Connect with us

OPINIÓN

Necesitamos máscaras para salvar vidas ( Por Paulo Egenau, director social del Hogar de Cristo )

Publicado

on

 

“Drama en las residencias: 1.517 ancianos muertos por coronavirus en toda España desde que comenzó la crisis”. El estremecedor titular de la cadena Ser es de hace tres días. En ese momento, esa cifra representaba el 37% del total de fallecidos en el tan duramente golpeado país europeo. En Chile, ayer se supo del contagio de tres adultos mayores y de una cuidadora en una residencia en Puente Alto, lo que podría ser el comienzo de una tragedia. Hoy se sabe que otros 6 residentes  de ese establecimiento de larga estadía dieron positivo al Covid-19. De los 7 muertos informados hasta ahora en Chile, 6 eran adultos mayores con graves enfermedades preexistentes; y uno, un hombre que vivía en Santiago, tenía 64 años.

Es esencial –literalmente de vida o muerte– que el virus no entre a los lugares donde esta población de alto riesgo está en cuarentena. Hay que protegerlos a como dé lugar. Y en esa defensa férrea son esenciales elementos sencillos pero tan escasos y preciosos en estos días como las mascarillas.

Nosotros en el Hogar de Cristo atendemos a casi 4.500 personas en 144 programas residenciales a lo largo de Chile: adultos mayores, la mayoría, muchos no valentes; hombres y mujeres con discapacidad mental y enfermedades de base; personas que han conocido la vida en calle y el envejecimiento y deterioro prematuro que produce.

Para evitar que sean víctimas del virus, los trabajadores y trabajadoras de trato directo que los cuidan deben extremar las medidas de seguridad para no convertirse ellos mismos en vectores del contagio. Basta que uno se contagie para que se produzca lo que los expertos llaman un cluster; es decir, un brote en racimo, como ha pasado en Madrid, donde una mañana amanecieron 16 adultos mayores muertos en una residencia, situación que se ha seguido repitiendo.

Tenemos órdenes de compra en Chile y el extranjero, pero de aquí a un mes, no hay mascarillas. Por eso pedimos con urgencia a las autoridades sanitarias que nos apoyen en resolver esta crítica situación. A diario, necesitamos 8.000 mascarillas, 4.572 pares de guantes diarios, 1.524 trajes de aislamiento, 9.144 más visores desechables y cerca de 800 litros de alcohol gel, con los que no contamos. La vida de casi 4.500 seres humanos vulnerables depende de que consigamos esos insumos básicos.

 

 

Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. mario olave

    1 abril, 2020 at 1:47 pm

    manejan mucha plata el hogar de cristo Directora social Carol Calderon asegura que estan con todos los recursos intactos asi que no pidan den ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

“Ley de postergación de cuotas de créditos hipotecarios” Por César Vargas Rojas, (abogado, académico UCEN Coquimbo)

Publicado

on

Por

El pasado 4 de enero se publicó en el Diario Oficial la ley 21.299 que permite la postergación de cuotas de créditos hipotecarios y crea la garantía estatal para caucionar cuotas postergadas. Esta ley, nace a propósito de las dificultades que ha traído COVID-19 en el ámbito de la protección de personas que han disminuido o han mermado sus ingresos por la situación sanitaria.

La ley regula los denominados “créditos de postergación”, que desde el punto de vista de su naturaleza jurídica son contratos de mutuo de dinero o conocidos como préstamos de consumo nada nuevo dentro del mercado financierocuyo único objetivo es el financiamiento de cuotas de créditos hipotecarios adeudadas por los consumidores financieros. La novedad que se incorpora en esta normativa, es la denominada garantía estatal del crédito limitada a un máximo de 6 cuotas vencidas.

A mi parecer, en esta ley existen algunas consideraciones interesantes que merecen, a lo menos una reflexión.

La primera de ellas, relativa a los seguros asociados al crédito, los cuales serán voluntarios en virtud de lo establecido en el artículo 1 inciso final de la ley en comento.

La segunda de ellas, vinculada a los costos notariales de la celebración de este contrato no podrán exceder los $2.500 y en el caso de las inscripciones conservatorias, la suma no podrá exceder los $2.000. Cabe señalar que el notario y el conservador que incumpla estas obligaciones serán sancionados disciplinariamente con la exoneración de su cargo.

Una tercera prevención, y a mi parecer la más importante, radica en que aún falta el reglamento de postergación que deberá desarrollar el Ministerios de Hacienda, el cual podría,  derechamente variar algunos requisitos de acceso al crédito y limitar el acceso al mismo.

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Industria hotelera en tiempos de Covid-19: ¿Cómo reinventarse para salir adelante? ( Janine Valenzuela Lazo, Directora Escuela Hotelería y Turismo de la Universidad de las Américas UDLA.)

Publicado

on

Por

 

Es un hecho que el turismo se encuentra entre los sectores más golpeados por la pandemia, estimándose a nivel mundial una baja de un 60% a un 80% en los viajes. En Chile, esta caída ha afectado transversalmente a una industria donde el 98% corresponde a micro y pequeñas empresas, incluido el sector hotelero.

En este escenario, reanudar las actividades es más que planificar una “reapertura”, es hablar de reinvención con énfasis en la seguridad sanitaria. Mientras, una alternativa es convertirse en residencia sanitaria, coworking u oficinas.

Más allá de estas medidas, el cambio debe producirse en el modelo de negocio, con foco en la digitalización. Bajar el precio del servicio o incluir nuevas prestaciones; reinventar bares, restaurantes y terrazas, harán más atractiva la reserva. Arrendar las instalaciones y realizar convenios, también puede ayudar a mantener “el buque a flote”.

Esta crisis ha puesto en alerta al sector hotelero y sólo queda aprender de la experiencia. Por primera vez, el grande no vencerá al más pequeño, sino que el más rápido prevalecerá sobre el más lento.

 

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Las ciudades del futuro ( Uwe Rohwedder , Arquitecto y académico UCEN )

Publicado

on

Por

La Bio inteligencia podría ser un concepto sugerente para hablar del cómo podríamos visualizar lo que ha de venir, siempre enfocados en mejorar nuestra calidad de vida.

Para llegar a concebir ciudades inteligentes con todas las tecnologías ya disponibles y en desarrollo sería interesante, como estado, instalar un laboratorio urbano que pueda generar experiencias y vivencias reales al respecto. Un desafío multidisciplinar que debe partir por definir esas inteligencias necesarias para su desarrollo. De hecho, debe ser un trabajo colaborativo y participativo y quizás la mayor de las inteligencias será la que necesitemos, para instalar las voluntades políticas en un año eminentemente electoral.

Como sueño de arquitectos probablemente este el poder participar en la creación de un modelo de ciudad futura en que las tecnologías permitan ser mas sustentables, es decir gastar menos en energías, pero principalmente recuperar la felicidad y la esperanza para nuestras futuras generaciones.

Cambios en la concepción del espacio público como también del habitar interior. La armonía y calidad se vuelven cada vez mas importantes, seguramente seguirá aumentando el trabajo a distancia por lo que las formas de vida en casas o departamentos tendrán que repensarse en sus tipologías y usos. Así volvemos al uso de inteligencias que permitan usos más conscientes y coherentes de los recursos sean estos humanos, naturales o financieros. Lo que será realidad en poco tiempo, es una revalorización de lo natural, el habitar, aunque sean artificialmente construidos pequeños trozos de naturaleza y paisaje natural para reforzar un crecer acompañado y consciente frente al riesgoso mundo de virtualidad algo deshumanizado.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA