Connect with us

MUNDO

«Nunca ocurrió»: Biden niega acusación de ataque sexual que amenaza su candidatura a la presidencia

Publicado

on

Joe Biden rompió su largo silencio este viernes para negar una acusación de agresión sexual en su contra de una empleada que trabajó en su despacho en la década de 1990. “Nunca ocurrió”, sentenció el político demócrata que aspira a derrotar a Donald Trump en noviembre.

Desde el sótano de su casa -donde está confinado por el coronavirus- Biden negó las acusaciones que desde hace más de un mes agitan la palestra en Estados Unidos, en un momento en que sin haber sido ungido, es prácticamente el candidato del Partido Demócrata para las presidenciales de noviembre.

Biden, de 77 años, estaba bajo presión para responder personalmente las acusaciones hechas por Tara Reade, de 56 años, que su campaña ya había desmentido.

“No es cierto. Estoy diciendo sin dudas que esto nunca ocurrió”, dijo Biden en el matinal de la cadena de MSNBC.

“No sé por qué después de 27 años todo esto vuelve al tapete”, agregó, matizando que no iba a cuestionar las motivaciones de la denunciante.

En un comunicado publicado poco antes, Biden, de 77 años, dijo que el superior de Reade en su despacho “nunca le indicó que ella hubiera presentado ninguna queja”.

Reade y su entorno han dado entrevistas a varios medios estadounidenses y a principios de abril la mujer interpuso un recurso ante la policía, sin citar a Biden, al cual la AFP tuvo acceso.

Reade no ha publicado ninguna copia de una queja que dijo que interpuso tras los hechos en 1993.

Biden indicó que pidió que se busque en los Archivos Nacionales, para ver si existe un rastro de este documento.

“No tengo nada que esconder”, aseguró.

Sin embargo, no señaló hacia el archivo de sus años en el Senado, que fue donado a la Universidad de Delaware.

“Esos documentos no contienen archivos personales”, afirmó.

Reminiscencias del caso Kavanaugh

En el pasado varias mujeres han acusado a Biden de tocarlas de una forma inapropiada y en un principio Reade se limitó a esta queja, sin referirse a la agresión.

Biden no es aún el candidato oficial del Partido Demócrata, ya que debe ser escogido en la Convención Nacional, pospuesta para agosto debido a la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, es el único candidato que queda en contienda y ya cuenta con apoyos como el del expresidente Barack Obama, el aval de su rival en las primarias, Bernie Sanders, y el respaldo de la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Esta semana, cuando la tormenta mediática por las acusaciones se agudizó, Biden organizó un foro virtual sobre los temas importantes para las mujeres en la campaña y en la presentación aprovechó de cosechar el apoyo de Hillary Clinton.

Biden ha prometido que su vicepresidente será una mujer.

Para los republicanos, estas acusaciones han sido una oportunidad de ajustar viejas rencillas con los demócratas y varios de sus líderes han hecho referencia a la diferencia en el trato mediático que recibió esta acusación, en comparación con la denuncia contra el juez conservador Brett Kavanaugh cuando Trump lo nominó para la Corte Suprema.

En el matinal, Biden fue interrogado sobre sus propios comentarios durante el proceso de confirmación de Kavanaugh en 2018.

Entonces, el exvicepresidente dijo que si una mujer realiza una acusación de este tipo hay que partir de una presunción de que “al menos la esencia de lo que está diciendo es real”.

Al ser interrogado sobre cuál es la diferencia con estas acusaciones, el político dijo que se debe creer a las mujeres, darles el beneficio de la duda.

“Entonces hay que mirar a las circunstancias y los hechos”, agregó. “La verdad importa”.

“Estas denuncias no son ciertas”, indicó.

El presidente Trump, por su parte, ha sido acusado de agresiones sexuales en varias ocasiones.

 

 

fuente : radiobiobio.cl

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MUNDO

Familia de Luther King marchó para pedir al Congreso que proteja el derecho a voto en EEUU

Publicado

on

Junto a cientos de personas protestó en Washington para exigir que se apruebe una ley en ese sentido, frente a las limitaciones impuestas en algunos estados por los republicanos.  Desde la Casa Blanca, la vicepresidenta Kamala Harris emplazó que «ya es hora de que el Senado de Estados Unidos haga su trabajo».

La familia del reverendo Martin Luther King Jr. (1929-1968) marchó este lunes junto a cientos de personas en Washington DC para exigir al Senado de EE.UU. que apruebe un proyecto de ley crítico para proteger el derecho al voto, frente a las limitaciones impuestas en algunos estados por los republicanos.

