expresidente bajo arresto domiciliario en lugar de la encarcelación previa al juicio.

Pérez, sin embargo, dijo que los problemas cardíacos de Kuczynski se pueden tratar sin dificultad en prisión y el juez Chávez aprobó su solicitud de mantener al expresidente encarcelado durante 36 meses antes del juicio.

El fallo se conoció cuando García estaba siendo sepultado y probablemente generará más críticas de que la investigación sobre los sobornos de Odebrecht se ha vuelto demasiado agresiva y que los fiscales y jueces están abusando del uso de la prisión preventiva.

Bajo las leyes peruanas, los sospechosos de delitos pueden permanecer en la cárcel antes del juicio hasta por tres años si los fiscales muestran evidencia de que probablemente serían condenados y tratarían de huir u obstruir la investigación a menos que sean detenidos.

Los últimos cuatro presidentes de Perú y la líder de la oposición han recibido órdenes de detención preventiva en el marco del caso Odebrecht, luego de que la compañía admitió a fines de 2016 que pagó alrededor de 30 millones de dólares en sobornos a políticos peruanos, parte de una sofisticada trama que sus exejecutivos detallaron a las autoridades en el extranjero.

Los fiscales del caso Odebrecht dicen que necesitan la prisión preventiva para evitar que los sospechosos ricos y poderosos evadan la justicia mientras reúnen pruebas en la investigación de sobornos más grande del país. Pero sus críticos, incluido el presidente del Tribunal Constitucional de Perú, el juez Ernesto Blume, dicen que se está utilizando excesivamente debido a la ira por la corrupción generalizada.

Kuczynski, quien era presidente hace poco más de un año, dijo que ha cooperado plenamente con los investigadores e incluso declinó apelar cuando le prohibieron abandonar el país poco después de su renuncia en marzo de 2018.

Como presidente, Kuczynski negó inicialmente tener algún vínculo con Odebrecht. Pero finalmente reconoció que su compañía consultora asesoró a Odebrecht en el financiamiento de proyectos que había ganado mientras era ministro del gabinete en el gobierno del expresidente Alejandro Toledo.

Toledo enfrenta la posible extradición desde Estados Unidos, luego de que un juez ordenó encarcelarlo antes de un juicio por acusaciones de que recibió un soborno de 20 millones de dólares de Odebrecht.

El expresidente Ollanta Humala pasó nueve meses en juicio previo por el caso Odebrecht antes de que apelara y fuera puesto en libertad.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA