Connect with us

OPINIÓN

Aislamiento: un desafío familiar ( por Carmen Birke, psicóloga y docente Universidad San Sebastián, Sede De la Patagonia )

Publicado

on

Ante la expansión del coronavirus, las familias han ido asumiendo gradualmente la necesidad de permanecer en casa. Ello constituye una situación muy inusual, ya que cada persona tiene múltiples actividades y relaciones, tanto niños como adultos, y no están acostumbrados a estar todo el día juntos y en casa.

Los primeros días constituyen una etapa interesante, donde abunda el tiempo libre y se piensa en hacer múltiples cosas. Pero si no nos organizamos bien, todo aquello que parecía tan atractivo, se puede tornar tedioso e irse alterando la convivencia. Hay que entender que no estamos de vacaciones, por lo que hay que tratar de continuar las rutinas del modo más eficiente que sea posible. Para ello es necesario que se planifiquen las actividades de cada uno en la familia, de modo que se tenga un “algo que hacer” cada día.

En ese sentido, es necesario que los padres les organicen las actividades a los niños, considerando horarios para levantarse, período de estudios o aprendizaje y momentos de juegos, los que no pueden ser solo “pantallas”. Es previsible que por este “encierro” necesario se vayan generando muchas adicciones, ya que hay una tendencia a estar todo el día conectados. No basta instarlos a dejar la tecnología sino le ofrecemos una alternativa, porque la respuesta no tardará en dejarse oír “¿y qué más voy a hacer?”.

Por ello, parece ser una buena alternativa que en las rutinas diarias se incorpore un tiempo para juegos compartidos en familia; rescatar los antiguos juegos de mesa, como metrópoli, ajedrez, damas, y tantos otros más actuales que la familia tenga. Asimismo, jugar cartas, hacer puzzles, bachillerato, manualidades (tejer, bordar). Todo ello puede constituir un tiempo muy atractivo que los niños esperen para compartir y que los retirará de las pantallas.

Con los adolescentes también es importante llegar a acuerdos respecto a horarios y actividades, ya que pasar el día durmiendo o solo “conectados”, no parece ser la mejor opción. Se les puede pedir que ellos organicen su día y hagan una propuesta, considerando tiempos para actividades escolares también.

Y en relación con los adultos, también se nos ve bastante alterada nuestra forma de vida habitual. Necesitamos ajustarnos a ambientes de trabajo distintos, a hacerlo rodeados de la familia, a turnarse en el cuidado de los niños, especialmente si son pequeños, preocuparse de las comidas y labores domésticas, todo lo cual requiere de mucha flexibilidad, paciencia y tolerancia.

Es una época en que la actividad física se reduce, corremos el riesgo de comer a deshora con el consabido aumento de peso, y también es posible que el alcohol constituya una forma de evasión frente al lento andar de las horas del día.

Lo importante es tratar de aprovechar esta época de mayor contacto y cercanía con nuestra familia, de conversar sobre aquellas cosas que habitualmente no hablamos porque no hay tiempo, de dedicarnos un poco más al otro, de escuchar sus preocupaciones, temores, ansiedades y deseos, y de buscar juntos las mejores soluciones, pero por sobre todo, que constituya una época de crecimiento familiar, valorando esto como una oportunidad que esta pandemia nos ha dado, de estar juntos.

 

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

“Ley de postergación de cuotas de créditos hipotecarios” Por César Vargas Rojas, (abogado, académico UCEN Coquimbo)

Publicado

on

Por

El pasado 4 de enero se publicó en el Diario Oficial la ley 21.299 que permite la postergación de cuotas de créditos hipotecarios y crea la garantía estatal para caucionar cuotas postergadas. Esta ley, nace a propósito de las dificultades que ha traído COVID-19 en el ámbito de la protección de personas que han disminuido o han mermado sus ingresos por la situación sanitaria.

La ley regula los denominados “créditos de postergación”, que desde el punto de vista de su naturaleza jurídica son contratos de mutuo de dinero o conocidos como préstamos de consumo nada nuevo dentro del mercado financierocuyo único objetivo es el financiamiento de cuotas de créditos hipotecarios adeudadas por los consumidores financieros. La novedad que se incorpora en esta normativa, es la denominada garantía estatal del crédito limitada a un máximo de 6 cuotas vencidas.

A mi parecer, en esta ley existen algunas consideraciones interesantes que merecen, a lo menos una reflexión.

La primera de ellas, relativa a los seguros asociados al crédito, los cuales serán voluntarios en virtud de lo establecido en el artículo 1 inciso final de la ley en comento.

La segunda de ellas, vinculada a los costos notariales de la celebración de este contrato no podrán exceder los $2.500 y en el caso de las inscripciones conservatorias, la suma no podrá exceder los $2.000. Cabe señalar que el notario y el conservador que incumpla estas obligaciones serán sancionados disciplinariamente con la exoneración de su cargo.

Una tercera prevención, y a mi parecer la más importante, radica en que aún falta el reglamento de postergación que deberá desarrollar el Ministerios de Hacienda, el cual podría,  derechamente variar algunos requisitos de acceso al crédito y limitar el acceso al mismo.

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Industria hotelera en tiempos de Covid-19: ¿Cómo reinventarse para salir adelante? ( Janine Valenzuela Lazo, Directora Escuela Hotelería y Turismo de la Universidad de las Américas UDLA.)

Publicado

on

Por

 

Es un hecho que el turismo se encuentra entre los sectores más golpeados por la pandemia, estimándose a nivel mundial una baja de un 60% a un 80% en los viajes. En Chile, esta caída ha afectado transversalmente a una industria donde el 98% corresponde a micro y pequeñas empresas, incluido el sector hotelero.

En este escenario, reanudar las actividades es más que planificar una “reapertura”, es hablar de reinvención con énfasis en la seguridad sanitaria. Mientras, una alternativa es convertirse en residencia sanitaria, coworking u oficinas.

Más allá de estas medidas, el cambio debe producirse en el modelo de negocio, con foco en la digitalización. Bajar el precio del servicio o incluir nuevas prestaciones; reinventar bares, restaurantes y terrazas, harán más atractiva la reserva. Arrendar las instalaciones y realizar convenios, también puede ayudar a mantener “el buque a flote”.

Esta crisis ha puesto en alerta al sector hotelero y sólo queda aprender de la experiencia. Por primera vez, el grande no vencerá al más pequeño, sino que el más rápido prevalecerá sobre el más lento.

 

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Las ciudades del futuro ( Uwe Rohwedder , Arquitecto y académico UCEN )

Publicado

on

Por

La Bio inteligencia podría ser un concepto sugerente para hablar del cómo podríamos visualizar lo que ha de venir, siempre enfocados en mejorar nuestra calidad de vida.

Para llegar a concebir ciudades inteligentes con todas las tecnologías ya disponibles y en desarrollo sería interesante, como estado, instalar un laboratorio urbano que pueda generar experiencias y vivencias reales al respecto. Un desafío multidisciplinar que debe partir por definir esas inteligencias necesarias para su desarrollo. De hecho, debe ser un trabajo colaborativo y participativo y quizás la mayor de las inteligencias será la que necesitemos, para instalar las voluntades políticas en un año eminentemente electoral.

Como sueño de arquitectos probablemente este el poder participar en la creación de un modelo de ciudad futura en que las tecnologías permitan ser mas sustentables, es decir gastar menos en energías, pero principalmente recuperar la felicidad y la esperanza para nuestras futuras generaciones.

Cambios en la concepción del espacio público como también del habitar interior. La armonía y calidad se vuelven cada vez mas importantes, seguramente seguirá aumentando el trabajo a distancia por lo que las formas de vida en casas o departamentos tendrán que repensarse en sus tipologías y usos. Así volvemos al uso de inteligencias que permitan usos más conscientes y coherentes de los recursos sean estos humanos, naturales o financieros. Lo que será realidad en poco tiempo, es una revalorización de lo natural, el habitar, aunque sean artificialmente construidos pequeños trozos de naturaleza y paisaje natural para reforzar un crecer acompañado y consciente frente al riesgoso mundo de virtualidad algo deshumanizado.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA