Connect with us

OPINIÓN

Movilidad y delincuencia ( por Uwe Rohwedder Académico Facultad de Ingeniería y Arquitectura, U. Central)

Publicado

on

Que sorprendente es darse cuenta como una buena noticia pueda generar opiniones tan diferentes y opuestas. Hace una semana se anunció con bastante ruido y despliegue los posibles trazados que tendrían las nuevas líneas de metro 7, 8, 9 y 10, junto a algunas extensiones.

Es indudable que, para sectores como Bajos de Mena, La Pintana y Renca por nombrar algunos, la noticia llena de esperanza, cumple con anhelos y sueños postergados por décadas. Sus habitantes esperan con ansiedad que estos proyectos se concreten lo antes posible.

En el oriente de la ciudad, específicamente Vitacura, el panorama es diametralmente opuesto. Las opiniones apuntan con miedo a que las futuras estaciones de metro podrían atraer actos delictivos. Muy lamentablemente, la recién inaugurada línea 3 que termina en el corazón de La Reina ya tiene una estadística negativa que da cuenta de un aumento significativo en acciones como los temidos portonazos. Cuesta creer que estén relacionados, pero de ser así debiera ser una variable inteligente para incorporar en el diseño de las estaciones.

Movilidad de la delincuencia es un fenómeno vivo que está ocurriendo, por lo que el foco del problema sin duda es más complejo y tiene múltiples factores. Vale preguntarse por esos jóvenes protagonistas de hechos violentos contra la propiedad, si aquello lo hacen como un derecho territorial o son reacciones anti sistémicas que vienen de condiciones de desigualdad.

Nuestra sociedad construida sobre la lógica del mercado, ha profundizado vacíos éticos y culturales. Sin duda que la extracción de toda la energía sin piedad del producir y competir para sobrevivir ha dejado gran parte de la educación en las etapas escolares, desapareciendo con ello la comprensión de lo que significa una familia y toda su construcción moral. Esta ausencia ha aumentado la brecha entre entender cuando estoy invadiendo o dañando patrimonios de otros y la conciencia de que estoy actuando en la ilegalidad o perjudicando el bienestar de esos otros.

Desde la mirada académica y de lo arquitectónico, existen hoy estudios serios que sitúan la responsabilidad de conductas delictuales en la forma de vivir. Los barrios y condiciones espaciales deterioradas, hacinamientos, poca luz natural, la ausencia de áreas verdes y/o paisajes naturales, son condicionantes de desesperanza y gatillan con mucha facilidad actos delictuales.

La disposición de áreas comunes que invitan al encuentro, que se diseñan con la intención de ser mirados, que generan pertenencia a la comunidad, son contrapuestos a aquéllos pasajes enfrentados largos, oscuros, densos y de un pasar rápido como calles sin fin y perspectivas encerradas. Es tan distinto una ventana que mira un espacio con vida, a tener que cerrar la misma por proximidad, o simplemente por enfrentar la monotonía de otra ventana.

Desde luego, esto es una reflexión abierta y sin duda los elementos arquitectónicos deben complementarse con factores sociales, pero es una realidad que los espacios en que se sobreponen más hechos simultáneamente alegran el corazón, porque la retina del ojo suele moverse más rápido por los estímulos que genera la composición arquitectónica de ese lugar.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

“Fondos de Innovación en Educación Parvulari: transformando nuestras prácticas pedagógicas.” Por Luis Campusano Kemp (Director Regional Junji Atacama)

Publicado

on

Por

A contar del 10 de junio, la Subsecretaría de Educación Parvularia, abrió el proceso concursal a los Fondos de Innovación en Educación Parvularia (FIEP) que podrán ser adjudicados, durante el ciclo lectivo 2021. Este importante aporte a labor educativa que desarrollan los distintos tipos de jardines infantiles, que funcionan a nivel local y nacional, tiene como propósito central: implementar proyectos que contengan acciones concretas orientadas al desarrollo de prácticas pedagógicas pertinentes y contextualizadas, a través de propuestas que surgen desde los propios establecimientos o de las comunidades educativas, vinculados explícitamente con los objetivos de aprendizaje de las Bases Curriculares de la Educación Parvularia (BCEP), y que brinden oportunidades de desarrollo integral a las niñas y niños en los establecimientos educativos que reciben aportes del Estado, en todo el país.

Los FIEP se enmarcan en las medidas enfocadas para el nivel de educación inicial y que conforman el “Plan Nacional Chile Aprende Más” del Ministerio de Educación. La sexta medida de esta iniciativa denominada “Innovando crezco”, nos permite potenciar los procesos de reflexión pedagógica que cada equipo educativo debe producir, en un permanente proceso de construcción de prácticas pedagógicas que releven la calidad, como un componente esencial y que conciben a cada niño y niña, como constructor de sus aprendizajes. En este proceso, cada niña y niño, debe ser respetado como un ser que irá descubriendo a través de la experiencia, un mundo de posibilidades para aprender, en un ambiente de respeto, a través de interacciones de confianza que le posibiliten: exponer sus necesidades y opiniones, sobre las vivencias que se dan en los escenarios educativos, en donde ocupa un rol protagónico.

Quienes hemos desempeñado la labor educativa, tenemos plena certeza que la innovación pedagógica es vital para alcanzar la calidad de los procesos de enseñanza y que requieren de una educadora o un educador, que traspase los límites de su espacio educativo y que considere elementos de la vida social, para desarrollar un ejercicio pedagógico humanizador y siempre, conectado a la realidad que cada niño y niña representa. El pedagogo brasileño Paulo Freire, planteaba que “el currículo es la vida”. Por lo tanto, los procesos de innovación impactan directamente la práctica de cualquier docente y trascienden la vida de sus estudiantes, potenciando sus capacidades y apoyándolos a vencer sus miedos o las barreras de su contexto, develando en conjunto, el mejor camino para lograr sus sueños, los que son parte de un país que avanza progresivamente en mejores posibilidades para la Educación de su ciudadanía, una inversión que debe ser apoyada permanentemente por el Estado.

 

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

«La pandemia del plástico» Por Giovanni Calderón Bassi (Director Ejecutivo Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático)

Publicado

on

Por

El próximo 3 de agosto se cumplen dos años desde que entró en vigencia la ley que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio a nivel nacional. Esta ley ha generado un cambio radical en el consumo y se ha transformado en un fuerte impulso para la transición del país hacia una economía circular.

En su primer año de implementación en el retail y los supermercados, se ha logrado sacar de circulación más de 2.200 millones de bolsas plásticas, cifra que aumentará cuando, a partir del próximo mes, se sumen las micro, pequeñas y medianas empresas, como los almacenes de barrio, cerrando todo el circuito comercial al uso de bolsas plásticas.

Contrariamente a lo augurado por algunos pesimistas, los consumidores reaccionaron a la altura de la urgencia y han internalizado el hábito de usar bolsas reutilizables o biodegradables.

Pero, pese a todo, estamos muy lejos de eliminar totalmente las bolsas plásticas y todo ese mundo de objetos y productos que usamos a diario.

Según cifras globales, anualmente se usan más de quinientos mil millones de bolsas de plástico a nivel mundial. La mitad se desecha luego del primer uso y tan solo entre el 1 y  el 3% se reciclan. El resto acaba en cualquier parte, contaminando los suelos y el agua con partículas de micro plástico.

El Día Internacional Sin Bolsas Plásticas este 3 de julio, es un recordatorio de nuestro compromiso por reducir al mínimo el uso del plástico, en momentos en que el consumo de artículos plásticos se ha disparado debido a las necesidades generadas por la pandemia del COVID-19.

El uso obligatorio de máscaras y la necesidad de utilizar guantes, batas, bolsas y otros elementos por parte del personal de salud, así como el aumento de envases para comida y embalajes del comercio distribuidos por delivery, han provocado un verdadero shock de plástico en el medio ambiente.

Solo en marzo, China exportó a países afectados por el coronavirus alrededor de 3.860 millones de mascarillas, 37.500 millones de trajes de protección y 2.840 millones de kits de detección de COVID-19, todos con componentes plásticos.

Ante otra posible oleada de desechos plásticos cuando el mundo retome sus actividades normales, los gobiernos y las empresas deben abrir oportunidades para la innovación y el ecodiseño, en la búsqueda de materiales biodegradables, reciclables y de bajo costo, que permitan acelerar la transición hacia un mundo sin plásticos.

Que el planeta haya parado por una pandemia, no significa que los problemas que lo aquejan hayan terminado. La lucha contra la contaminación debe continuar o pronto seremos víctimas de una nueva y destructiva pandemia: la pandemia del plástico.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

“Feminismo Indígena: Un tema pendiente” Por Camila Flores Galleguillos Académica UCEN Región Coquimbo

Publicado

on

Por

En América Latina, la etnicidad constituye un punto crítico para las mujeres indígenas, ya que no solo se ven afectadas por la violencia estructural propia del sistema patriarcal que oprime a las mujeres y a la naturaleza de manera homogénea, sino que también, ellas se enfrentan a violencia de género, al interior de sus propias comunidades.

Denunciar esta situación, tal como lo plantearon en su momento las feministas de color, significa afectar a los movimientos indígenas en sus múltiples luchas. Aun así, se debe considerar como una situación que ha sido omitida y que pone en riesgo a las mujeres de comunidades. La doble condición de inequidad de las mujeres es el resultado de la subordinación tradicional de ellas antes de la conquista, que conformó una nueva condición de subalternidad después de la instauración del patriarcado occidental.

Otro punto importante se explica en la idea de mujeres indígenas configuradas en un cuerpo/territorio como representación de la naturaleza violentada por los procesos de colonialidad que aún no han terminado y que se manifiestan en la disputa con las empresas transnacionales en defensa de la tierra y el buen vivir, así como en la violencia estructural dirigida a los cuerpos de las mujeres indígenas.

Por mucho tiempo, la literatura ha explicado estas inequidades usando los enfoques de género tradicionales, desde una visión homogénea de la violencia desde el mundo occidental, pero hoy, el feminismo comunitario está aportando antecedentes interesantes sobre la violencia doméstica que actualmente viven las mujeres indígenas.

Ahora bien, el feminismo comunitario es una perspectiva que, en estos momentos en Chile, tiene un formato académico y urbano. En los asentamientos indígenas rurales, la violencia de género es común en muchas esferas y aún se teme revelar su existencia. Es sabido que este es uno de los campos de lucha del movimiento feminista, pero en el mundo de los pueblos originarios no parece que se esté delineando un camino en este sentido.

Otras tendencias como las decoloniales y latinoamericanas nos aportan también a la comprensión sobre los procesos de colonización encarnados en la naturaleza y en los cuerpos de las mujeres indígenas, un espacio de enfrentamiento por la emancipación de la colonialidad del poder y de género.

Final del formulario
 

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA