Connect with us

OPINIÓN

El suicidio de la Iglesia ( Rodrigo Larraín, Sociólogo y académico de la U.Central )

Publicado

on

 

El fracaso de la Iglesia Católica, o su suicidio, es el resultado de varis hechos. El principal es ser un sistema basado en la homosexualidad desde la misma Santa Sede hasta la última capilla en algún remoto lugar del mundo; la ambigua relación con esta conducta sexual que implica la descalificación homofóbica pública absoluta y, simultáneamente, una homofilia o la práctica privada de conductas homosexuales por sacerdotes, obispos, cardenales y otros monseñores. El reclutamiento de adolescentes en los seminarios menores antes de la madurez afectiva y sexual y la vida religiosa en muchos países como la única salida profesional digna y que disimula la falta de interés por las muchachas sin dar explicaciones; por cierto que la socialización entre varones pone como objetos de afecto a otros varones cercanos, de ahí a la dependencia afectiva y a un posible abuso sexual de los mayores hay un paso.

 

Las anteriores son afirmaciones de Frédéric Martel en su investigación periodística ‘Sodoma’. Es un trabajo muy bien documentado con entrevistas desde los cardenales de la Curia Romana hasta sacerdotes, y alguno que otro laico bien documentado; no es una obra antihomosexual, el autor lo es, sino que es un desmontaje de la inconsecuencia ética de la Iglesia, que ha producido una importante cantidad de homosexuales homofóbicos; la consagración de la doble vida. Martel da, entre otras, dos conclusiones aterradoras, primero, que no hay un lobbt gay en el Vaticano, no es necesario, pues se trata de un sistema que, a pesar de la flagrante contradicción teológica y moral seguirá funcionando, también atribuye la renuncia de Josef Ratzinger al Papado por lo extensa y poderosa red homosexual en el Vaticano y que no pudo terminar.

 

Aunque Martel no lo insinúa, puede haber una conexión entre sacerdocio homosexual y pedofilia, tal vez el autor los consideraría sin más como pervertidos: podemos inferir que él cree que las condiciones de los seminarios tuercen perversamente a jóvenes homosexuales. Es un panorama desolador. El papa anterior no pudo y no supo responder a la crisis producida por los abusos sexuales –hétero u homosexuales– del clero. ¿Cómo reacciona Francisco? Echando mano a un criterio tradicional en él: ganar tiempo y disimular el inmovilismo.

 

Francisco ganó tiempo cuando la crítica a la misoginia eclesiástica arreciaba, y de la manga saca la frase que va a constituir una comisión para estudiar la factibilidad de ordenas diaconisas; quedó ante el público muy bien; pero cualquier católico medianamente ilustrado sabe que hubo diáconas y que la evidencia histórica es tan potente que quienes desconocen su existencia o que dicen que no eran propiamente diáconas han quedado desautorizados. Más adelante, a propósito de la ofensiva comunicacional gay dijo otra frase para el bronce: “Quien soy yo para juzgar”.

 

La dramática situación de la Iglesia, con sus miserias y crímenes de pedofilia, exigía de la jerarquía eclesiástica algunos gestos de grandeza, especialmente aquellos que muestran un clero en vías de moralización y un profundo mea culpa. Previo al Sínodo de la Amazonía el Papa también dijo que iba a estudiar la posibilidad de ordenas viris probati (varones probados) casados. En la lectura de las conclusiones del Sínodo el Papa descartó ordenar diáconos y ni se refirió a la ordenación de hombres casados. ¿Por qué? Porque la Iglesia es un sistema de una rigidez extrema aunque parece que coexisten muchas visiones de pugnas en su interior, si, puede ser pero, finalmente, terminar todas articulándose Francisco perdonó a Gutiérrez y a Boff condenados al infierno teológico por Ratzinger, o sea, nunca hubo compromisos de importancia teológica.

