Connect with us

OPINIÓN

Garantías constitucionales para estudiantes “complejos” ( Por Liliana Cortés, directora de Fundación Súmate )

Publicado

on

 

En Chile, las escuelas públicas y privadas son financiadas por el Estado vía “voucher”; es decir, reciben una subvención según el número de estudiantes que asisten a clases, lo que es un incentivo para que los establecimientos aseguren una asistencia regular.

Bajo esta lógica, las escuelas perciben como una posibilidad la exclusión de estudiantes catalogados como desafiantes y complejos. Son los estudiantes más vulnerables –que suelen tener infinidad de dificultades para asistir con regularidad a clases, las que van desde la necesidad de aportar con ingresos a sus familias hasta cuidar a hermanos pequeños o asumir una paternidad o maternidad precoces–, quienes se ven más afectados por estos incentivos perversos  y con escasa vocación pedagógica. El sistema educativo tiende a concentrar a estos alumnos “complejos”  en escuelas urbanas apartadas, rurales o aisladas, lo cual dificulta su acceso a mejores oportunidades. Estos factores reproducen y amplían las brechas educativas de quienes nacen y crecen en situación de pobreza, lo que aumenta la probabilidad de que se vean excluidos del sistema educacional regular por no calzar sus desempeños con las prácticas y resultados esperados.

Hoy 590 niños, niñas y jóvenes de entre 5 y 21 años se encuentran fuera del sistema educativo en Atacama cota sin haber completado su educación obligatoria y presentan dos o más años de rezago. A causa de la pandemia, otros 40 mil a nivel nacional han abandonado la educación.

Por esto aspiramos a que la nueva Constitución garantice realmente el derecho a la educación de todos los niños, niñas y jóvenes de Chile, en un modelo flexible e inclusivo, cuyas bases están detalladas en “Constitución y Pobreza”, un documentos construido por 9 oenegés, que trabajan en los territorios más desatendidos con las poblaciones más vulnerables de Chile. En él, una de las dimensiones claves del bienestar –la educación– contiene una serie de propuestas constitucionales para que ningún niño, niña y joven en nuestro país vea vulnerado ese derecho básico sólo por haber nacido en pobreza.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

«Innovación 2021, Una Oportunidad para los Adultos Mayores» Por Yerko Cortes, (Académico Ing. Comercial, UCEN Coquimbo)

Publicado

on

Por

Para todos es una necesidad inmediata ocuparnos de los desafíos de un segmento muy importante de la población, como lo es al adulto mayor. Según cifras recientes del INE, en Chile los adultos mayores superan los 2 millones 800 mil personas, equivalente al 16,2% de los habitantes del país. Es decir, el último censo reveló que más del 16% de la población chilena es ya adulto mayor.

Todo lo anterior considerando que ya desde el inicio de la pandemia, los retos a nivel país no son menores, hablamos de: el envejecimiento de la población, cambios en los hábitos de vida que se están dando en nuestro país, alfo foco en la descentralización, problemáticas de bienestar social y la economía sustentable

El envejecimiento a nivel nacional seguirá aumentando, se espera que al 2035 la edad media de la población sea aproximadamente de 42 años, y según estimaciones a nivel regional de la Población en Chile 2002- 2035, la población mayor de 65 años será mayoría en 13 regiones del país. Hoy entre las regiones que presentan mayor nivel de envejecimiento se encuentran: Ñuble, Valparaíso y Los Ríos, con un 24,6%, 22,2% y 22,0% respectivamente.

La pregunta es ¿Estaremos preparados como sociedad para una de las transformaciones más significativas de cara al futuro? Nuestra respuesta desafiante tiene que ser por medio de la Innovación. Tenemos el desafío de incorporar a este segmento de la población tan significativo, empoderando a las personas para que decidan como vivir y envejecer.

Mas que una interrogante esto es una oportunidad para todos los sectores de la Economía. Se pueden desarrollar oportunidades de inversión en diversos mercados, principalmente en los sectores de consumo, salud, vivienda, a través también de la gestión patrimonial y de pensiones. La gente mayor es capaz de aprender; la psicología y neurociencia muestran que el cerebro es capaz de adquirir habilidades nuevas a los 30, 50 o incluso hasta los 90 años. Lo sectores educativos, la ciencia, la cultura, etc. tienen un desafío importante para incorporar al adulto mayor no solo como política pública, sino que como componente activo para el desarrollo conjunto de muchas actividades.

El mercado laboral ciertamente es el que mas reciente este campo poblacional, hoy uno de cada cinco adultos mayores declara trabajar, pero claramente esto ya va en aumento. Como sociedad es necesario que fomentemos de forma decidida la incorporación al mundo del trabajo de este rango etario, mas aun considerando la llegada de la automatización y digitalización en las empresas.

Las empresas tienen un enorme desafío incorporando la innovación con el adulto mayor, no solo como un mercado económico sumamente importante para el desarrollo de productos y servicios, sino que además incorporar esta fuerza laboral tiene un sinnúmero de beneficios: personas con alta experiencia, marcada calidad de servicio, inteligencia emocional;  entre otras habilidades, que aportan a una combinación exitosa que fomenta el aprendizaje y experiencia intergeneracional que será un beneficio para todos.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

“Reactivación económica y recuperación de empleos” Por Manuel Nanjarí Contreras (Seremi de Economía, Fomento y Turismo Atacama)

Publicado

on

Por

Desde el inicio de la pandemia del Covid-19 nuestro país, las familias, las pymes y los trabajadores han tenido que enfrentar una de las mayores crisis económicas y sociales. Frente a esta situación, desde nuestro gobierno se logró colocar rápidamente en marcha una Red de Protección Social, para ir en ayuda de los más afectados por la pandemia, lo que nos ha permitido llegar con transferencias monetarias a millones de hogares del país y posicionándonos como el primero en estímulo fiscal dentro del continente.

Han sido largos 18 meses y los hechos demuestran la capacidad de resiliencia que ha tenido nuestro país, apoyado por una red sanitaria que ha permitido enfrentar junto al trabajo y enorme compromiso de miles de trabajadores de la Salud a lo largo de Chile esta pandemia.

Ante el mejor panorama sanitario y el avance de las comunas en el Plan Paso a Paso, nuestra economía se recupera y las personas están volviendo a buscar trabajo, las pymes pueden trabajar con todos los protocolos que correspondan, se reactivan los sectores productivos y se generan nuevos puestos de trabajo. De hecho, las cifras van demostrando y ratificando este nuevo mejor escenario, por ejemplo, el Banco Central nos informó de un fuerte repunte y crecimiento del PIB del segundo trimestre 2021, registrando un 18,1%. En tanto, el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC en su nueva encuesta de empleo, indicó que el empleo de agosto 2021 es el más alto desde el inicio de la pandemia, creándose 475 mil empleos. Además, se señala que desde el peor punto de la pandemia hasta agosto 2021 se han recuperado cerca de 1.871.000 puestos de trabajo y en el caso de nuestra región de Atacama, según cifras del INE, se han logrado recuperar 13.600 empleos.

Estamos conscientes que una de las mayores necesidades de los hogares de las familias chilenas es poder contar con un trabajo que contribuya a brindar un mejor presente y futuro, por lo cual, el compromiso de nuestro gobierno estará enfocado en lograr recuperar los empleos perdidos durante la pandemia y generar nuevos puestos de trabajo, así como también, fomentar el desarrollo de las pymes y de los sectores productivos, además de continuar en la senda de la reactivación económica

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Elecciones en Venezuela: ¿vuelve la luz al final del túnel? ( Cristián Fuentes V. Profesor de Relaciones Internacionales UCEN)

Publicado

on

Por

Después del fracaso de Cúcuta, la oposición venezolana decidió participar en las próximas elecciones de gobernadores y alcaldes, a realizarse en noviembre, y que se han convertido en una suerte de test, que puede facilitar el avance en las negociaciones con el gobierno que se realizan en México, o en un nuevo freno en el complejo escenario político, económico y social de Venezuela.

Luego de que la estrategia que buscaba el derrocamiento de Nicolás Maduro no alcanzara sus objetivos, pareciera que ambas partes están dispuestas a reiniciar el diálogo y a buscar una salida pacífica a la crisis. Ello no implica una solución mágica, sino el retorno de la política y la reaparición de una luz, aunque todavía tenue, al final del largo túnel por el que atraviesa ese país.

La unidad de los opositores tampoco ha sido fácil, pues todavía hay algunos que no quieren darle lo que estiman es una nueva oportunidad al oficialismo para que gane tiempo y logre suavizar las sanciones internacionales, sin demostrar una verdadera voluntad para facilitar la realización de elecciones libres. Sin embargo, el Palacio Miraflores hace gestos como permitir el ingreso de respetadas figuras de la oposición al Consejo Nacional Electoral y la excarcelación del exdiputado Freddy Guevara, así como la mayoría de sus adversarios ya no ponen como condición para sentarse a conversar la salida del actual presidente. Las desconfianzas se mantienen, pero pareciera que las palabras reemplazan a la fuerza, por ahora.

Las venezolanas y los venezolanos están cansados y ya no creen en nadie; el éxodo de ese querido pueblo ya alcanza dimensiones bíblicas. Aunque si hay un acuerdo modesto, pequeño, básico, mediante el cual puedan ejercer libremente sus derechos, se respeten los resultados de los próximos comicios y vuelvan a funcionar los mecanismos de la democracia, con algo de normalidad económica, a lo menos, regresará la esperanza de volver a tener esperanza… y no es poco.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA