Connect with us

OPINIÓN

Carta: a mi conciencia. Reflexión en Pandemia. ( Felipe Vásquez Moya. Profesor )

Publicado

on

Este año 2020, nos ha golpeado a todos de manera muy dura y sin compasión alguna, todos quedaremos marcados de una u otra forma, por el conjunto de acontecimientos vividos este último año en nuestro país y el mundo, lo cual nos marcará en nuestro actuar futuro, ya sea como un trauma invalidante y nocivo, o como una experiencia de vida de la cual intentaremos rescatar las cosas buenas, dentro de tantas, tantas, tristezas.

 

Hoy más que nunca debe motivar una selecta importancia, el volver a disfrutar las cosas simples de la vida, disfrutar de cada momento con pausa y en especial con una “presencia consciente”.

 

Esta pandemia, en lo personal me otorgó la oportunidad de realizar la siguiente reflexión, sobre mí actuar, sobre la sociedad en la que vivo, sobre el mundo, sobre los tiempos y como los distribuyo, casi un análisis sociológico en la forma de como vivimos y por cierto, como profesor me cuestione la forma de como educamos y en que aportamos a la vida de los niños.

 

Al recapacitar al respecto, me percaté que hoy tenemos casas más grandes, pero las familias son más pequeñas, tenemos más comodidades, pero menos tiempo para disfrutar esas comodidades con nuestros seres queridos, obtenemos más licenciaturas y postgrados, pero poseemos menos sentido común.

 

Poseemos más áreas de expertizaje profesional, pero cada vez tenemos más problemas, hemos construidos edificios muy altos y robustos, pero nuestro temperamento es cada vez más pequeño e iracundos, poseemos autopistas más anchas y modernas, pero miradas cada vez más estrechas y egoístas, gastamos tanto dinero, pero poseemos cada vez menos valores.

 

Como seres humanos hemos ido y regresado a la luna, pero no somos capaces de cruzar la calle para saludar a nuestro vecino, o aprendernos el nombre de las personas con la cuales tratamos a diario.

 

… Toma nota mi conciencia…

 

Tenemos más educación formal, pero menos cordialidad en nuestros modales, existe un mundo globalizado, hiper conectado, pero no somos capaces de ayudar al que está a nuestro lado.

 

Tenemos más leyes, pero no así más justicia, podemos acceder a más medicinas, pero tenemos menos salud y somos cada vez más vulnerables. La gran pandemia es testigo privilegiado de esto.

 

Gastamos irracionalmente, Reímos insuficientemente, conducimos muy rápidamente, siempre apurados, nos enfadamos con tanta facilidad, leemos muy poco o nada, vemos horas y horas de televisión, usamos considerablemente nuestro tiempo en el WhatsApp y Redes Sociales, Porque creemos erróneamente que necesitamos la aprobación de muchos, pero no de los que realmente importan.

 

Cuando llegamos a cierta edad y con los años, hemos multiplicado nuestras posesiones, pero reducido nuestros valores morales.

 

Amamos: discrecionalmente,

 

nos comprometemos: experimentalmente,

mentimos: exponencialmente.

… Toma nota mi conciencia…

Tenemos una vida rica de oportunidades, pero pobre en sueños y esperanzas. Somos grandes consejeros, pero vivimos sumidos en prejuicios.

Poseemos mucho para dar y compartir, pero somos espantosamente mezquinos al momento de regalar.

Vamos a la conquista del espacio exterior, pero ni remotamente nuestro espacio interior.

Construimos grandes computadoras, para guardar miles y miles de datos, generamos trillones de terabytes a diario, pero no podemos hacer algo tan simple como comunicarnos entre personas, o levantar el teléfono y llamar a un familiar solo para escucharle.

 

Oímos fuerte y claro y hablamos en forma desmedida, pero no sabemos escuchar. Nos juntamos físicamente, o en el contexto de este año 2020, también nos reunimos virtualmente, pero no estamos ni “remotamente” presentes, conocemos muchas personas, pero no confiamos en ellas.

 

Cuando alguien se equivoca: Lo acusamos, juzgamos y condenamos, todo de una sola vez, con una destreza aterradora, criticamos desmesuradamente, pero se nos olvida lo más importante, EL SABER PERDONAR.

 

La tecnología nos ha permitido tener más posibilidades de hacernos escuchar, pero no cuidamos lo que decimos.

 

En resumen: La vida es una cadena de eventos y muchas veces, depende de cada uno de nosotros, que esa cadena tenga más eslabones de felicidad que de penas, por eso me permito “sugerir” a mi conciencia y a quien corresponda:

 

Vístanse con sus mejores galas, no guarden sus mejores perfumes, úselos cada vez que quieran, disfruten a sus seres queridos, aquí y ahora, no mañana; Digan te amo, te quiero, te admiro, te extraño, te perdono, cada vez que les nazca y cada vez que se pueda.

 

No permitan que la incoherencia, junto a las dificultades y vicisitudes de la vida – Se apodere de tu destino.

 

Por favor a mi conciencia – Guarda esta información y no la olvides.

 

… Toma nota mi conciencia…

 

( Felipe Vásquez Moya. Profesor. -)

Continuar Leyendo
2 Comentarios

2 Comentarios

  1. Lorena

    19 noviembre, 2020 at 2:22 pm

    Excelente palabras Felipe Vasquez …

  2. ALFREDO

    2 diciembre, 2020 at 10:54 am

    Muy acertado la reflexión de un destacado profesor, que sin duda está siempre a la vanguardia y de buscar soluciones a los nuevo desafíos. Destaco que su columna refleja el sentir de varias personas del mundo de la educación y cómo hoy la sociedad ha perdido el norte y peor los valores y deberes de los más jóvenes por sobre sus derechos.
    Ojala el sistema de educación pública realice un análisis profundo de cómo hoy hace su proceso enseñanza aprendizaje y que competencias deben tener los nuevos profesores en un nuevo estilo educación a distancia que podría convertirse en hibrido y puedan acercar a los más vulnerables a recapacitar y que la educación es un eje fundamental para el desarrollo y bienestar , pero siendo responsables en su forma de vivir y compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

«ProChile y el apoyo a la industria pisquera de Atacama» Por Claudia Pradenas M (Directora (s) de Prochile Atacama)

Publicado

on

Por

Los últimos meses nuestros piscos regionales han hecho noticia no solo en medios locales, sino que también a nivel nacional e internacional. Todo esto mérito a su gran calidad como destilados, pero también resultado del trabajo público y privado desarrollado para mejorar sus procesos productivos y consolidar su camino a la internacionalización.

Marcas como Bou Barroeta, Armidita, Jahir Saba, Don Gudelio, Eco Ranch, Telum, Horcón Quemado y Bramador, son los mejores ejemplos de este trabajo de promoción y proyección comercial.

Como Oficina Regional de ProChile hemos tomado el protagonismo en la misión de apoyar a los productores de Atacama en su promoción internacional y arribo a nuevos mercados internacionales. Ejemplos de esto han sido eventos como la última  “Semana de Promoción del Pisco de Atacama en México”, instancia donde a través de actividades de Masterclass, facebook e instagram live y presentaciones virtuales con importadores, bartenders e infuencers mexicanos, completamos exitosas jornadas de difusión internacional.

Otra importante actividad fue la “1ª Rueda de Negocios online para exportadores de Pisco de Atacama y Coquimbo”, organizada por ProChile en octubre pasado. Las 102 reuniones realizadas en la plataforma digital, han dado como resultado proyecciones de ventas por más de US$1,18 millones; negocios que si se concretan, representarían un aumento de 30% en las exportaciones totales del sector gracias a esta actividad. Del total de reuniones, 29 se llevaron a cabo con importadores canadienses y 12 con compradores españoles.

Y no solo grandes mercados asoman en el horizonte comercial de nuestros piscos, ya que hace poco empresarios de Panamá mostraron interés en su importación, luego de una serie de gestiones realizadas en conjunto por la Oficina Regional de ProChile y la OFICOM panameña, que derivaron en el envío de muestras de pisco desde Atacama para darlos a conocer a estos importantes compradores.

Si bien el contexto sanitario ha cambiado la forma de ejecutar la promoción internacional de los productos locales, la concreción de actividades virtuales ha obedecido a la necesidad y exigencia de adaptar nuestras acciones de difusión a las nuevas realidades. La concreción de las mismas, no hubiera sido posible sin el gran apoyo del Gobierno Regional de Atacama, que ha confiado en las nuevas estrategias. Seguramente, repetiremos estos ejercicios como una manera de extender a otros mercados la difusión de nuestros destilados, junto con profundizarla en aquellos que han mostrado interés en un producto tan importante y diferenciador como los piscos atacameños.

El trabajo que como Oficina Regional de ProChile hemos desarrollado en apoyo de nuestras pisqueras también ha sido reconocido por entidades como Pisco Chile AG, con cuyos representantes nos hemos reunido para analizar las proyecciones en el trabajo de promoción del pisco chileno para los próximos años, dándoles a conocer las acciones que venimos desarrollando para promover y apoyar a la industria pisquera local, aunando criterios y proyectando provechosos trabajos conjuntos, de manera de internacionalizar no solo el pisco de Atacama sino que el Pisco de Chile al mundo, cuya denominación de origen es una de las más antiguas, con data de 1931.

 

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Seguimos teniendo un desafío presente ( María José Herrera, Coordinadora Unidad de Género, UCEN Región Coquimbo )

Publicado

on

Por

 

Frente a un nuevo 25 de noviembre, las cifras de violencia hacia la mujer no han dejado de ir en alza. Nuestra región lidera el aumento a nivel nacional del reconocimiento de mujeres que la han sufrido.

 

El cambio implica la convicción de que necesitamos una transformación social, donde todas y todos nos reconozcamos como actores de cambio. En este sentido, creo que la responsabilidad -por una parte- se encuentra en las diversas políticas publicas con perspectivas de género que se tienen que ir instaurando, pero también en nuestras manos. Somos responsables de nuestras acciones y conductas, y es necesario que dejemos de normalizar una serie de prácticas que siguen generando interacciones violentas, discriminación, vulnerabilidad y hechos que lamentablemente terminan con familias y con mujeres.

 

Dentro de las cosas que el movimiento feminista nos ha dejado, es la visibilización de cotidianidades que no podemos seguir escondiendo o aceptando, y nos ha llevado a repensar formas comunes de vinculación o situaciones que se repiten a diario. Es posible decir que hemos tenido algunos logros, por ejemplo, la ley que sanciona el acoso callejero público, lo que se entiende hoy como una forma de violencia. Sin embargo, nos queda mucho por recorrer y debemos seguir trabajando por la igualdad. Los esfuerzos deben enfocarse en lograr una equidad de género, en vista de una igualdad efectiva, que posibilite el desarrollo de toda la ciudadanía y no sólo de un sector de la población.

 

Las instituciones de educación superior son parte de este desafío de transformación social, y por ello, como parte de la Unidad de Género UCEN región de Coquimbo, creemos que la educación es el camino para esa transformación, y rechazamos todo acto de violencia hacia las mujeres, entendiendo que somos un espacio que tiene la misión de trabajar en pro de la igualdad y la no discriminación.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

“19 de diciembre: Día nacional contra el femicidio” Por Patricia Villegas, Abogada, Académica UCEN Coquimbo

Publicado

on

Por

La Ley N° 21.282, del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, publicada recientemente, surgió de una moción de las diputadas Loreto Carvajal Ambiado, Daniella Cicardini Milla, Maya Fernández Allende, Marcela Hernando Pérez, Carolina Marzán Pinto, Claudia Mix Jiménez, Ximena Ossandón Irarrázabal, Alejandra Sepúlveda Orbenes y Gael Yeomans Araya;  y del diputado Pablo Vidal Rojas.

En los antecedentes de esta norma se encuentra el informe de los autores de este proyecto, quienes señalan que como país, en los últimos diez años, hemos avanzado “en la protección y fomento de los derechos de las mujeres y en la instalación dentro del debate público de ciertas prácticas normalizadas y socialmente aceptadas durante décadas que implicaban menoscabo en la dignidad de las mujeres, como el acoso en todas sus manifestaciones, el maltrato, la cosificación del cuerpo femenino e incluso, el empleo de un lenguaje machista”. (Diputada informante, señora Loreto Carvajal Ambiado.).

Agregan que, entre estos avances, destacan la introducción en el ordenamiento jurídico del concepto de “femicidio”, para referirse y sancionar legalmente y como delito el asesinato de una mujer bajo ciertas circunstancias. Y estiman además que “este logro ha sido el resultado de una incansable lucha feminista de reivindicación de los derechos de las mujeres, como respuesta a una sociedad machista que durante muchos años avaló la violencia contra la mujer e incluso ignoró situaciones brutales como la pérdida de la vida de una mujer en manos de su pareja”.

Según la misma ley dispone, esta “tiene por objeto conmemorar el día 19 de diciembre de cada año como el Día Nacional Contra el Femicidio en Chile, con la finalidad de visibilizar este delito como la forma más extrema de violencia contra las mujeres, y de dignificar la memoria de quienes han sido víctimas de femicidio, reconociendo a su vez el aporte del movimiento feminista en la erradicación de la violencia contra las mujeres en nuestro país”.

La normativa en su artículo segundo indica que “los establecimientos educacionales, las organizaciones sociales y de la sociedad civil podrán realizar actos y/o actividades conmemorativas en esta fecha, contribuyendo especialmente a prevenir y erradicar toda violencia contra las mujeres y como una forma de reparación digna para quienes han sido víctimas de femicidio”.

Por eso es tan importante que contribuyamos a la difusión de sus alcances, considerando que este próximo 19 de diciembre será la primera vez que esta norma pueda tener aplicación práctica a través de iniciativas concretas de conmemoración.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA