Connect with us

OPINIÓN

El compromiso de la Subdere con el desarrollo regional: Por Luis P. Morales Vergara Jefe URS Subdere Atacama.

Publicado

on

El paso de los aluviones que afectaron en marzo de 2015 a la Región de Atacama podía evidenciarse hasta hace algunos días en la piscina olímpica de Copiapó. Cuando asumimos como Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), habían pasado 29 meses desde ocurrido el temporal y dicho espacio deportivo continuaba sin una reparación completa a la unidad de maquinarias hidráulicas. En ese contexto, fue que decidimos actuar rápidamente y presentar disponibilidad financiera para costear su reparación, que estuvo lista en un plazo de 45 días.
En otras comunas como Freirina, aceleramos la inversión de relevantes iniciativas que traspasan nuestra administración, pero que urge materializar. Una de ellas es el mejoramiento de la red de agua potable en la población Santa Rosa de Maitencillo, lugar que albergará viviendas para más de 120 familias que han esperado años por la casa propia. Lo mismo ocurre en la comuna de Vallenar, en donde, en coordinación con el municipio se ejecutó la compra de terreno para la construcción de soluciones habitacionales en Villa Chacra Martínez, proyecto que beneficiará a más de 200 familias.
En esa misma línea, y continuando con el mandato del Presidente Sebastián Piñera, de poner a los niños primero en la fila, iniciaremos en diciembre de este año la reparación del sistema de alcantarillado de siete jardines infantiles Vía Transferencia de Fondos (VTF). También, en mayo pasado inauguramos una plaza de juegos y centro recreativo en la localidad de El Salado, que había quedado postergada desde 2015, cuando ocurrieron los aluviones.
Asimismo, destacar la gestión y seguimiento que realizamos al convenio de nuestra administración entre el Gobierno Regional de Atacama y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, que tiene como fin reducir el 50% del déficit habitacional de la región, cuya cifra total sería de alrededor de 8 mil viviendas, y donde tenemos un rol fundamental que es asegurar las prefactibilidades de servicios básicos y el apoyo a la disponibilidad para la construcción.
Todo lo anteriormente descrito, refleja nuestro profundo compromiso con el bienestar de las y los atacameños, sin colores ni sectores políticos. El cumplimiento de nuestra labor se está llevando a cabo enérgicamente, ya que potenciamos la equidad territorial, con una especial preocupación por aquellas zonas que por años han estado rezagadas.
Somos la primera unidad técnica de respuesta que posee el Estado en caso de que la Región de Atacama presente dificultades básicas y/o complejas. También, administramos fondos de inversión e implementamos la transferencia progresiva de programas sectoriales en el marco de la transferencia de servicios y competencias a nivel regional y municipal, para mejorar la focalización y la efectividad de las políticas públicas y su efecto en la calidad de vida de la población.
En otras palabras, representamos el primer nexo que tiene el Gobierno con los municipios, y el sello de nuestra administración ha sido fortalecer el trabajo conjunto entre ambas partes. Sin embargo, es necesario aclarar que no dependemos jerárquicamente de los gobiernos locales ni de sus representantes.
A la luz de aquellos antecedentes, considero preciso reiterar que la evaluación, que como subsecretaría realizamos para aprobar iniciativas de inversión comunal responde a altos estándares técnicos y metodológicos en relación costo/eficiencia que asegura la inversión del Estado en los lugares más apartados y necesitados de la región, y por ningún motivo tiene que ver con sesgos políticos.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

“Alternativas populares a un modelo social” Por Elías Úbeda Greig, psicólogo Clínico y Forense

Publicado

on

La Palabra popular puede tener las más diversas interpretaciones sociales o culturales: música popular, personaje popular; o popular como: relativo al pueblo.

Ahora bien, no es materia de esta presentación hacer un análisis de filosofía política respecto a los modelos de organización económica y social; sin embargo, es necesario llamar la atención respecto del modelo imperante que propone ideales de libertad, competencia, premio al esfuerzo, la meritocracia; y otros valores como el orden, la disciplina, entre otros. Pero que en la práctica continúa siendo excusa para forajidos que se aprovechan mañosamente de la ausencia en los discursos e idearios, de conceptos como: honradez, honorabilidad, consciencia, solidaridad, fraternidad, respeto, autorregulación, rectitud, apego a la Ley, entre muchas otras. Como las anteriores están ausentes (junto al verbo regular) parecen el equivalente a algún vacío “legal” y peor aun moral, que permite que las farmacias se coludan, las agencias de pensiones paguen jubilaciones de miseria, el papel higiénico acuerde precios sin considerar prioritariamente la suavidad o eficiencia a la hora imaginada.

Entonces, frente a esta sensación psicológica de desprotección social surgen buenas ideas como la farmacia popular, que nos permite sentir vergüenza ajena al darnos cuenta de cuánto puede costar realmente un medicamento comparado al de las grandes cadenas. Lo mismo acaba de ocurrir con la librería popular con libros que cuestan entre un 40 y un 70 por ciento menos que el ofrecido en el mercado; y que en 48 horas ya había recibido 500 asistentes. Otro número: en las primeras horas había vendido 300 libros. A esto, se suma ahora la óptica popular, y las ideas de una Universidad abierta y de la vivienda popular.

¿Será que al final del túnel se vislumbra una luz, que mañana tendremos algo así como un sistema de jubilación popular, o una forma alternativa de gestión social participativa donde lo razonable y el sentido común nos ofrezcan un mejor destino?

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Viviendas para Atacama, una oportunidad excepcional para los atacameños y el actual Gobierno ( por Alberto Calvo Montes . Arquitecto )

Publicado

on

Por

 

 

Atacama, después del castigo impuesto por la naturaleza en dos oportunidades recientes, poco a poco intenta recuperar su antigua expresión y no vemos nada nuevo.

Siempre he pensado, que las dificultades impiden en lo inmediato, mirar un futuro con esperanzas, pero lo real es que el tiempo nos muestra hoy una real oportunidad desde esta adversidad que agobia y confunde a tantos.

No es fácil entender lo expresado, pero allí es donde debe verse una relación virtuosa, que nace de una certera y oportuna alianza público privada, alianza que debe tener conducción y liderazgo claro, alejado de los protagonismos personales y de las naturales mezquindades que asolan a los actores de nuestra región

Dicho lo anterior y producida una relativa y paulatina calma, nace el momento de construir lo dañado, porque ello cambia de inmediato el ánimo de sus habitantes, que voluntariamente decidieron permanecer o mayoritariamente están obligados a hacerlo, permitiendo la huida de todos aquellos que estaban entre nosotros, sin un interés distinto que el de permanecer para salvar sus necesidades de supervivencia económica y aportando cero.

Entonces, pasado lo ocurrido y con  los actores que sufrieron, es decir con los verdaderos nuestros, se debió buscar el modo de ir tras este cambio de mirada, pero se optó por lo fácil y no por dar este golpe y poner todo en marcha, intentando satisfacer sueños y esperanzas de muchos.

Hoy el paisaje de nuestras ciudades, se muestra absolutamente desolado como expresión urbana, apareciendo o surgiendo una sucesión y desordenada presencia de grandes paños o superficies absolutamente despejados, libres de muros y construcciones derruidas, que invitan a pensar a profesionales, para dotar, proponer y ojalá ejecutar en ellos, antes que sean destinadas a las recurrentes playas de estacionamientos, importantes desarrollos inmobiliarios que mejoren de forma visionaria, un nuevo paisaje.

Hoy vemos una importante pérdida de patrimonio, pero jamás ha existido preocupación por su preservación, siendo además una situación que no preocupa a sus habitantes y a muchas de sus instituciones.

Atento siempre a lo que ocurre en Atacama y en la búsqueda permanente de acciones que alienten a sus habitantes a salir de este letargo, supe del Plan Zona Norte del MINVU, que consideraba a las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama. Plan que tenía un diagnóstico que permitía y relevaba los déficits cuantitativos de viviendas, mostrando la realidad del sector en la Zona Norte.   De forma sintética buscaban asumir y ver formas de disminuir este déficit, que en Atacama significaba 7.961 viviendas, considerando los sectores urbanos y rurales, sumando un total de 51.623 viviendas para la totalidad de las regiones citadas.

Ahora bien, mantenía una inquietud, que nacía desde la Capital Regional, Copiapó, que nos mostraba en todo su plan, innumerables áreas de dimensiones interesantes, que permitían soñar con la construcción de esta nueva Atacama, espacios y áreas capaces de soportar la instalación de  viviendas de distinto tipo más su necesario equipamiento y que recuperaran su centro y lo vitalicen con estas nuevas viviendas.

Comenté y canalicé esta inquietud en el organismo gremial que me ha cobijado tanto tiempo, como la CCHC, quienes también sorprendidos por el aumento y despeje de los diversos sitios del plan central,  los catastraron e identificaron, vaciando los antecedentes gráficamente en un plano de la ciudad.

Ello me hizo pensar que no era errado proponer el uso de estos terrenos, terrenos que son de particulares, que tendrían una oportunidad única de venderlos, concordando valores reales y no los típicos y excesivos, que los han privado  siempre de enajenar sus bienes, manteniéndolos con la esperanza de obtener valores que nunca llegarán.

La idea básica busca fundamentalmente aportar valor y fortalecer  el paisaje urbano con la inserción de viviendas de baja altura, con densificación, liberando los primeros pisos, permitiendo transparencia de paisajes a nivel peatonal, haciendo aparecer áreas verdes contenidas en este nuevo centro y además espacios de grandes sombras, que hacen vivible los exteriores, incorporando un sello y fundamentalmente la anhelada y buscada calidad de vida. Esta liberación del primer nivel, también es un mecanismo de defensa natural a potenciales y futuros aluviones, pues los daños serán de menor magnitud.

Con asombro me informaba de una elevada inversión, lejos de la capital y hacia el norponiente, para desarrollar un refugio para trasladar a los damnificados de futuras tragedias naturales, infraestructura que obligará a su mantención permanente para estar en condiciones de soportar oportunamente a un sector de la población damnificada.

Dichos recursos invertidos en lo planteado inicialmente, ayudarían a reconvertir el centro, evitando el abandono de sus hogares y disminuyendo de un modo notorio, las diversas necesidades que surgen ante los fenómenos naturales.

Las casualidades y las oportunidades existen, pues tuve la fortuna de saludar a la Primera Autoridad Regional y contar algo de lo aquí referido, quién con esa visión gerencial y de gestión, me invitó a conversar en sus dependencias, permitiendo expresar de mejor modo lo perseguido. Comenté que de modo paralelo, la Delegación Regional Copiapó de la CCHC, expuso a nivel central la proposición y se vio la posibilidad de intentar este desarrollo como un piloto.

Es preciso decir, que el Gobierno de Chile y por ende el Gobierno Regional de Atacama a través del MINVU y SERVIU, proyectaban simultáneamente el desarrollo de un Loteo para recibir en dichos terrenos las viviendas que se proponen para el período 2019 – 2022, terreno que estando casualmente dentro del plano regulador, no considerado en las áreas de riesgo definidas y fuera del área de atención de la Sanitaria, aparece a nivel nacional como para su ocupación en el breve plazo.

Sabedor de los tiempos de aprobación, de modificación de normativas, de cumplimientos de leyes como las de aporte al espacio público, de la ejecución y aprobación de los IMIV, reemplazantes de los EISTU, de la nueva ley de ductos, de la utilización de aguas grises, acciones vitales y previas al mejoramiento y adecuación de las áreas que permitan la edificación de los conjuntos habitacionales, quedará poco tiempo para su materialización y la ciudad poco sabrá de este enorme esfuerzo fiscal, que nuevamente alejaría a sus habitantes de sus centros de abastecimiento, apostando a la segregación, antónimo de lo que se busca, que es la inclusión o la necesaria integración social.

 

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

“Donación de Órganos: Cambio cultural” Por Sofía Cid Versalovic (Diputada de la República)

Publicado

on

Cada cierto tiempo, la prensa nacional pone en la palestra un caso de trasplante de órganos. La historia no siempre llega a buen término, y se genera una gran conmoción en redes sociales.

Pero más allá de los cambios legislativos, por muy necesarios que estos sean, necesitamos generar conciencia en la sociedad. Para lograr este gran objetivo es necesario utilizar todos los canales de comunicación posible, generando un verdadero cambio cultural.

Si no se genera este cambio, las medidas legislativas no serán suficientes. Al igual que otras materias, como el reciclaje o el acoso escolar es un trabajo en etapas. Primero es necesario primero generar conciencia sobre el problema, advirtiendo que puede ser una realidad que puede afectar a cualquiera en algún momento de sus vidas. En segundo lugar, y muy importante, se requiere derribar mitos y temores, muchas veces profundamente arraigados en la comunidad. Para ello se vuelve central no solo informar, sino que más bien, educar. Finalmente, el trabajo es de largo aliento y un buen punto de partida son las nuevas generaciones

En este sentido uno de los puntos que creo relevante abordar es el rol de la familia. Sin lugar a dudas es fundamental que se generen instancias de conversación al interior de ellas sobre la importancia de la donación de órganos, y también sobre las decisiones que en esta materia se tomen. Este tema tiene una serie de implicaciones éticas, filosóficas y religiosas, y por tanto parece de toda lógica que se disponga de la mayor cantidad de información posible para que se pueda tomar una decisión. Asimismo, resulta evidente por las mismas razones, que es la familia el lugar más adecuado para abordar la donación de órganos.

En este contexto, un grupo de diputados hemos presentado un proyecto de resolución para solicitar al Presidente Sebastián Piñera que encargue la realización al Ministerio de Educación y al Ministerio de talleres en los establecimientos de educación para informar y educar sobre la donación de órganos a los estudiantes de enseñanza media y sus padres y apoderados. Es un primer paso, pero que podría ayudar deicidamente a poner en movimiento un cambio necesario en Chile.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA