El pasado martes 7 de mayo, Schneider Electric realizó por primera vez el evento Innovation Day: Digital Mininng Santiago, enfocado en los impactos de esta tecnología en la industria minera. Con más de 35 especialistas y ocho expositores internacionales, la instancia apuntó a dimensionar el contexto y las tendencias de las nuevas soluciones que pueden aplicarse en operaciones mineras.

Para abordar el tema en profundidad, MINERÍA CHILENA conversó con Rob Moffitt, presidente del Segmento de Minería,Minerales y Metales de Schneider Electric.

Las posibilidades digitales

 

¿Cuáles son las mejoras más importantes que la digitalización puede liderar en la industria minera?

Creo que los tres desafíos clave que nos exponen los clientes -sin importar en el lugar del mundo en que se encuentren- son en términos de:

1) Personas: Refiriéndose a cómo atraer, entrenar y asegurar los conocimientos del personal. Esto se relaciona con la seguridad, ya que la digitalización ayuda con esta materia. En ese sentido, la tecnología permite hacer sentir a las personas que están cumpliendo un rol en una organización que cumple con sus expectaciones.

Las generaciones de los últimos 20 años han crecido en un ambiente donde la minería tiene una reputación distorsionada. Las personas piensan que las operaciones son dañinas para el medio ambiente. Puede que en algunos lugares sea justificado pensar así, pero en la mayoría de los casos son mitos.

Comprar tecnologías puede ayudar a que la gente participe y entienda mejor la industria. Por ejemplo el uso de drones y los sistemas de monitoreo en i-pads. Esto permite obtener información del consumo eléctrico, por ejemplo, sin siquiera ingresar a las zonas críticas de la operación.

2) Productividad: Esto se enfoca en cómo se puede mejorar la producción, en términos de costos y eficiencia en un contexto de cada vez más competitividad.

3) Optimizar la cadena de valor completa: Creo que una de las tendencias que tenemos es la mirada del sistema completo v/s visualizar cada parte individual de del sistema. Es muy fácil optimizar una parte de la cadena por sí sola, pero sí es que no entiendes las consecuencias que esas mejoras producen hacia adelante o hacia atrás, se puede provocar un cuello de botella. Mejorar la visibilidad completa del sistema se puede lograr con la digitalización, para su mejor comprensión.

¿Cuáles son las mayores innovaciones y necesidades en términos de automatización para la minería?

Lo que hablamos en Schneider apunta a la brecha entre distribución y gestión eléctrica con respecto a la automatización y la conversión entre ambas. La digitalización ayuda a mejorar esta brecha.

La automatización toma un rol significativo en las mejoras en seguridad, siendo capaz de reemplazar personas en procesos riesgosos. También asume un rol muy importante en términos de eficiencia de costos.

Así que no es sólo evitar que personas entren en lugares peligrosos, también es una excelente medida para optimizar costos a nivel de consumo de combustible, el uso del espacio por parte de los vehículos; todo eso se optimiza con la automatización.

No creo que exista un área en específico que sea la más relevante para la automatización. La verdad es que se adapta a las necesidades y requerimientos diversos de cada cliente en particular.

 

La imperativa necesidad de adaptarse


¿Cuáles serán las principales innovaciones en minería en los próximos años?

La digitalización será el mayor impacto en las minas los próximos diez años. Hablamos del poder que tiene la transformación digital en cada uno de los aspectos en las operaciones mineras.

Pero el hecho está en que las minas que no adopten tecnologías digitales y que no tengan una estrategia hacia el futuro, se van a quedar muy atrás.

La disrupción digital (en diversos ámbitos) ha permitido la mitad de las ganancias de las compañías desde el año 2000. Es muy similar con la minería. Si no se adaptan las empresas a estas tecnologías digitales abiertamente, no podrán desenvolverse, ni ser competitivas en este contexto ante compañías que ofrecen el mismo producto en un mismo mercado.

¿Cuáles son  los desafíos principales que la industria está experimentando en términos de tecnologías?

Hay muchas tecnologías que se están implementando y están disponibles actualmente. Algunas de estas son difíciles y costosas de implementar. Por ejemplo, en las flotas automáticas, para aplicarse en operaciones existentes, es enorme en términos de costos y riesgos, en especial en periodos de transición.

La factibilidad, la mitigación de riesgos, entender qué tecnologías implementar y en qué secuencias del ciclo de vida, es crítico. Si se implementa la tecnología incorrecta en una fase incorrecta, no es posible generar optimizaciones.