Connect with us

OPINIÓN

La pequeña minería y la minería artesanal son clave para activar la economía de Atacama ( Raúl Salas Aguilera, Seremi de Minería)

Publicado

on

Desde el Ministerio de Minería uno de nuestros propósitos ha sido mejorar las condiciones en que se desarrolla la pequeña minería y la minería artesanal, sobre todo en regiones como la nuestra, que concentra más de treinta por ciento de esta actividad a nivel nacional, y una de las formas de hacerlo es acompañar y financiar programas de apoyo para potenciar su desarrollo, porque entendemos que cada pequeña operación forma parte del carro que está impulsando la reactivación económica de Atacama.

 

Es así como en estas semanas viviremos una muestra clara de cómo hemos hecho realidad una de las históricas aspiraciones de la pequeña minería de nuestra región: el apoyo en el financiamiento para la explotación de sus pertenencias.

 

El Gobierno del presidente Sebastián Piñera no está ajeno a las necesidades y consecuencias que trajo el estallido social y la pandemia, una prueba de eso es haber gestionado la entrega de estos recursos que les permitirán ser más productivos.

 

En este sentido, el Gobierno presentó una iniciativa, la que fue aprobada y financiada por nuestros consejeros regionales, por el gobierno regional y puesta en marcha por la subsecretaría de Minería, con lo que se elaboraron programas a la medida de necesidades que por años habían sido postergadas, sin tomar en cuenta que la pequeña minería activa la cadena productiva de nuestra región.

 

Y estos programas nos han permitido entregar fondos con los cuales los mineros y mineras de menor escala pueden fortalecer su productividad, seguridad, sustentabilidad y modernización de sus faenas, con el fin de aumentar su producción, dinamizando la labor de Enami, maximizando sus beneficios y, en consecuencia, mejorando su calidad de vida y de sus familias.

 

Los pequeños mineros y mineras de Chile, así como los pirquineros, dedican su vida día a día a la búsqueda de minerales, desarrollando esfuerzos importantes de sol a sol, lejos de los centros urbanos y de sus familias. Como Ministerio de Minería hemos sabido reconocer sus esfuerzos y despliegues, los sacrificados turnos, el trabajo duro por encontrar la veta, por alcanzar mejores niveles de productividad, mejorar la seguridad y por mantener ininterrumpidamente una actividad compleja. Y así como los mineros siempre han dicho que la “minería no le falla a Chile”, el Gobierno no les ha fallado tampoco.

 

El trabajo en terreno y el continuo diálogo con representantes y productores de este sector nos deja clara la necesidad de continuar apoyando a este importante sector de la economía de Atacama con este tipo de iniciativas, en las que el trabajo conjunto y comprometido entre el Gobierno central, el Gobierno Regional de Atacama y el CORE han permitido fortalecer el sector de la pequeña minería y la minería artesanal, actividades históricas que son clave para activar la economía de Atacama.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

La cooperación en el nuevo ciclo político ( Gonzalo Vial Luarte, Director Ejecutivo Fundación Huella Local  )       

Publicado

on

Por

 

Como representantes de la sociedad civil queremos destacar el compromiso realizado por el presidente electo Gabriel Boric en términos de fortalecer a los organismos sociales y de fomentar las alianzas público-privadas.

Tras el contundente triunfo sobre José Antonio Kast, Boric agradeció el trabajo de las organizaciones sociales “que vienen luchando por un Chile más justo y digno”. Asimismo, en su programa de gobierno menciona que es necesario mejorar las condiciones de los movimientos y organizaciones sociales para propiciar una mayor profundidad del proceso democrático.

En su primer discurso como presidente electo, Boric mencionó que estará abierto a sumar ideas, abrir puertas y a tender puentes desde todos los sectores, además que aludió a la cooperación del mundo empresarial. “Yo creo en la socialdemocracia y en la colaboración del sector público y privado y no me gustan las hegemonías de ningún sector”, dijo el diputado durante el último debate televisivo.

Las alianzas público-privadas han sido históricamente un gran aporte a las inversiones del país. Entre 1990 y 2016, Chile adjudicó 197 proyectos por un valor aproximado de USD 69.400 millones en los sectores de transporte, energía, agua y servicios, de acuerdo a datos del BID. Por el otro lado, las organizaciones de la sociedad civil suman más de 319 mil entidades al año 2020 y el sector representa el 2,1% del PIB, generando cerca de 310.000 empleos remunerados y voluntarios, lo que es equivalente al 3,6% de la población económicamente activa del país, según cifras del Centro de Políticas Públicas UC.

Las organizaciones de la sociedad civil y las alianzas público-privadas que aquellas impulsan cumplen un rol fundamental en acortar la enorme brecha de desigualdad en nuestro país. En lo particular, como fundación nos motiva reducir las desigualdades territoriales. Mientras existen municipios que administran más de $1.200.000 de presupuesto per cápita, hay otros que administran menos de $150.000, sin capacidades para elaborar proyectos de inversión, con fuerte dependencia del fondo común municipal y sin alianzas institucionales con el sector privado. Estos municipios necesitan un apoyo frente a esta inequitativa repartición de recursos.

De esta manera, conectamos a los municipios con empresas privadas insertas en el territorio para que, a través de ese apoyo, las municipalidades con menos recursos y escasa dotación profesional puedan atraer inversión pública – proyectos de agua potable rural, pavimentación, equipamiento público – destinada a mejorar la calidad de vida en esos territorios. Gracias a esta colaboración entre los gobiernos locales, las empresas privadas y las comunidades, los territorios más rezagados han recibido USD$15,6 millones de inversión pública.

En este nuevo ciclo político, creemos profundamente en las alianzas público-privadas donde la sociedad civil actúe como brazo armado en la ejecución de buenas políticas públicas. Tenemos plena confianza de que las organizaciones de la sociedad civil pueden ser un gran aporte como articuladores confiables en pos del desarrollo y en la reducción de brechas. Hacemos eco del llamado del presidente electo Gabriel Boric, a que se escuchen las partes y que solidariamente dejemos nuestras trincheras para ponernos de acuerdo en un modelo de Estado que promueva el desarrollo equitativo de su gente y sus territorios.

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

PSD ¿qué estamos mirando? ( Mariela Norambuena Carrasco, Educadora Diferencial y académica UCEN)

Publicado

on

Por

 

En Chile, el 17% de la población tiene discapacidad (2.836.818 personas) y de ellos, el 50% pertenece a los quintiles más pobres, según el estudio ENDISC, 2015. Esto sin considerar que la población ha crecido; hoy se estima que es casi un 20% de la población en situación de discapacidad, es decir cerca de tres millones de personas.

Los datos nos muestran una realidad y claramente el marco legal no es suficiente, el punto es qué hacemos para que la participación de las personas en situación de discapacidad (PSD) en la vida pública tenga reconocimiento real y ello implique una accesibilidad universal en todos sus ámbitos; igualdad de condiciones laborales y contractuales, acceso igualitario a la salud y educación, en definitiva, las mismas demandas que tiene la mayoría de la población.

A su vez, la falta de acceso no es la única barrera que las PSD viven a diario, existe una permanente y sistemática discriminación a la que se ven expuestos por parte importante de la población, discriminación que surge desde un modelo médico-patológico que evidentemente sirve para dominar y oprimir a través del prejuicio que se trata de un sujeto anómalo.

La discapacidad es parte de un espacio social y como tal ha de reconocerse y validarse, es un espacio práctico de existencia en el mundo que le es propia, como cada ser humano en su individualidad, y que nos obliga a replantearnos el lugar desde donde miramos ese espacio social.

En un contexto histórico tan relevante como en el que nos encontramos, ad portas de un nuevo Gobierno, soportando una pandemia que nos llevó a un lado muy oscuro de la vida, con una Convención Constitucional electa democráticamente, y que, dicho sea de paso, con escasa representatividad de esta minoría; es momento de comenzar a pensar una sociedad más equitativa, donde podamos a través de acciones concretas validarnos en el diálogo, la participación y el entendimiento que promueva el respeto por las PSD.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Insectos comestibles, la tendencia que viene a Chile ( Paolo Castro, Director de Nutrición y Dietética, UCEN)

Publicado

on

Por

 

 

Una de las preguntas más frecuentes que le puede hacer una persona a un nutricionista es ¿qué debo comer? La respuesta es tan compleja como la misma pregunta, dado que para lograr una planificación alimentaria se requiere conocer varios datos de la persona (antecedentes sociales, culturales, clínicos, etc.). El ámbito cultural es sumamente importante, en el entendido que se relaciona con el entorno de donde esta persona se desarrolló y, por lo tanto, costumbres asociadas que hacen entender que es un alimento y que cosas no son alimentos.

Para muchos, los insectos no son alimentos, los encuentran repulsivos y asquerosos. Sin embargo, el homo sapiens de comunidades primitivas utilizó insectos como fuente de alimento, así como también, los antiguos romanos y algunas civilizaciones de la Edad Media. Actualmente en Asia, África y América aún son parte de la dieta, ejemplo de lo anterior, tenemos a Colombia con sus hormigas culonas y México con los chapulines.

La industria alimentaria ha desarrollado snack de insectos, en donde gusanos y grillos, son la base, acompañado de sabores, que pueden ser salados, dulces e inclusive bañados en chocolate. El mercado de insectos comestibles global está preparado para superar USD$522 millones en 2023 esto según el informe de Global Market Insights.

Nutricionalmente los insectos pueden aportar de forma considerable, proteínas y grasas con un bajo impacto ambiental en comparación con las fuentes proteicas actuales provenientes de animales. No obstante, también contienen, carbohidratos, fibra dietética, ciertas vitaminas y minerales. A modo de ejemplo, la harina de grillo seca, puede aportar hasta un 78% de proteínas, algo interesante para el desarrollo de productos orientados a suplementos para deportistas, de niños y personas vegetarianas.

Existen más de 1.900 especies de insectos comestibles, lo cual pudiera ser de mucha utilidad para combatir la inseguridad alimentaria, cabe destacar, que en la actualidad los más utilizados para el consumo humano son los grillos, larvas de mosca y gusanos de la harina.

¿Entonces, usted ya está preparado para esta tendencia alimentaria?, hágase el ánimo porque en breve Chile será parte de la investigación, desarrollo y consumo.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA