Claudio Bravo fue figura en apabullante victoria de Barcelona sobre Real Madrid

El conjunto catalán fue absolutamente superior a su archirrival en el derbi español y le propinó una goleada de la mano de una gran actuación colectiva e individual, donde el portero chileno fue uno de los puntos más altos.

 

Con gran actuación de Claudio Bravo, Barcelona le propinó un duro golpe al Real Madrid al golearlo este sábado 4-0 en el estadio Santiago Bernabéu, en un encuentro válido por la 12ª fecha de la Liga.

El conjunto blaugrana fue absolutamente superior a su rival en el derbi español, mostrando salida limpia desde el fondo, con el portero chileno iniciando varias jugadas y mostrándose siempre como una opción de descarga para sus compañeros, que rotaron el balón a su antojo para luego quebrar las líneas ante una desastrosa marca del cuadro merengue.

En esa faceta, brilló con luces propias el talento de Andrés Iniesta, que en diversas oportunidades pudo meter pases entre líneas que desequilibraron a la zaga local, tanto así que el público madridista despidió con aplausos al volante culé cuando fue reemplazado a los 76’.

También destacó la labor de la dupla sudamericana entre Neymar y Luis Suárez, quienes se combinaron de forma permanente para generar peligro en ofensiva. De hecho, el uruguayo abrió la cuenta a los 10’ y el brasileño anotó el 2-0 a los 39’.

En la segunda fracción, Real Madrid buscó cambiar el rumbo del partido y salió con otra actitud, tanto así que a los 48’ Claudio Bravo evitó el descuento con una gran atajada ante James Rodríguez.

Pero las ilusiones locales se esfumaron a los 52’ cuando Iniesta marcó el 3-0 tras un pase de taco de Suárez.

Con el encuentro definido, Luis Enrique decidió hacer ingresar a Lionel Messi, quien volvió a jugar después de casi dos meses fuera de las canchas por su lesión en la rodilla izquierda.

 

Bravo fue figura al atajarle dos remates a James Rodríguez y un par de cabezazos a Karim Benzema y Cristiano Ronaldo, además de realizar un gran achique en un mano a mano ante el portugués, poniéndole un candado a su portería y otorgándole tranquilidad a sus compañeros.

A los 74’, Suárez recibió un pase de Messi y decretó el 4-0 definitivo anotando su segunda conquista personal en este partido.

La desesperación merengue se vio reflejada con la expulsión de Isco a los 84’ por una fea patada sobre Neymar, que ya había sido víctima de una acción similar por parte de Daniel Carvajal.

De esta forma, Barcelona se escapó en la cima de la tabla con 30 unidades y le sacó seis puntos de ventaja al Real Madrid.

En la próxima fecha, el conjunto catalán recibirá a la Real Sociedad, mientras que la escuadra de Rafa Benítez visitará al Eibar.

Botón volver arriba