Connect with us

OPINIÓN

Ganar perdiendo ( Samuel Fernández, Analista internacional y académico UCEN )

Publicado

on

 

Desde el 24 de febrero, Rusia intenta conquistar Ucrania, invadiéndola y arrasando las ciudades. Todavía sin lograrlo, pese a su inmensa superioridad militar, la confrontación prosigue. El propósito final de Putin sólo puede especularse, y tal vez, ya no es el mismo, ante una resistencia inesperada y heroica. Toda guerra busca la victoria, pronta y definitiva del adversario. No ha ocurrido, se prolonga en territorio ajeno, hostil y decidido a impedirlo, metro a metro. Cunde la duda, la desmoralización, los gastos, las pérdidas de vidas y material, aunque las cifras se oculten, su población sea desinformada, y reprimida toda oposición. Los éxitos militares se evidencian si suman territorios, riquezas, prestigio, poder, y temor de cualquier oponente. Ha sido al revés.

Las zonas fronterizas ucranianas con Bielorrusia o Rusia, han sido ocupadas, pero no la capital ni las ciudades principales. Las dominadas han sido a costa de arrasarlas, sin importar su población civil, fuentes de producción, ni servicios básicos. Tampoco han designado autoridades ocupantes. Los ucranianos emigran por millones cuando pueden. No se respetan corredores humanitarios, ni hay pausa en las hostilidades. Una operación bélica anticuada, con pocas armas tecnológicamente avanzadas y precisas, y resultados inciertos. Crean dos repúblicas ficticias en el Donbass, que nadie reconocerá. No hay riquezas que aprovechar ante la devastación generaliza. Recuperarlas, costará más que la misma guerra.

En comparación con el Presidente Zelensky, Putin ha perdido todo prestigio mundial, mientras mantenga el poder. Está aislado y no es confiable. La guerra por los medios, le es adversa. Sus vínculos con occidente se han deteriorado o roto, definitivamente, ni es interlocutor válido para acordar la paz. Sufre variadas sanciones progresivas y permanentes, lentas en implementar, pero difíciles de levantar. Eso sí, Rusia prevalecerá a Putin.

Le queda el poder armado, aunque no ha podido demostrarlo, salvo las amenazas nucleares, que si utiliza, implicaría su propia destrucción. Ha violado el derecho, el sistema internacional, y cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad, que le pesarán mientras viva, sea o no juzgado. Puede que obtenga algunos objetivos militares, imponiendo condiciones ilegítimas por la fuerza. No obstante, aunque gane, finalmente perderá.

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Reinserción laboral: cómo lograr buenos resultados ( Por Claudio Oyarzún Fracei, gerente general de HumanNet)

Publicado

on

Por

 

Una reciente investigación del Observatorio del Contexto Económico de la Universidad Diego Portales mostró, entre otros resultados, que las personas que han perdido su empleo en Chile tardan en promedio 8,5 meses en reinsertarse en el mercado laboral formal.

Sin duda, el desafío de volver al mundo del trabajo representa un “verdadero trabajo”. Es decir, la persona cesante debe asumir el reto de emplearse nuevamente con una actitud que refleje dedicación y esfuerzo. ¿Qué significa esto en términos prácticos?

En primer lugar, hay que establecer un plan de trabajo y un horario. Es decir, tal como se hacía en la oficina, pero esta vez desde el hogar. Y como en toda planificación, hay que pensar en tareas y metas que pueden ser diarias, semanales y/o mensuales.

En segundo lugar, se debe ser optimista y comprometido. Reinsertarse es una tarea que puede durar varios meses y no se deben bajar los brazos. Jamás dejar de luchar y no parar hasta que se haya logrado el objetivo que es encontrar empleo.

Un tercer punto a considerar consiste en mantener actualizada la información del CV e incorporar en él lo que se conoce como perfil profesional, que es una sección que permite resaltar los aspectos fuertes y talentos que poseemos. Es fundamental que el CV contenga información veraz sobre nuestra formación académica, cargos ocupados, logros alcanzados, etc. Asimismo, es importante adecuar el CV según el cargo al que queremos postular. De la misma manera, hay que tener claridad sobre cuáles son los puestos y sectores donde nos gustaría desempeñarnos y si estamos dispuestos a trasladarnos de ciudad si fuera necesario.

Un cuarto aspecto implica realizar una fuerte gestión a nivel de redes de contactos, que no sólo se limite a informar a familiares, amigos y compañeros de universidad sobre su nueva situación laboral. Hay que definir un plan de acción que apunte a generar reuniones con potenciales futuros empleadores. Hay que establecer un segmento (industria) objetivo y focalizar la búsqueda en contactos de dicha industria. También hay que recurrir a los contactos que uno tiene, pues pueden conocer a personas en empresas que están dentro del segmento objetivo que nos interesa y, de esta manera, nos pueden presentar a ellas. Lo mínimo es tener al menos dos reuniones de este tipo por día.

Un quinto factor es hacer uso de las redes sociales, en especial Linkedin, para así contactar a firmas de selección de personal, hunting y empresas en general que, constantemente, publican ofertas laborales. Además de los contactos, es importante que la persona publique y genere contenido relevante que ayude a potenciar su presencia en la red y la marca personal que, como profesional, busca proyectar.

Un sexto elemento se relaciona con preparar las entrevistas de trabajo a las que asistamos. No hay que olvidar que dicha instancia es fundamental para darse a conocer y sobresalir del resto de los postulantes a un puesto. Por ende, hay que fijarse en todos los detalles, desde los logísticos hasta aquellos relacionados con nuestra experiencia laboral, incluidas aquellas preguntas difíciles que debamos responder.

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Término de la soberanía ( Por: José Luis López Blanco, Abogado- ASL Corp )

Publicado

on

Por

El proyecto elaborado por la Convención pone término a la soberanía de la nación chilena, consagrada desde los inicios de la República. Esto es, el poder que tienen los ciudadanos para establecer los derechos de las personas y el sistema de Gobierno.

 

Después del triunfo en la Batalla de Maipú, se aprobó, en octubre de 1818, bajo el Gobierno de O’Higgins, la primera Constitución de la República, la que estableció que “pertenece la nación chilena, la soberanía o facultad para instalar su Gobierno y dictar las leyes que le han de regir”. Conceptos similares contienen las Constituciones de 1833 y 1925. El texto actual, vigente desde el año 2005, con la firma del Presidente Lagos y su Gabinete, ratifica que la soberanía reside en la Nación.

 

En todos los textos constitucionales mencionados, se consagra el principio jurídico que el Estado de Chile, es unitario y la Nación Chilena, una sola.

 

El proyecto que propone la Convención se inicia en su artículo 1°, expresando que el Estado de Chile es “plurinacional, intercultural, regional y ecológico”, conceptos que se apartan de nuestra historia constitucional. El artículo 5° declara la coexistencia de 11 naciones en el Estado chileno, agregando que se deberá garantizar su libre determinación. El artículo 187 dispone la creación de entidades territoriales, entre ellas las naciones indígenas, que estarán dotadas de autonomía. El artículo 309 acepta la existencia de sistemas jurídicos propios de esas naciones, separados del sistema jurisdiccional del país. El artículo 191 ordena que las naciones indígenas deberán dar su consentimiento, para que se pueda modificar las materias que les afecten.

 

 

 

 

En suma, se establecen los derechos a la autonomía para 11 naciones en la República de Chile, debiendo garantizarse su libre determinación. Más aún, para modificar los derechos que se le concede, las naciones indígenas deberán otorgar su consentimiento.

 

Esto, pone término a la soberanía chilena, vigente hasta la fecha.

 

Tal vez, ello explique que el símbolo que la Convención escogió, para presentar su proyecto, sea la bandera chilena fragmentada.

 

Continuar Leyendo

OPINIÓN

Edulcorantes, placebos para el cerebro (Claudia Narbona Castillo, Académica Nutrición y Dietética UCEN )

Publicado

on

Por

 

 

Los edulcorantes, con la implementación de la ley de Etiquetado Nutricional y por ende, la indicación de rotular con sellos los alimentos, que indiquen ALTO EN, ha llevado a la industria de alimento, a generar la sustitución del azúcar (sacarosa) por una gran variedad de edulcorantes, entre aspartamo, sucralosa, stevia, por nombrar algunos.

 

Esto como consumidores nos da dado cierta tranquilidad, al ver menos sellos, que estamos ayudando a nuestro cuerpo a consumir menos azúcar y con ello menos calorías, disminuyendo la posibilidad de generar a futuro algunas enfermedades como la diabetes y el sobre peso. Sin embargo, ¿Esto será tan cierto como creemos?

 

El cerebro juega un rol importante en las sensaciones que se generan en nuestro organismo. Desde niños, el cerebro aprende a relacionar el sabor dulce con el hecho de que el cuerpo reciba alimentos ricos en calorías. Los edulcorantes desencadenan una disonancia en el cerebro, tiene lugar la agradable sensación de sabor dulce, pero faltan calorías y la sensación de hambre vuelve con más rapidez y con ello la necesidad de comer de nuevo.

 

Algunos investigadores identifican este fenómeno como “Teoría del cerebro egoísta”. En resumen, el cerebro cubre casi todas sus necesidades de energía con glucosa. Si hay muy poca, recurre a una estrategia. El apetito y la ingesta de alimentos aumentan. Esto incluso puede conducir a la obesidad.

 

Estos mismos investigadores han descubierto que los edulcorantes engañan al cerebro y dañan el metabolismo saludable. Por ejemplo, si se come una magdalena endulzada con edulcorante, ese estímulo tan dulce indica que aumentan los alimentos ricos en calorías, pero el cerebro y el cuerpo esperan por ellos en vano. De esta manera, el cerebro es cada vez menos capaz de evaluar si puede contar con una ingesta de energía o no. Esta incertidumbre causa una reacción fisiológica: la ingesta excesiva de alimentos.

 

Fuera de lo ya indicado anteriormente, también nos vemos enfrentados a otro posible efecto negativo, los edulcorantes pueden ser tan adictivos como el azúcar común. Con todo lo expuesto nos entramos a preguntar ¿cómo puede ser esto, si son acalóricos y dulces?

 

Esto sucede debido a que los edulcorantes artificiales podrían generar cambios en la forma en que el cuerpo procesa la grasa y obtiene su energía. Sin embargo, aún hay estudios que buscan confirmar como sucede esto en el organismo y que lleve a responder la interrogante de porque, aún con el uso de edulcorantes, no se han podido reducir los niveles de obesidad a nivel mundial.

Continuar Leyendo

LO + LEIDO AHORA

Para ventas contáctanos al mail: [email protected] , cel 9-97207672 , fono 522-524200

RADIO MARAY - Cobertura Regional en Atacama:


90.9 MHZ: Copiapó, Paipote, Tierra Amarilla, Nantoco, Chamonate, San Pedro, Piedra Colgada, María Isabel, Aeropuerto

93.1 MHZ: Vallenar, Freirina, Maitencillo, Hacienda Nicolasa, Ruta 5

101.9 MHZ: Caldera, Bahía Inglesa, Bahía Salada, Barranquilla, Puerto Viejo, Ramada, Rodillo, Obispito, Aeropuerto, Ruta 5 y el litoral.

98.3 MHZ: Los Loros, Campamento Caserones, San Antonio, Tranque Lautaro, Zonas rurales precordilleranas