La UE prorroga seis meses sus sanciones económicas a Rusia

La Unión Europea (UE) prorrogó hoy durante seis meses más, hasta finales de enero de 2016, las sanciones económicas impuestas a Rusia por la crisis de Ucrania.

«La UE extiende sus sanciones económicas contra Rusia hasta el 31 de enero de 2016, hasta que se complete la implementación de los acuerdos (de paz) de Minsk», tuiteó la portavoz de Política Exterior de la UE, Maja Kocijancic.

Como respuesta, Moscú anunció que también mantendrá las medidas punitivas adoptadas contra la UE. El portavoz presidencial ruso Dmitri Peskov dijo según la agencia de noticias Interfax que Rusia no había iniciado esta política de sanciones y tampoco cree que surta efectos en la crisis ucraniana. Peskov afirmó que las sanciones europeas contra su país carecen de fundamento y son ilegales.

El portavoz del presidente Vladimir Putin afirmó que si bien las sanciones rusas impuestas a la UE no benefician a la economía rusa ni sirven a los intereses de los contribuyentes en la UE, Rusia actuará en este caso «partiendo del principio de la reciprocidad».

En marzo, los jefes de Estado y de gobierno de la UE ya decidieron que las sanciones sólo se levantarían si hasta finales de año se implementaban los puntos principales del plan de paz para Ucrania.

Las sanciones tienen como objetivo obstaculizar las importaciones rusas y el acceso de los bancos rusos a los mercados de capital europeo. Sin embargo, sus efectos económicos se dejaron sentir no sólo en Rusia, sino también en la UE.

Por otra parte, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ordenó hoy a su Gobierno que prepare una petición a nombre del presidente del país, Vladímir Putin, para prorrogar por seis meses el embargo a los productos alimenticios europeos, en respuesta a la extensión de las sanciones contra Moscú adoptada por la UE.

«A tenor de que la Unión Europea ha extendido por medio año sus sanciones contra Rusia, le pido que prepare una solicitud a nombre del presidente con la propuesta de prorrogar por ese plazo» el embargo ruso, dijo Medvédev a su número dos, Serguéi Prijodko, durante una reunión con los viceministros.

También ordenó que se redacte un decreto gubernamental «que establezca las categorías de productos y contratos de comercio exterior a los que se aplicarán las sanciones» rusas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso mostró «una profunda decepción» con la decisión oficializada hoy por el Consejo de ministros de Exteriores de la UE, y atribuyó la medida a las acciones del «lobby rusófobo» en el seno de los Veintiocho.

«En Bruselas silencian de forma intencionada que (las sanciones contra Rusia, por su papel en la crisis ucraniana) garantizan la pérdida de cientos de miles o incluso millones de puestos de trabajo europeos», advierte el comunicado de la cancillería rusa.

AGENCIAS

Mostrar más
Botón volver arriba