Nuevo robo en línea de transmisión eléctrica provoca corte de suministro en norte del país

  • Desde el 03 de mayo a la fecha se han registrado 10 robos de conductores eléctricos sólo en el norte del país, a lo que se suma la destrucción de 95 estructuras y postes.

 

  • El robo de esta madrugada provocó el corte de suministro por un lapso de 1 hora y 40 minutos en una de las líneas que alimenta a diversos clientes finales, al norte de Vallenar.

 

Esta madrugada a las 04:02 horas, la empresa de transmisión eléctrica Transelec nuevamente se vio afectada por el robo de cables eléctricos en la zona norte de nuestro país, lo que provocó el corte de suministro por un lapso de 1 hora y 40 minutos en la línea que alimenta a diversos clientes finales, en las zonas de Copiapó, Vallenar y Huasco. Este robo implicó el derribamiento de 19 estructuras lo que equivale a una destrucción cinco veces mayor que la ocurrida con el aluvión de abril pasado.

 

El robo ocurrió en la línea de 110 kV Maitencillo-Cardones, ubicada al norte de Vallenar, que en el último mes ha experimentado otros 10 robos similares, sumando 66 kilómetros, equivalentes a aproximadamente 40 toneladas de cable de cobre robados de la línea de transmisión de Transelec. Estos robos han implicado la destrucción de 95 estructuras en distintos tramos de la línea Maitencillo-Cardones.

 

Las bandas que protagonizan estos robos y que, presumiblemente, se dedican a reducir el cobre de los cables, ya han acumulado más de 35 toneladas de conductores sustraídos desde principios de mayo hasta hoy.

 

El vicepresidente de Operaciones de Transelec, Rodrigo López, calificó el hecho como muy preocupante “ya que nunca antes se había registrado este tipo de delitos en el norte del país, lo que pone en grave riesgo el sistema eléctrico de las zonas afectadas y del país en general, al impactar la continuidad del suministro eléctrico de algunas zonas en el norte. Esto fue lo que ocurrió esta madrugada por un lapso de una hora y cuarenta minutos y que, tras un arduo trabajo de los equipos técnicos de Transelec, pudimos restablecer en el tiempo señalado”.

 

López agregó que, de continuar este tipo de delito, se pone en riesgo nuevamente el suministro de importantes actividades en el país, tales como el funcionamiento de hospitales y servicios básicos para la población, así como el abastecimiento de diversas empresas productivas.

 

“Necesitamos el apoyo de toda la comunidad y las entidades de seguridad pública y privada en la vigilancia, denuncia e investigación de estos graves hechos”, precisó el ejecutivo.

 

En paralelo, desde septiembre de 2014 a la fecha, Transelec ha sido víctima de más de 30 robos de conductores en el centro sur del país, en las regiones VI, VII, VIII. Ante esto, las autoridades regionales de O´Higgins y del Maule, junto a las empresas afectadas de la zona, trabajan en una alianza público-privada para combatir y mitigar este delito.

 

Sin embargo, en un hecho inédito, los robos se han trasladado a la zona norte del país con un aumento sustancial del cobre robado. Cada día los métodos utilizados para los robos son más sofisticados aumentando el número y la envergadura de los eventos, así como los niveles de destrucción de estructuras.

Mostrar más
Botón volver arriba