Una Radio muy nuestra y la más escuchada.

Economía chilena creció 1,9% en 2014, su peor desempeño en cinco años

Aunque mostró una leve recuperación en el cuarto trimestre, la inversión cerró el ejercicio con una caída de 6,1%. El consumo total se expandió 2,5%, mientras que la demanda interna se contrajo 0,6%.

 

La economía chilena mostró una leve mejoría en el cuarto trimestre del año cuando el Producto Interno Bruto se expandió 1,8%, lo que se compara con el 1% del trimestre anterior.

Según se desprende de las Cuentas Nacionales que publicó esta mañana el Banco Central, con este resultado la economía cerró el ejercicio con un crecimiento de 1,9%, el más débil en cinco años.

El emisor detalló que la demanda interna cayó 0,6% en 2014, arrastrada por la inversión; en tanto el consumo total aumentó. El resultado de la inversión refleja el desempeño de la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF), que cayó 6,1%, y de la variación de existencias, que, a precios del año anterior, alcanzó una tasa de -0,6% respecto del PIB.

La FBCF siguió una tendencia decreciente durante los tres primeros trimestres del año, que se revirtió en el cuarto, tras anotar un alza marginal. Su evolución se explica por el desempeño del componente maquinaria y equipos, que cayó 18,8%, tras exhibir contracciones de dos dígitos durante la mayor parte del año, determinadas por la menor inversión en maquinaria industrial y minera y en equipos de transporte. Por su parte, el componente construcción registró una variación de 0,9%.

El consumo total creció 2,5%, impulsado por el gasto de los hogares y, en menor medida, del gobierno. El incremento del consumo privado reflejó, principalmente, el mayor gasto en servicios, destacando el consumo de servicios en salud privada, comunicaciones y transporte. Por su parte, el consumo de bienes durables cayó, incidido de manera importante por el menor gasto en automóviles, mientras el consumo de bienes no durables aumentó, liderado por el gasto en prendas de vestir y calzado.

Respecto del comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones registraron una variación de 0,7% y las importaciones, de -7,0%. El resultado de las exportaciones se explica por el alza del componente de bienes, cuyo efecto fue compensado en gran medida por la caída del componente de servicios. En el caso de los bienes, el resultado fue liderado por los envíos de cobre, productos químicos y alimentos; en tanto, en el caso de los servicios, la caída se explica, principalmente, por menores exportaciones de servicios de transporte.

En cuanto a las importaciones, si bien cayó tanto el componente de bienes como el de servicios, fue el primero el que primó en términos de incidencia. La contracción del componente de bienes reflejó las menores internaciones de maquinaria de uso industrial y minero, y de bienes durables. En cuanto a las importaciones de servicios, el resultado se atribuye, principalmente, a menores importaciones de servicios de transporte.

El ingreso nacional bruto disponible real creció 1,9%, tras exhibir tasas positivas en todos los trimestres del año. El resultado se vio incidido principalmente por las mayores rentas netas del exterior, cuyo efecto fue compensado por la caída de los términos de intercambio.

Fuente: DF.CL

 

Mostrar más
Botón volver arriba