 

No habrá diáconas, mujeres sacerdotes ni sacerdotes casados, son miles de años de repulsa a las mujeres; todo indica que el pretexto del celibato es válido sólo para relaciones con mujeres, ya que la activa vida sexual del clero no es con mujeres, tan sólo excepcionalmente en algunos lugares de África, Centro y Sudamérica. No será muy ordenada ni virtuosa, pero activa lo es. Si no fuera ofensivo para los cristianos, la defensa del celibato que hicieron en diversos medios digitales católicos varios sacerdotes sería chistosa. Está difícil conservar la fe.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

“Coronavirus: Cuidémonos entre todos” Por Patricio Urquieta (Intendente de Atacama)

Publicado

on

Por

Estamos frente a la amenaza más grave del último siglo.  El virus denominado por la organización mundial de la salud (OMS) como Covid-19, es altamente contagioso, muestra un porcentaje de mortalidad elevado, y no tiene cura.  Está presente en más de 100 países, y algunos están viviendo un escenario devastador.

Hacemos un llamado a la calma.  Nuestro Gobierno ha hecho todo lo que está a su alcance con la asesoría de los principales especialistas y científicos, la experiencia internacional, y las recomendaciones de la OMS, y hará todo lo necesario para enfrentar la pandemia.

Desde el inicio, el Presidente Piñera asumió el liderazgo para enfrentar el coronavirus en nuestro país.  El 2 de enero de 2020, convocó al Ministerio de Salud para diseñar el plan de trabajo; el día 8 de febrero se decretó alerta sanitaria para dotar de más atribuciones y recursos al Ministerio de Salud; y el día 3 de marzo de 2020, se activaron los protocolos de acción (primer caso de contagio importado).  Frente a esta crisis mundial, la primera prioridad de nuestro Gobierno es proteger la salud y la vida de las personas; asegurar el abastecimiento de los bienes y servicios indispensables; y evitar que el daño que sufran los emprendedores y los trabajadores sea mayor.

Chile ha actuado más rápido que la inmensa mayoría de los países afectados por el coronavirus, contado desde el primer caso de contagio.  A)  Chile anunció la suspensión de clases en escuelas el día domingo 15 de marzo, a 12 días de que se confirmara el primer contagiado en el país. A esa fecha el país contaba con 75 casos confirmados y 0 muertos.  Lo hizo más de 30 días antes que China, Francia, Alemania y Japón. Y más de 20 días antes que Italia y Corea del Sur. B) Chile al día 13 dispuso el cierre de las fronteras, mientras que en los demás países se demoraron más de 38 días.  Italia, España, Alemania y Francia demoraron más de un mes en cerrar sus fronteras, desde que se hicieran públicos los primeros casos de coronavirus. En promedio, Chile cerró sus fronteras un mes y medio antes que esos países. C) Se decretó Estado de Catástrofe 34 días antes que países como España, Alemania, Estados Unidos y Francia; y con 4.400 menos contagiados que los demás países (salvo Italia), para contar con todos los medios disponibles y obtener – una vez más – la valiosa colaboración de las fuerzas armadas. Entre otras medidas, nuestro Gobierno dispuso el cierre de cines, pubs, discotecas, restoranes (salvo para llevar) y gimnasios, y prohibió eventos y celebraciones, a fin de evitar que se conviertan en focos de contagio; la instalación de barreras sanitarias en accesos norte y sur de la Región de Atacama; y presentó un plan de medidas económicas para proteger el empleo, aliviar a las pymes y ayudar a los más vulnerables.

Para enfrentar este escenario de la mejor manera, lo más importante es que Chile actúe con unidad.  Todos debemos seguir las instrucciones del Ministerio de Salud en cuanto a prevención del contagio: distanciamiento social y lavado de manos. Es una responsabilidad con la propia salud, y un acto de solidaridad con la de los demás. Cuidémonos entre todos.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Cuidémonos entre todos ( Paulina Bassaure Aguirre, Gobernadora de la Provincia de Copiapó )

Publicado

on

Por

Como país nos enfrentamos a un escenario complejo que compartimos con otras naciones. Hoy, el llamado a cada uno de nosotros es a cuidarnos entre todos, como el país solidario que somos en estos tiempos difíciles, en el que el coronavirus es responsable de una enfermedad llamada COVID-19, que llegó a Chile el 3 de marzo pasado, y por el cual se estima que en la medida que avance el invierno, sea el responsable de una parte importante de las infecciones respiratorias que se registren en todo el territorio nacional.

 

Es por ello, que el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, ha tomado todas las medidas de resguardo para proteger a la comunidad, decretando Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe en todo el país por 90 días, permitiendo resguardar el cumplimiento de las cuarentenas y medidas de aislamiento social, garantizando la cadena de producción y distribución para asegurar el normal abastecimiento de la población y proteger y resguardar mejor las fronteras.

 

Junto a ello, seguimos como Gobierno trabajando diariamente con los profesionales de salud en la provincia y en todo Chile, con la campaña “Hazlo por ti y por todos”. #CuidémonosEntreTodos”, que a través de las medidas sanitarias hace un llamado a la comunidad a evitar el saludo con las manos o dar besos, el tocarse los ojos, la nariz y la boca, a cubrir la boca al toser con el antebrazo, al lavado de las manos seguido con agua y con jabón, y a quedarse en casa y realizar tus tramites por internet.

 

Si bien, reiteramos el llamado a la tranquilidad a todos los chilenos en este proceso, dado que el país está preparado para enfrentar este desafío, los insto a todos como ciudadanos a que realicen las medidas de autocuidado recomendadas, cumplan con todas las instrucciones de la autoridad sanitaria, y así puedan cuidarse y cuidar a sus familias en estos tiempos en el que solo unidos podremos seguir juntos por un Chile mejor.

 

 

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

«Crisis COVID-19 y la reflexión pendiente» Por Sofía Cid Versalovic (Diputada de la República)

Publicado

on

Por

Chile y el mundo se encuentran enfrentando la pandemia del COVID-19. Esta crisis mundial tendrá una serie de efectos en nuestra vida cotidiana y en el futuro próximo.

En primer lugar, el rol de la autoridad. Desde el 18 de octubre hemos presenciado una actitud poco prudente hacia toda forma de autoridad. En estos momentos, es necesario dejar el infantilismo de lado, y entender que para superar la situación de coronavirus debemos seguir las indicaciones e instrucciones de la autoridad. Esta crisis sanitaria ha dejado en evidencia una suerte de contradicción en varios sectores de la sociedad: los mismos que hace tan solo meses maltrataban a la autoridad, en especial a las Fuerzas de Orden y Seguridad y a las Fuerzas Armadas, ahora vociferan pidiendo medidas de restricción total a la libertad de desplazamiento y que se hagan cumplir por la fuerza pública.

Si no colaboramos con la autoridad legítimamente electa que ejerce sus facultades constitucionales y legales, estamos ayudando a aumentar el contagio. El mejor ejemplo es Italia, en donde los ciudadanos no cumplieron las indicaciones del gobierno en una primera etapa, y hoy son el país más golpeado proporcionalmente a su población.

En segundo lugar, la situación económica. Una gran preocupación son los efectos económicos sobre todo en materia de empleo y de ingresos para las familias. Las alarmas ya se han encendido en especial en torno a la clase media: todo indica que será uno de los sectores más golpeados por no poder trabajar o porque sus negocios y emprendimientos no podrán funcionar. Si a esto se le agrega la destrucción y costos de las jornadas de violencia que hemos vivido desde el 18 de octubre, el panorama podría terminar siendo el mayor retroceso en calidad de vida y movilidad social de Chile en el último siglo.

Las acciones tienen consecuencias, y tarde o temprano estas últimas se manifiestan. Para salir de esta crisis es necesario que como chilenos cambiemos de actitud profundamente, que seamos mucho más empáticos y colaborativos. En caso contrario, de mantener la actitud egoísta y de irracionalidad que hemos mostrado desde octubre de 2019, probablemente nos tome un largo periodo para salir de la crisis en que quedaremos, en parte autogenerada y en parte por caso fortuito.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA