Connect with us

OPINIÓN

Que el hambre no se haga costumbre ( Por Carol Calderón, jefa de operación social de Hogar de Cristo en Atacama.)

Publicado

on

 

El dueño de un predio se acercó al capellán del Hogar de Cristo con un cheque y le dijo: «Tome, padre, para sus obras». El sacerdote lo miró y le respondió: “Muchas gracias, pero disculpe si antes de recibirlo le hago unas preguntas: en su campo, ¿tiene trabajadores?”, “¿y ellos tienen casa?”, “y en esas casas ¿hay luz eléctrica?”, “¿tienen piso o suelo de tierra?”, “¿y habrá alcantarillado?”.

El hombre no supo qué responder.

«Hagamos una cosa», le respondió el capellán: “Vaya con este cheque y haga todas las cosas que les debe a sus trabajadores. Estas que conversamos y las que falten. Después, si le queda algo para donar me lo trae para el Hogar de Cristo».

El capellán de esta historia era el padre Hurtado. Quien hoy, en el Mes de la Solidaridad y aún más en un 2020 que nos ha demostrado la precariedad de nuestro sistema de protección social, nos inspira más que nunca. Él fue un activista social que supo distinguir entre la conciencia de la justicia y los esmeros de la caridad.

¿Cómo ayudamos  a las personas con más hambre que deben recurrir a las ollas comunes? Con todo, habría que responder. Jugándonos por ellos, pero haciendo además todo los esfuerzos necesarios para que resolvamos pronto y en serio la hambruna que está provocando la pandemia con un plan de alimentación que vaya mucho más allá de la repartición de cajas de alimentos o el apoyo a la olla común.

Agosto es el Mes de la Solidaridad y lo es en homenaje a Alberto Hurtado, quien murió el 18 de agosto de 1952, dejando como legado eso que algunos llaman su milagro cotidiano: el Hogar de Cristo.

Lo suyo fue pura organización social y sensibilización solidaria. Lo suyo hoy sería cuidar a esos que por su condición corren peligro de contagiarse y morir; alentar las ollas comunes que son la solución para esa guata vacía que duele de hambre; y levantar la voz para trabajar en respuestas sólidas, multisectoriales para afrontar la pobreza que viene. Lo suyo hoy sería trabajar para que los 4.500 adultos mayores, hombres y mujeres con discapacidad mental y personas en situación de calle que están en cuarentena en residencias, hospederías y casas de acogida del Hogar de Cristo no sucumban al virus, lo mismo que los 30 mil que se atienden de manera ambulatoria. Y para ello pediría, como siempre, dar hasta que duela, porque eso es solidaridad y compromiso.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Seguimos teniendo un desafío presente ( María José Herrera, Coordinadora Unidad de Género, UCEN Región Coquimbo )

Publicado

on

Por

 

Frente a un nuevo 25 de noviembre, las cifras de violencia hacia la mujer no han dejado de ir en alza. Nuestra región lidera el aumento a nivel nacional del reconocimiento de mujeres que la han sufrido.

 

El cambio implica la convicción de que necesitamos una transformación social, donde todas y todos nos reconozcamos como actores de cambio. En este sentido, creo que la responsabilidad -por una parte- se encuentra en las diversas políticas publicas con perspectivas de género que se tienen que ir instaurando, pero también en nuestras manos. Somos responsables de nuestras acciones y conductas, y es necesario que dejemos de normalizar una serie de prácticas que siguen generando interacciones violentas, discriminación, vulnerabilidad y hechos que lamentablemente terminan con familias y con mujeres.

 

Dentro de las cosas que el movimiento feminista nos ha dejado, es la visibilización de cotidianidades que no podemos seguir escondiendo o aceptando, y nos ha llevado a repensar formas comunes de vinculación o situaciones que se repiten a diario. Es posible decir que hemos tenido algunos logros, por ejemplo, la ley que sanciona el acoso callejero público, lo que se entiende hoy como una forma de violencia. Sin embargo, nos queda mucho por recorrer y debemos seguir trabajando por la igualdad. Los esfuerzos deben enfocarse en lograr una equidad de género, en vista de una igualdad efectiva, que posibilite el desarrollo de toda la ciudadanía y no sólo de un sector de la población.

 

Las instituciones de educación superior son parte de este desafío de transformación social, y por ello, como parte de la Unidad de Género UCEN región de Coquimbo, creemos que la educación es el camino para esa transformación, y rechazamos todo acto de violencia hacia las mujeres, entendiendo que somos un espacio que tiene la misión de trabajar en pro de la igualdad y la no discriminación.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

“19 de diciembre: Día nacional contra el femicidio” Por Patricia Villegas, Abogada, Académica UCEN Coquimbo

Publicado

on

Por

La Ley N° 21.282, del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, publicada recientemente, surgió de una moción de las diputadas Loreto Carvajal Ambiado, Daniella Cicardini Milla, Maya Fernández Allende, Marcela Hernando Pérez, Carolina Marzán Pinto, Claudia Mix Jiménez, Ximena Ossandón Irarrázabal, Alejandra Sepúlveda Orbenes y Gael Yeomans Araya;  y del diputado Pablo Vidal Rojas.

En los antecedentes de esta norma se encuentra el informe de los autores de este proyecto, quienes señalan que como país, en los últimos diez años, hemos avanzado “en la protección y fomento de los derechos de las mujeres y en la instalación dentro del debate público de ciertas prácticas normalizadas y socialmente aceptadas durante décadas que implicaban menoscabo en la dignidad de las mujeres, como el acoso en todas sus manifestaciones, el maltrato, la cosificación del cuerpo femenino e incluso, el empleo de un lenguaje machista”. (Diputada informante, señora Loreto Carvajal Ambiado.).

Agregan que, entre estos avances, destacan la introducción en el ordenamiento jurídico del concepto de “femicidio”, para referirse y sancionar legalmente y como delito el asesinato de una mujer bajo ciertas circunstancias. Y estiman además que “este logro ha sido el resultado de una incansable lucha feminista de reivindicación de los derechos de las mujeres, como respuesta a una sociedad machista que durante muchos años avaló la violencia contra la mujer e incluso ignoró situaciones brutales como la pérdida de la vida de una mujer en manos de su pareja”.

Según la misma ley dispone, esta “tiene por objeto conmemorar el día 19 de diciembre de cada año como el Día Nacional Contra el Femicidio en Chile, con la finalidad de visibilizar este delito como la forma más extrema de violencia contra las mujeres, y de dignificar la memoria de quienes han sido víctimas de femicidio, reconociendo a su vez el aporte del movimiento feminista en la erradicación de la violencia contra las mujeres en nuestro país”.

La normativa en su artículo segundo indica que “los establecimientos educacionales, las organizaciones sociales y de la sociedad civil podrán realizar actos y/o actividades conmemorativas en esta fecha, contribuyendo especialmente a prevenir y erradicar toda violencia contra las mujeres y como una forma de reparación digna para quienes han sido víctimas de femicidio”.

Por eso es tan importante que contribuyamos a la difusión de sus alcances, considerando que este próximo 19 de diciembre será la primera vez que esta norma pueda tener aplicación práctica a través de iniciativas concretas de conmemoración.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

«Proceso constituyente, esto recién comienza» Por Fabiola Freire Aguilar (Académica UCEN Coquimbo)

Publicado

on

Por

Si pensamos que el plebiscito recién pasado fue el término de un proceso de cambio en Chile, estaríamos equivocados. El país decidió la redacción de una nueva Constitución y con eso activó un proceso nuevo y significativo para nuestra democracia. En abril de 2021, no solo tendremos elecciones de alcaldes y alcaldesas, gobernadores/as y concejales/as, sino que también elegiremos a los “constituyentes”, personas cuya labor será redactar las nuevas bases fundacionales de Chile, (una nueva Constitución), durante un plazo máximo de un año.

La Convención Constitucional estará compuesta por 155 miembros, electos democráticamente, bajo dos criterios novedosos: El primero se basa en una elección paritaria, es decir, ningún género (hombre / mujer) podrá sobrepasar a otro por más de una persona; y el segundo, la reserva de escaños para pueblos originarios, asegurando así una mayor representatividad en la elaboración de esta carta magna.

Dos desafíos surgen: El primero es mantener (idealmente mejorar) los niveles de participación electoral para elegir a los constituyentes, pensando en la importancia de darle legitimidad al proceso; y el segundo, que la ciudadanía se informe sobre quienes son los candidatos y las candidatas. Esto último supone un involucramiento de la ciudadanía no sólo el día de la elección, sino meses antes para conocer a quienes postulan, identificar los intereses que los y las mueven, asegurar que las demandas ciudadanas – que tanto se han hecho sentir desde octubre del año pasado por un Chile más digno – se vean plasmadas en sus propuestas.

Recordemos además que la elección se realizará por distritos (Chile tiene 28), es decir, la división territorial que en el país agrupa entre 5 y hasta 18 comunas, y desde donde saldrán los futuros constituyentes; por tanto, cada territorio deberá elegir a sus representantes.

Esta es una instancia para volver a instalar la educación cívica desde la ciudadanía, fomentar y difundir la importancia de la información, el compromiso en la vida pública del país y la importancia de la participación no solo electoral sino también en el desarrollo local de nuestros territorios. Es una oportunidad a seguir conversando el Chile que queremos y a conocer a quienes, por vocación, por intereses territoriales o por propia iniciativa, desean ser parte de este selecto grupo de personas que tendrán la importante y pesada tarea de redactar una nueva Constitución.

 

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA