En mayo del año pasado, Alfonso Domeyko Letelier asumió como director del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). Monitorear tranques de relave, cumplir un rol fiscalizador en faenas y la coordinación de cierre de minas son algunas de las funciones que ha debido liderar desde la entidad gubernamental.

En su balance de este periodo, destaca los procesos vividos en cada una de esas materias, además de resaltar las transformaciones tecnológicas en las que proyecta avanzar la institución.

Mejora continua

¿Cuál es el balance del año para Sernageomin?

 El año pasado tuvo numerosos desafíos, pero gracias al profesionalismo de los funcionarios y funcionarias de nuestro servicio, hemos podido avanzar con claridad en los objetivos que delineamos en conjunto con el ministro de Minería Baldo Prokurica. En ese sentido, me gustaría referirme a cuatro puntos que considero de mayor relevancia:

-En primer lugar, la modernización de Sernageomin, la cual se inició estableciendo iniciativas de mejora continua a través de dos líneas: una tendiente a mejorar los procesos administrativos internos de la institución, y la otra a través de un plan de transformación digital, que apunte a herramientas para la gestión masiva de datos, para lo cual hemos desarrollado una serie de plataformas que nos permiten controlar y gestionar de mejor manera nuestros recursos, en tareas tan cruciales como son la fiscalización en seguridad minera o en la evaluación de los diferentes permisos que tramitamos.

-Segundo, que los procesos y normativas otorguen certezas jurídicas, tanto a funcionarios como a los desarrolladores mineros, para lo cual trabajamos en conjunto con el Ministerio de Minería en proyectos de modernización de varias leyes, como la de cierre de faenas mineras o el reglamento de seguridad minera, así como en guías para dar mayor claridad en la presentación y evaluación de permisos, y la coordinación con otros órganos, como el SEA (Servicio de Evaluación Ambiental) y la Superintendencia de Medio Ambiente.

-En tercer lugar, dar un impulso al área de exploraciones mineras, para lo cual, entre otras gestiones, dimos el vamos a la plataforma web diseñada para la captura y validación de todo tipo de antecedentes y datos geológicos de los proyectos de exploración que se desarrollan en Chile, llamada Sigex; como avanzar en los mapas geoquímicos y en los vuelos aero-magnéticos para cubrir completamente el área de Arica a Coquimbo.

-Por último, desarrollar un Plan Nacional de Remociones en Masa y Peligros Geológicos, priorizando el desarrollo de mapas de peligros geológicos en las áreas del país en que la población se ha visto mayormente afectada por el invierno altiplánico o eventos extremos generados por el cambio climático. Estamos trabajando en presentar proyectos para siete regiones del país, además de reforzar el apoyo a las tareas habituales en esta materia.

 Al respecto, ¿cuáles han sido los resultados en monitoreo de tranques de relave?

 En el área de Tranques de Relave trabajamos en varias líneas de acción, enfocándonos en primer lugar en los procesos internos que han mejorado la gestión en cuanto a la revisión de nuevos proyectos y también ampliando nuestro actuar con alianzas con diferentes actores.

En paralelo estamos trabajando en conjunto con el Ministerio de Minería en una mesa compuesta por profesionales y académicos, con la finalidad de actualizar el Reglamento 248 que regula la aprobación de proyectos de diseño, construcción, operación y cierre de los depósitos de relaves. También creamos con la Onemi un nuevo protocolo de coordinación para emergencias en este tipo de depósitos.

Destacable es nuestra participación en el proyecto “Programa Tranque”, una iniciativa pública-privada, que se desarrolla bajo el alero de la Corporación Alta Ley, codiseñada e implementada por Fundación Chile y los socios estratégicos: Corfo, Ministerio de Minería, Sernageomin, Onemi, SMA, DGA, Antofagasta Minerals, Codelco, BHP, Enami, Inria Chile, Amtc y Valor Compartido.

