OPINIÓN

El Primer Ferro – Carril,   Caldera julio de 1851.  ( Guillermo Cortés Lutz, Doctor en Historia, Grupo de Estudios de Atacama GEA)

Cuando hablamos de Patrimonio Cultural Industrial, necesariamente tenemos que remitirnos al primer ferrocarril chileno y su historia.   La riqueza de la Plata del mineral de Chañarcillo, descubierta por Juan Godoy el año el  1832,  permitió a la plutocracia  ( los más ricos) copiapina, poner en marcha una aparato increíble,  poderoso, veloz , con una increíble capacidad de  carga,  era una maravilla industrial  sin parangón en Chile,  el primer ferrocarril.   Para hacer realidad esta idea,  formaron la compañía de ferrocarriles de Copiapó.   Contrataron al estadounidense William Wheelwright , quien había  comprado la idea  de Juan Mouat, de poner en marcha un tren en la entonces provincia de Atacama.  La compañía de ferrocarriles de Copiapó , tuvo como  presidente del directorio a  Agustín Edwards, quien   forjó  aquí su  ignominiosa  fortuna. También participa como principal accionista de esta compañía, una mujer copiapina, Candelaria Goyenechea, entre otros accionistas.  La compañía de FFCC de Copiapó, exporta tres máquinas, La Copiapó, la Chañarcillo y la Tres Puntas.  Se construye la estación de Caldera, contratan a ingenieros extranjeros, Wolfe, Evans y Campbell, quienes realizan el trazado de la línea. No fue fácil conseguir los permisos, ya que algunos parlamentarios, pensaban que se podrían arruinar el moderno negocio de los birlochos ( coches), algunos llegaron a plantear que la velocidad extrema del tren, podría destruir a los seres humanos que allí viajaran,   siempre tan perspicaces nuestro  congresistas.

Este portento de iniciativa provincial, costo la suma de 800 mil pesos de la época, y ponerlo en marcha, seria asimilable a que hoy una región pusiera en marcha una base de submarinos atómicos con su propio dinero.  Sin duda alguna el leit motiv del ferrocarril era poder trasladar de forma más rápida el mineral de plata de Chañarcillo, o desde donde fuera necesaria al Puerto de Caldera, y evidentemente  desde allí exportarlo.

Lo cierto es que en abril de 1851, hubo un ensayo viaje del ferrocarril hasta Alto del Fraile o carpa N°1 ,  hecho que hoy esta en estudio por  parte de la Fundación  William Wheelwrigth .   Pero, será un 4 de julio del año 1841, cuando la Locomotora la Copiapó, haga su viaje inaugural entre Caldera y Monteamargo (antes Monte de Almagro).    Finalmente el 25 diciembre de 1851, el tren llegará hasta Copiapó y desde allí se seguirá extendiendo, la idea original  de los empresario copiapinos era que este fuera transoceánico.

Sin duda, con la marcha del ferrocarril, Atacama, se ponía a la vanguardia de la república.  Luego vendrían otros grandes adelantos como el alumbrado público a gas, y sin duda la misma construcción de la maestranza de Caldera era un momento industrial magnífico.   Recordar este hito, es conservar nuestro patrimonio, y valorizar nuestra historia.

Botón volver arriba