Esta jornada, Día de Martin Luther King en EE.UU., fue más reivindicativa que nunca ante el inicio de un año electoral con comicios legislativos en noviembre, y las restricciones impuestas al derecho al sufragio por los conservadores en los estados que gobiernan y que, sobre todo, afectan a las minorías.

La nieta de 13 años de Luther King Jr., Yolanda Renee King, no lo pudo explicar más claro desde el escenario montado para la ocasión junto al estadio de béisbol de la capital, antes de iniciar la marcha.

«Hoy el derecho al voto está bajo ataque. Conforme nuestros líderes elegidos intentan silenciar nuestras voces, a mis 13 (años) tengo menos derechos para sufragar que cuando nací», dijo la adolescente, todavía lejos de la edad para poder votar.

En ese sentido, exigió a los senadores que en vez de celebrar el día de su abuelo como un festivo, se dediquen a legislar y saquen adelante mañana, martes, un proyecto de ley para proteger el derecho al voto.

DOS PROYECTOS DECISIVOS

Frente a las restricciones al sufragio impuestas a nivel estatal, los demócratas están intentando aprobar dos proyectos: la llamada «Ley de la libertad del voto» («Freedom to Vote Act») y la «Ley de promoción de los derechos electorales John Lewis».

La primera iniciativa establece unos requisitos mínimos federales para votar de forma anticipada y por correo, mientras que la segunda restaura la supervisión por parte del Departamento de Justicia de cualquier cambio que se haga a las leyes electorales en estados que tienen un historial de discriminación.

El jueves, la Cámara Baja, de mayoría demócrata, aprobó un proyecto que combina las dos iniciativas legislativas y el texto pasa ahora al Senado, que podría comenzar a debatirlo mañana mismo.

Sin embargo, el borrador legislativo tiene pocas expectativas de prosperar en la Cámara Alta, por la ajustada mayoría que los demócratas tienen aquí y debido a una maniobra denominada filibusterismo que están empleando los republicanos y que permite impedir el debate de cualquier medida si no se reúne un mínimo de 60 votos.

Ante esta situación, el presidente Joe Biden se ha mostrado a favor de modificar las reglas de esa cámara para deshacerse del filibusterismo, pero dos senadores demócratas Kyrsten Sinema, de Arizona, y Joe Manchin, de Virginia Occidental, expresaron ya su desacuerdo, pese a respaldar los proyectos para proteger el voto.

CONTRA EL «FILIBUSTERISMO»

Filibusterismo, Sinema y Manchin fueron las palabras que estuvieron más en boca este lunes entre los participantes en la marcha y en una intervención posterior de los King junto a varios legisladores y activistas, entre ellos la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi, en la Union Station, la estación de trenes de Washington DC.

Una de las manifestantes, Thennie, directora de programas juveniles en el Distrito de Columbia, dijo a Efe que acudió a protestar para denunciar el filibusterismo, y porque «los mismos asuntos por los que Martin Luther King habló en ‘I have a dream’ son por los que se está luchando ahora», en alusión el famoso discurso del reverendo.

Thennie hablaba mientras la marcha cruzaba al ritmo de música hip hop por el puente conmemorativo de Frederick Douglas (1818-1895), el escritor, abolicionista y reformador social afroamericano, cuyos escritos contribuyeron a alentar el movimiento antiesclavitud.

La elección del puente no fue fortuita, porque, para los organizadores del marcha, simboliza el apoyo de Biden y del Congreso a la ley de infraestructuras aprobada por 1,2 billones de dólares, mientras que no son capaces de hacerlo con una iniciativa que ampare el derecho al voto.

En ese sentido, el padre de Yolanda e hijo de Luther King Jr., Martin Luther King III, instó desde la Union Station a Biden, Manchin, Sinema y al Senado a que prueben «ahora» la llamada «Ley de libertad de voto John R. Lewis», como se llama el texto que junta los dos proyectos legislativos de los demócratas.

«Si pueden lograr una ley de infraestructuras para puentes, pueden lograr derechos de voto para los estadounidenses. Y si no lo hacen, no existe ningún puente en este país que pueda soportar el peso de ese fracaso», advirtió Luther King III.

Desde la Casa Blanca, la vicepresidenta Kamala Harris, la primera mujer, afroamericana y persona de origen asiático en ocupar el puesto, fue contundente: «Ya es hora de que el Senado de EE.UU. haga su trabajo y que una ley fundamental llegue al Senado, la ley de libertad de voto John R. Lewis», dijo.

Fuente:cooperativa.cl

Continuar Leyendo

MUNDO

Tonga confirma primer muerto por erupción de volcán submarino y posterior tsunami

Publicado

on

Por

El alto comisionado de Tonga en Camberra, Curtis Tu’ihalangingie, dijo a la emisora pública australiana ABC que “desafortunadamente” las autoridades de la nación del Pacífico han recibido la información de la muerte de una persona al remarcar que “existen posibilidades de que se registren más”.

El diplomático señaló que los aviones australianos y neozelandeses, así como la Armada de Tonga intenta evaluar los daños causados por la erupción del Hunga Tonga Hunga Ha’apai en el archipiélago de 169 islas, mientras los servicios de emergencia se dedican a las tareas de emergencia.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó la víspera en un comunicado de que existen daños que son “significativos”, así como heridos leves y dos personas desaparecidas, además de daños extensos en las viviendas y complejos turísticos de playas de Tongatapu.

La OCHA también destacó que aún no se tiene contacto con los pobladores del archipiélago de Ha’pai, al precisar que las preocupaciones se centran principalmente en Mango y Fonoi, dos islas que están a ras del mar.

Con la nación cubierta de cenizas volcánicas, según las imágenes aéreas, la tarea para evaluar los daños se dificulta porque “las comunicaciones son malas” dado que solo se pueden hacer llamadas locales o internacionales por satélite.

Se espera que pronto se pueda tener un panorama de la devastación, así como de las necesidades de ayuda humanitaria para este país insular que solamente tiene un caso confirmado de covid-19, por lo que además se tendrán que seguir a rajatabla los protocolos para evitar un “tsunami de covid”, señaló Tu’ihalangingie.

La Alta Comisión de Nueva Zelanda en Tonga indicó el lunes en un comunicado que hay informes de “daños significativos” en la costa oeste de Tongatapu, la principal isla del país, incluida la zona costera con hoteles en la capital, Nuku’alofa.

El Hunga Tonga Hunga Ha’apai, situado 65 kilómetros al norte de la capital de Tonga, lanzó el sábado vapor y cenizas a unos 20 kilómetros de altura y creó un tsunami, lo que dañó el cable submarino que lleva la conexión de internet desde Fiyi.

La atronadora erupción del Hunga Tonga Hunga Ha’apai, un volcán submarino con un amplio historial de actividad y ubicado entre dos islotes -que a veces quedan unidos por la lava y ceniza acumulada entre ambos-, pudo escucharse a cientos de kilómetros de distancia.

Mientras la Cruz Roja calcula que unos 80.000 de las 105.00 habitantes han sido afectados por estas catástrofes naturales, los expertos no descartan que se produzcan otros incidentes de actividad volcánica.

Continuar Leyendo

MUNDO

Terremoto de magnitud 5,6 en Afganistán deja al menos 26 muertos y más de 700 viviendas resultaron dañadas

Publicado

on

Por

Más de 26 personas murieron y cientos de viviendas quedaron destruidas este lunes por un sismo de mediana intensidad registrado en el oeste de Afganistán. El temblor de magnitud 5,6 ocurrió en la provincia occidental de Badghis, en la frontera con Turkmenistán, y redujo a escombros las casas de ladrillo.
«Desafortunadamente, nuestros informes iniciales muestran que 26 personas, incluidos mujeres y niños, han muerto y otras cuatro han resultado heridas», dijo Baz Mohammad Sarwari, director de Información y Cultura de la administración provincial de Badghis.

«Los muyahidines han llegado a algunas de las áreas afectadas, pero Badghis es una provincia montañosa, el número de víctimas podría aumentar», agregó, refiriéndose a los combatientes talibanes. También había fuertes lluvias también se registraban en el área.
El sismo tuvo una profundidad de 30 kilómetros, según el Centro Sismológico Europeo-Mediterráneo. A su vez, Janan Saeqe, jefe del Centro de Operaciones de Emergencia del Gobierno liderado por los talibanes, confirmó el número de muertos y dijo que más de 700 casas habían resultado dañadas.
Por su parte, Sanullah Sabit, director de la unidad de enfermería del principal hospital de la capital de Badghis, dijo que el personal recibió cinco pacientes heridos durante el sismo, la mayoría con fracturas graves.
Afganistán suele ser escenario de terremotos, sobre todo en el macizo montañoso del Hindú Kush, cerca del límite entre las placas tectónicas índica y euroasiática y pueden causar importantes daños, ya que los edificios de viviendas afganos suelen encontrarse en mal estado.
En 2015, cerca de 280 personas murieron por un potente sismo de magnitud 7,5, la mayoría de ellas en el vecino Pakistán. En aquella ocasión doce jóvenes afganas murieron en una estampida cuando intentaban salir de su escuela, a punto de derrumbarse.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA