Copper 3D es una empresa chileno-estadounidense que partió en 2018  al alero de un magister de innovación con financiamiento de Codelco Tech. Desde entonces, la startup ha desarrollado tecnologías anti-microbianas y anti-virales que son posibles de obtener a través de impresoras 3D.

“Visualizamos la tendencia que existe actualmente en dispositivos médicos impresos en 3D, el hecho que la industria de impresión tridimensional está creciendo, así como con todos los nano-compuestos, y además que Chile es experto en nano-tecnología de cobre. Por eso estamos en la intersección de estas grandes tendencias”, explica Claudio Soto, director médico de Copper 3D a MINERÍA CHILENA.

Así, la empresa busca poner en manos de cualquier persona la capacidad de producir un objeto anti-microbial, utilizando filamentos de 1,85mm o 2,85mm que es lo normal en la industria de la impresión en tres dimensiones. Ahora Copper 3D tiene 20 distribuidores en el mundo y llegan a 40 países.

Validación

Como primer paso, visualizaron aquellos pacientes portadores de una amputación que tienen dificultades para su reinserción laboral, debido a la infección en sus muñones.

“Tuvimos que probar primero si el filamento era capaz  de eliminar bacterias y también si es que el producto que se imprimía en 3D era capaz de tener las mismas propiedades. Funcionó en Chile mediante pruebas con bacterias, como escherichia coli y estafilococos aureus, que son  comunes en ambientes clínicos”, puntualiza Soto.

Poco después realizaron las mismas pruebas en Estados Unidos con éxito. Ahí surgió un primer material, que consiste en un ácido poli-láctico con partículas de cobre que confieren la propiedad anti-microbial.

“Lo testeamos desde el punto de vista clínico con veteranos de guerra de Estados Unidos que tenían amputaciones parciales de mano. No tuvieron reacciones cutáneas y desde el punto de vista funcional resultó muy bien”, explica el experto de Copper 3D

Posteriormente desarrollaron MD Flex, un material flexible con propiedades microbianas que a fines de 2019 les permitió ganar en India un galardón como Compañía del Año en categoría Materiales.

Propiedad anti-viral

Continuando con procesos de investigación, desde Copper 3D identificaron que un porcentaje de niños portadores de VIH, se contagian a través del parto, embarazo o lactancia. Esto resulta problemático en países de bajos ingresos cuando no tienen la capacidad de mantener la cadena logística para aplicar los procedimientos necesarios. Por eso, probaron la capacidad anti-viral de un nuevo material -PLActive- para generar una solución.

“Probamos que el virus disminuía su propagación en 60% durante las primeras 48 horas. Creamos un dispositivo que debemos validar, que consiste en filtrado de leche a través de este dispositivo en el cual se mantienen las propiedades de la leche”, expone Soto.

“El aditivo con nanoparticulas de cobre libera iones de este metal y eso para el virus, inactiva ciertas enzimas y afecta su envoltura. En el caso de una bacteria, se genera un estrés oxidativo que degrada el ácido nucleico de la bacteria lo que hace que hace que esta muera”,  añade.

Estación espacial internacional

Por otra parte, Copper 3D obtuvo dos grants para desarrollar materiales  de tecnología médica y testeos, pensando misiones espaciales de larga duración.

Esto incluye un  proyecto para la Estación Espacial Internacional, donde el espacio físico es reducido. Por eso plantean soluciones a través una impresora diseñada para gravedad cero. Entonces, si se requiere un material anti-microbial como un bisturí, lo pueden imprimir. Agrega que tiene particular relevancia considerando que  en el  espacio “los astronautas se inmunodeprimen y las bacterias se vuelven más agresivas”.

Crecimiento a  futuro

Proyectando el crecimiento y nuevas posibilidades para Copper 3D, su director médico anticipa  que “la idea es tener materiales nuevos buscando mayor resistencia y duración, además de trabajar con  otros materiales de impresión 3D, y posteriormente desarrollar  implantes. Estamos construyendo un ecosistema de innovación alrededor del concepto de impresión en tres dimensiones”.

Fuente:MCh.