Este Programa busca contribuir a la operación segura y confiable de los depósitos de relaves, desarrollando herramientas para mejorar el monitoreo de la estabilidad física y el potencial impacto en las aguas circundantes, entregando información de calidad, confiable y oportuna a autoridades, compañías mineras y comunidades, mejorando así la comunicación entre las partes y la respuesta ante situaciones de emergencias. Asimismo, ya hemos recibido las primeras aplicaciones de programación que nos permitirán mostrar algunos elementos básicos como el informe trimestral del depósito de tranque El Mauro.

A su vez, el piloto del “Programa Tranque” en el tranque El Mauro, permitirá la construcción de un estándar de monitoreo y evaluación para la estabilidad física de depósitos de relaves y del estándar de monitoreo y evaluación para la gestión de las aguas circundantes a los depósitos de relaves, los que constituyen la base metodológica ya entregada en forma de dos documentos a los participantes del proyecto. Las aplicaciones que se empezaron a entregar para pruebas de recepción en diciembre de 2019 continuarán en un plan de entrega durante 2020, año en el que estaremos realizando la etapa de puesta en marcha, recolectando datos desde el tranque El Mauro y comenzando a conocer los indicadores de estabilidad física y de agua circundante desde una sala central dispuesta en Sernageomin.

Cierre de faenas

¿Cuáles han sido los resultados desde la implementación de la Ley 20.551 de Cierre de Faenas e Instalaciones Mineras?

 A la fecha el 90% de las compañías mineras sobre 10.000 ton/mes cuenta con su plan de cierre aprobado o está en proceso, lo cual significa un aumento importante respecto de años anteriores. Esto se debe principalmente a las mejoras que realizamos en el servicio en cuanto a la gestión interna para aprobar los proyectos en proceso de revisión; varias compañías también avanzaron en dar solución a sus observaciones.

En cuanto a la gestión, hemos trabajado la actualización de guías para la presentación y evaluación de los proyectos, siendo clave la de proyectos de planes de cierre, que incorpora simplificaciones y uniforma criterios, sin descuidar su rigurosidad ni calidad técnica.

También estamos poniendo en marcha una plataforma digital que permitirá la presentación y tramitación de planes de cierre.

Hay que señalar, además, que uno de los grandes hitos de 2019 fue la ley que modifica la de cierre de faenas mineras, permitiendo garantizarlos a través de pólizas de garantía, lo cual entendemos ampliará la capacidad de las compañías, sobre todo de la mediana minería, de cumplir con las obligaciones que impone la ley.

Énfasis en seguridad

¿Cuál es el balance en materia de seguridad en faenas?

 Según los registros de Sernageomin, desde 2010, luego del accidente de los 33 en la mina San José, las cifras de fatalidad han visto un descenso muy notorio que alcanza un 70%, lo que también se ha reflejado en la accidentabilidad, que ha disminuido en un porcentaje significativo. En 2019 se produjeron diez accidentes graves, los que a su vez causaron 14 fatalidades.

Estas cifras nos siguen llamando a continuar enfocándonos en el desarrollo de nuestra labor fiscalizadora, la que en 2019 superó la meta de 10.000 inspecciones a instalaciones mineras. Para mejorar tanto la efectividad como eficacia de la acción fiscalizadora, seguimos adelante con nuestro programa “Cero accidentes fatales en minería”, el cual implicó durante 2019 desarrollar actividades de capacitación para los fiscalizadores, así como la generación de una plataforma de análisis de datos, que nos permite procesar y gestionar la información y los miles de datos que generan anualmente dichas fiscalizaciones, pudiendo así optimizar nuestros recursos y trabajo.

El plan es que en un futuro cercano las empresas mineras tengan acceso directo a parte de esta información para que puedan integrarla al desarrollo de sus propios planes de seguridad minera, con datos, por ejemplo, relativos a frecuencia de accidentes, tipos de incidentes, u otros que se vayan generando y que permitan mejorar la gestión del riesgo.

Observatorio de relaves

De acuerdo con Alfonso Domeyko, director nacional de Sernageomin, dentro de las medidas que contempla el plan de acción para el futuro, está también la creación de un “Observatorio de Depósitos de Relaves”, lo que permitirá el monitoreo en línea y centralizará los depósitos que se vayan conectando al programa, proponiendo la implementación de un monitoreo satelital de las instalaciones de relaves inactivos y abandonados.