Connect with us

OPINIÓN

Atacama . El nombre que estamos perdiendo ( por Hugo Latorre Piazzoli )

Publicado

on

 

No cabe la menor duda que estamos viviendo en un mundo de “marcas”. Desde pequeños emprendedores, pasando por las empresas, ciudades , regiones y hasta países ponen todo su esfuerzo y recursos para lograr que sus nombres sobresalgan en un ciberespacio cada vez más lleno de información.

En este sentido en las últimas dos décadas Chile ha realizado un gran trabajo, posicionándose internacionalmente como una “Marca-País” reconocida por sus encantos turísticos y polo de atracción para exportaciones e inversiones externas; pero lamentablemente Atacama como “Marca-Región” no se ha empinado siquiera para participar en un mundo donde el ingreso exige primero una identificación .

Pero hagamos un poco de historia ; como región heredamos el nombre de un pueblo milenario, el atacameño, cuyo corazón siempre se encontró en el gran despoblado de Atacama, que rozaba al sur con nuestro valle. Por eso en 1843, por ser la puerta norte del país, se nos bautizó como la “Provincia de Atacama”,  incubando el orgullo por una tierra  hermosa, rica, donde los españoles fundaron Chile .

Luego de la Guerra del Pacífico, el nombre de la provincia lentamente comenzó a perder figuración porque  Chile tomó posesión de nuevos territorios y  dejamos de ser la frontera norte. Luego ingresamos a un siglo XX donde los grandes y ricos yacimientos de plata cedieron su reinado a las salitreras ubicadas en el “Desierto de Atacama”. Pero este inhóspito e inmenso territorio que se sumaba al país también traía consigo al gran “Salar de Atacama” y a “San Pedro de Atacama”, localidad que luego alcanzó gran renombre mundial por los estudios arqueológicos realizados desde 1955  por el sacerdote belga Gustavo Le Peige y posteriormente también se transformó en un atractivo centro turístico.

Así hasta 1974 la marca Atacama,  como Provincia, ya estaba postergada y se presentaba debilitada frente a tres colosos que se potenciaban bajo este nombre, El Desierto , El Salar y San Pedro. Y fue justamente ese año cuando ocurre el proceso de la Regionalización , convirtiendo a la Provincia de Atacama en la Tercera Región. Un golpe durísimo que vino a afectar mas aun los cimientos de la “Marca – Región”, al dejar en el trasfondo el nombre propio que nos había identificado , y vino a romper una relación fundamental en el mundo actual que permite  construir una identidad competitiva .

Lamentablemente hasta hoy poco se ha hecho para recuperar y potenciar nuestro nombre, pero lo más grave, no ha existido siquiera consciencia que lo hemos ido perdiendo . Mas aun, hemos caído en el error de llamar simplemente “Atacama” a nuestra Región ,  cuando debemos ser precisos en capitalizar la “Región de Atacama”. Y si bien la iniciativa de construir y posicionar la marca con inteligencia y liderazgo corresponde a las autoridades,  es preciso entender que esto también es un compromiso colectivo y todos se deben sumar.

Una  marca es un gran activo , símbolo de lo que somos y bien potenciada abre más y mejores oportunidades para todos, por lo mismo urge liderar cambios fuertes en este aspecto y  generar estrategias con un equipo realmente especializado  y luego ejecutar y mantener en el tiempo las acciones que permitan impactar positivamente las percepciones en torno a la Región de Atacama, y por ningún motivo pretender que esto quede en mano de aprendices, personas y/o instituciones que persigan intereses propios.

De no emprender acciones pronto, Atacama se ubicará cada vez más lejos de nuestra tierra.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

“Los que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”: Por George Santayana.

Publicado

on

Junta de Vigilancia, una Gestión Responsable

En La actualidad, los diversos medios de comunicación nos alertan y parecieran hacernos ver que, debido a algunos efectos del cambio climático, como las sequías, generan un alto impacto negativo para la agricultura y el medio ambiente, a nivel mundial.

Chile, no escapa a lo anterior, y tras la información entregada por los ministros de Obras Públicas y Agricultura, que da cuenta que en la última década las precipitaciones y eventos de nieve en la cordillera han sido menores a las estadísticas históricas (oferta de agua), y la producción y consumo ha crecido, (demanda de agua) lo que pone en riesgo a las distintas actividades que utilizan del recurso y en un estado de alerta a la ciudadanía en general.

Pero, ¿es la realidad país la que afecta el valle de Copiapó?

El valle de Copiapó está ubicado al norte de la región de la región de Atacama, donde se encuentra el desierto más árido del mundo. Un valle, cuya condición natural hace que registre precipitaciones promedio cercanas a los 20 mm por año, y a la vez se presenten eventos de gran magnitud con una frecuencia de entre 10 a 15 años, con lluvias que registran más de 80 mm concentradas en uno o dos meses, siendo estos eventos fundamentales en el ciclo natural del agua.

Es bajo estas condiciones, que desde los años 80 se desarrollan y conviven actividades mineras, agroindustrial y agrícola, generadoras de empleo y motor de la economía de la región, matriz productiva que habla de una región que desde los años 80 creció y aumento casi al doble demográficamente su población.

Pareciera, que luego de los aluviones del 2015 y 2017, a muchos se les ha olvidado nuestra condición natural, una que da cuenta de una permanente condición de bajas precipitaciones, de regantes organizados, y de una planificación durante los últimos diez años en conjunto con el sector público y privado, para hacer cada vez más eficientes en el uso y conducción del recurso hídrico, con un alto estándar de tecnificación extrapredial (tuberías de conducción) y de tecnificación intrapredial (riego por goteo y acumulación) que refleja la eficiencia del uso de las aguas en los distintos procesos, el mantener el caudal del rio en mientras la condición de abundancia lo permitió, aporto además a una recuperación promedio de unos 20 metros en el nivel freático del acuífero a lo largo del valle.

Todo lo anterior, son aspectos positivos para afrontar el escenario actual, pero también, evidencia la existencia de un embalse que debe ser mejorado para concretar una gestión sostenible en el tiempo, capaz de brindar seguridad en años de escasez, como en años de abundancia, y ser capaces planificar y ejecutar obras que ante futuros eventos extremos y posteriormente en años de abundancia, permitan una mejor aprovechamiento de estas aguas, evitando así que vallan a para al mar, de ahí la importancia de corregir y avanzar entre todos, en obras, ya que estas son finalmente las que permiten avanzar de verdad.

Pese a todo, y gracias a la correcta y responsable toma de decisiones, tales como, seguir implementado obras de mejoramiento en la conducción del agua, el control de riberas del Río, y, sobre todo, de una adecuada gestión en el reparto y control de las aguas superficiales, es que hoy, podemos informar responsablemente a nuestros socios que cuentan con el recurso hídrico asegurado para la temporada 2019/2020.

“Haz hoy lo que no hiciste ayer.” (Refrán español).

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Chile: Ecosistema de posibles ‘Jokers’ ( por Rafael Catalán, Sociólogo y académico U.Central)

Publicado

on

Por

The Joker (El Guasón), interpretada magistralmente por Joaquín Phoenix, logra durante toda la película que empaticemos con uno de los villanos más famosos. La humanización del personaje nos identifica y es inevitable hacer un paralelo con la situación actual de Chile: Una ciudad Gótica en decadencia producto del individualismo, desempleo, bajas remuneraciones y una alta concentración de la riqueza.

Basta ver el estudio realizado por la Fundación Sol (2018), donde el 53% de los trabajadores gana menos de $400.000 y 1/4 del país menos de $250.000, esto empeora al segmentar por sexo, generándose una brecha de 27% en desmedro de las mujeres. Según CADEM de septiembre, un 78% de la población considera la economía estancada o retrocediendo con expectativas de mala o muy mala de empleo. Desde el otro extremo, como constatan los datos de la CEPAL 2019, un 10% concentra el 67% de la riqueza y el 1% de los súper ricos un 27%.

El Guasón es el ‘niño institucionalizado’ que sufre sistemáticas violaciones que van configurando una compleja personalidad expresada en su característica risa enfermiza. Queda de facto el mobbing (acoso laboral) permanente que sufre. En nuestro caso, tenemos el ejemplo de Cristóbal Cabrera ‘el Cisarro’, donde todas las instituciones fallaron y todos fallamos como sociedad. Sin embargo, nada dice que esto cambiará. Hoy como sociedad, nos importa más discutir sobre bajar la imputabilidad de los jóvenes de 14 años, pero obviamos el sentido de urgencia para intervenir estructuralmente el SENAME, tal como indican los estudios que revelan los vejámenes sistemáticos que sufren esos niños y niñas, similar a la época de dictadura cívico-militar (Informe comisión investigadora SENAME 2013, UNICEF 2018 y PDI situación SENAME el 2019).

Al igual que en la película cabe preguntarse ¿por qué el mundo no arde? ¿por qué Chile no arde? La verdad es que si lo hace, de manera institucionalizada con movimientos sociales como No+AFP, feministas y medioambiental. Chile arde en lo profundo e invisible, con los 48 femicidios íntimos y no íntimos, perpetrados por familiares o cercanos, con Camilo Catrillanca y la resistencia en el Wallmapu, con la zonas y comunas de sacrificio: Freirina, Puchuncavi, Quinteros y Petorca, con los mega campamentos de los cerros de viña del mar, con la excesiva riqueza de ese 1% de los chilenos que aparece en la revista Forbes o esa violencia en el metro producto de la hora y media promedio de trayecto al trabajo, el excesivo endeudamiento que tiene a nuestras familias en un estado de vulnerabilidad económica y con un sistema de pensiones que sólo nos lleva a una vejes indigna y con una educación de calidad que es sólo para algunos.

Tal como nos recuerda el Joker en cada saga: todo es posible… ya es posible; que el pueblo decida lo bueno o lo malo, pero no olvidemos, solo falta un empujón y cualquiera puede ser The Joker.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Cáncer de mama y la detección a tiempo ( por Diana Paredes, matrona y docente Facultad de Medicina y Ciencia, U. San Sebastián)

Publicado

on

Por

 

 

La muerte de un familiar siempre es dolorosa y aunque muchas veces se piense que se está preparado para afrontarla, la pérdida de un ser querido siempre duele en lo más profundo del alma y más aún, si se pudo haber evitado habiéndose tomado un rápido examen.

 

Así lo es en el cáncer de mama. Este es el cáncer que más muerte por tumores malignos provoca en las mujeres chilenas, pero al mismo tiempo nos da la ventaja de que es detectable a través de una mamografía donde se puede diagnosticar en etapas iniciales, incluso antes que la mujer sienta alguna molestia.

 

Tratado el cáncer en sus primeras etapas, permite el 95% de curación con los tratamientos actualmente existentes.

 

Por eso la recomendación es que una vez cumplido los 40 años, todas las mujeres deben tomarse una mamografía anual y todos los meses realizarse un autoexamen. Es muy importante destacar que el realizarse mensualmente el examen físico de mama no reemplaza el tomarse la mamografía anual; este último es capaz de detectar un cáncer mucho antes de que sea palpable a través del autoexamen físico.

 

En caso de mujeres con factores de riesgo como: tener familia directa materna o paterna con antecedente de cáncer de mama, ovario, páncreas, colon y/o próstata, uso de terapias de reemplazo hormonal en mujeres menopaúsicas o métodos anticonceptivos hormonales, estar con sobre peso u obesa. Todas estas personas deben acercarse con su médico o matrón/a para adelantar o comenzar este control para un diagnóstico precoz de este tipo de cáncer.

 

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.

 

 

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA