Connect with us

OPINIÓN

Cambiar paradigmas ( por Sofía Cid Versalovic , Diputada por Atacama )

Publicado

on

 

Una de las preocupaciones más importantes para la ciudadanía es el tema de la seguridad pública. Atacama no es la excepción en esta materia.

Uno de los problemas actuales dice relación con la percepción de los chilenos respecto al sistema de justicia penal. La opinión generalizada es que los delincuentes tienen ventajas por sobre las víctimas, generando una verdadera sensación de injusticia.

Ha llegado la hora de revisar una serie de instituciones y normas en materia penal, que tienen justificación en el siglo XIX o XX, pero que en la sociedad del siglo XXI parecen haber quedado obsoletas.

Un claro ejemplo fue la aprobación de la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra menores de edad. Cuando surgió la idea de poder investigar, perseguir y juzgar en todo momento estos horribles delitos, la primera respuesta desde el mundo del derecho penal y desde algunas autoridades fue que no se podía, que no se ajustaba la sistema chileno. Hoy es ley de la república. Con orgullo puede decir que voté a favor de la iniciativa, con la convicción que el foco deben ser las victimas, que por años viven en silencio los efectos de estos abusos.

A raíz del horroroso caso de las jóvenes desaparecidas en Copiapó, presenté un proyecto de ley para que los condenados por los delitos de violación, violación con homicidio, parricidio y femicidio no puedan acceder el beneficio de libertad condicional tras cumplir parte de su condena. Como mujer y madre de una adolescente, entiendo el impacto de este caso en la comunidad.

Creo que es necesario dar señales potentes para que quede claro que como sociedad no estamos dispuestos a seguir tolerando este tipo de delitos. Para combatir frontalmente la violencia contra la mujer y contra los menores de edad, necesitamos educación y sanciones ejemplares. En el plano de las sanciones, creo que un violador o un femicida deben cumplir íntegramente sus condenas en la cárcel.

Para avanzar como sociedad debemos estar dispuestos a romper paradigmas que han quedado atados al pasado. Estas medidas se hacen cargo de la sanción y de la señal que como sociedad queremos dar, y como tales, son un complemento a otras transformaciones más profundas como la reforma al sistema penitenciario o un nuevo Código Penal actualizado.

Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. alexis

    8 agosto, 2019 at 9:45 am

    Estimada Diputada, esta discucion sobre de la delincuencia recae directamente sobre nuestros parlamentarios, son Ustedes los llamados a cambiar la ley obsoleta, aqui las policias hacen su trabajo. Lo claro que chile con tantas discuciones absurdas y parlamentarios calienta sillas, no se anticiparon a los cambios tecnológicos y delictuales.
    Todavia nuestros niños son motivados a crear utilizando el rollo del papel confort, con ojitos de botones y pelo de lana, mientras en mundo se dirije a toda velocidad hacia la robotica, inteligencia artificial.
    Ademas Sra. Diputada, preocúpese del trabajo en Atacama mucho bla bla y pocos nueces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Hasta siempre Toño Márquez ( por Alejandra Riveros, Académica Escuela de Gobierno y Comunicaciones, U.Central)

Publicado

on

Por

En medio de un Chile convulsionado, hemos despedido con mucho dolor a un gran maestro de las comunicaciones: Antonio Márquez Allison. Periodista, publicista, bombero, ilustrador, creativo, profesor… Hombre multifacético y alegre, siempre estaba pensando en nuevos proyectos y su entusiasmo trascendía en todos los espacios donde estaba.

 

Muchos le conocieron como el «hombre del tiempo», ya que hace unas décadas nos contaba por la televisión cómo se comportaría el sol o la lluvia. Pero, si hay un concepto que lo define en toda su magnitud es el de maestro, porque eso fue en esencia. Siempre tuvo una sonrisa, dispuesto a ayudar y a entregar su conocimiento a los miles de estudiantes que formó. Historiador empedernido, entusiasmó a los jóvenes con sus relatos y les motivó a ser críticos y a saber más allá de lo que simplemente se ve.

 

Amaba lo simple de la vida y disfrutaba de lo sencillo en sí mismo que era vivir. Fue un hombre con vocación, generoso y bondadoso. Un ejemplo que nos invita a ser transparentes, honestos, más humanos, a vivir el día intensamente, a luchar por la verdad, por nuestros ideales y convicciones.

 

Defensor de la paz, de los Derechos Humanos, de la justicia y de la verdad, su ejemplo nos inspira a seguir creyendo en el camino de la formación y la educación, con valores profundos, a marcar huellas y a trascender. Somos muchos los que agradecemos su legado y, si bien no nos conformamos con su partida, hemos tenido que despedirlo con la convicción que siempre inspirará nuestra misión de enseñar a otras generaciones de comunicadores y comunicadoras. Hasta siempre querido maestro.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Nueva Constitución: lo que el gobierno no quiere escuchar. ( por Jorge Hidalgo )

Publicado

on

Por

La rebelión primaveral no solo ha dado cuenta del hastío de los chilenos y chilenas con el modelo neoliberal y con quienes lo han administrado, también ha dejado en evidencia la inoperancia del gobierno de Piñera y el desprecio por la democracia y la república de parte de amplios sectores de la derecha, quienes están dispuestos a obviar al soberano con tal de sostener su ideología y salvaguardar sus privilegios.

 

Un gobierno que no escucha y que sistemáticamente insulta la inteligencia de los chilenos, sin hacerse cargo de las demandas y de los dolores de la gente, es responsable principal de lo que ha pasado estos días y de lo que venga. Los últimos anuncios sobre medidas de fortalecimiento del orden público y protección de las policías, ratifica la incapacidad absoluta de escuchar y la falta de voluntad para llevar a delante los cambios que la ciudadanía pide a gritos y a punta de cacerolazos. El estado policial que se buscan instalar, para aumentar la represión, no resolverá nada, solo puede venir a agudizar la crisis.

 

En octubre los chilenos se levantaron contra los abusos y la desigualdad, se rebelaron contra el modelo que los permite y sustenta, modelo que día a día aniquila la dignidad de millones. Pero también se levantaron contra los políticos incapaces de escuchar, interpretar y encarnar los sueños colectivos. De este modo, se hace completamente necesario revalidar nuestra democracia y sus instituciones, además de redefinir la distribución y administración del poder, y eso claramente no lo pueden hacer los incumbentes.

 

El pacto social que se requiere, necesariamente tiene que plasmarse en un nuevo marco regulatorio. Hay que ajustar las reglas del juego, con un acuerdo amplio, democrático y que dé cuenta del nuevo Chile que cierra el ciclo de la transición. Las instituciones y la política no fueron capaces de anticiparse ni de dar respuestas válidas, la democracia representativa se quedó corta. El Chile que viene es horizontal, colaborativo y solidario, y hay que abrirle paso a la democracia participativa, cuya expresión máxima debe ser la asamblea constituyente que dé vida a una nueva carta magna.

 

Sin embargo, estos últimos días, lo que hemos presenciado es una campaña del oficialismo para deslegitimar y satanizar la posibilidad de un cambio a la Constitución. Los argumentos usados por autoridades oficialistas llegan a ser irrisorios, infantiles y derechamente falaces. Ahora pretenden instalar la disyuntiva en la gente respecto de la prioridad de los temas; las demandas sociales o cambio a la constitución, señalan. Pues bien, se puede caminar y mascar chicle. El pueblo de Chile no merece esas excusas. El País requiere florecer.

 

 

 

 

Jorge Hidalgo.

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Perseverar en la acción climática ( Giovanni Calderón Bassi, Director Ejecutivo Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático )

Publicado

on

Por

 

La suspensión de la COP 25 en Santiago ha sido, sin duda, un duro golpe para el país. Ante un complejo cambio de escenario social y político, al gobierno del presidente Piñera no le quedó otro camino que tomar esta lamentable pero correcta decisión. Hoy toda la atención y esfuerzos deben  estar centrados en construir puentes de diálogo, que permitan instalar una nueva agenda que responda a las demandas más urgentes de los chilenos, sin olvidar nunca que para alcanzar el desarrollo y la paz social es indispensable el crecimiento sostenido de la economía.

 

Renunciar  a ser el anfitrión de la cumbre climática más relevante del mundo, donde se marcará el rumbo para hacer frente al calentamiento global, significa para Chile perder una oportunidad excepcional para consolidar el liderazgo en los temas medioambientales que viene desarrollando  a nivel regional y global.

 

Nuestro país ha dado grandes pasos y, por tanto,  debe seguir perseverando en impulsar iniciativas en esa dirección. El crecimiento de las energías renovables en los últimos cuatro años, que ya representan cerca del 20% de la energía que se genera, junto a la meta de la total descarbonización de la matriz energética antes del año 2040, o el impulso de la electromovilidad, que ha convertido a Santiago en la segunda ciudad a nivel mundial con la mayor cantidad de buses eléctricos en el transporte público, son solo algunos ejemplos de que estamos avanzando en la senda correcta.

 

Si bien nuestro país solo representa el 0,25 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero al 2016, se sitúa dentro de los diez más afectados por riesgos climáticos. Estudios científicos advierten además que los fenómenos meteorológicos extremos generados por el cambio climático también complican los esfuerzos por poner fin a la pobreza. Ya vemos cómo la zona central de Chile está viviendo una crisis del agua por la falta de precipitaciones y el limitado acceso a este recurso, afectando a las actividades agropecuarias y el modo de sustento de muchos chilenos.

 

La acción climática es uno de los 17 objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que suscribió Chile en 2015,  por lo que proteger el planeta y sus recursos es un Objetivo de Desarrollo Sostenible tan relevante como poner fin a la pobreza, combatir las desigualdades o fortalecer la construcción de sociedades justas e inclusivas.

 

No realizar la COP 25 en nuestro país, no significa entonces que dejemos de preocuparnos por la acción climática. Para seguir avanzando hacia el Chile que todos queremos, es urgente también delinear acciones de mitigación y adaptación concretas y mucho más ambiciosas, con un fuerte involucramiento de las autoridades nacionales, los municipios,  las empresas y  la ciudadanía, para hacer una transición hacia el desarrollo sostenible, donde no sólo se aborden los desafíos pendientes en materias socioeconómicas sino también medioambientales.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA