PAÍS

Piñera cierra fronteras de Chile tras confirmación de 155 casos con coronavirus

La medida comenzará a regir a contar del miércoles 18 de marzo, luego de que se anunciara el ingreso a la Fase 4 de la epidemia.

 

El Presidente Sebastián Piñera anunció el cierre de fronteras terrestres marítimas y aéreas en todo el país a raíz del avance del coronavirus COVID-19, cuyo balance de este lunes subió a 155 casos confirmados, iniciándose así la Fase 4 de la enfermedad.

De acuerdo a lo mencionado por el Mandatario, la medida extraordinaria comenzará a regir a contar de este miércoles 18 de marzo, pero no afectando la entrada o salida de cargas.

«Sabíamos que íbamos a llegar a esta etapa, pero estamos preparados», agregó el jefe de Estado, enfatizando que se tomarán las medidas de acuerdo a los protocolos de la Organización Mundial de la Salud.

MINEDUC Y SUSPENSIÓN DE CLASES: «NO SON VACACIONES»

Durante la jornada, el ministro de Educación, Raúl Figueroa, hizo un llamado a padres y alumnos respetar las medidas sanitarias por la suspensión de clases, asegurando que esta «no son vacaciones».

Figueroa detalló que de aquí al miércoles la Junaeb va tener raciones de contingencia en los establecimientos para que las familias que procedan a retirarlas, aunque agregó que  «la idea es que no se reúnan en los comedores de las escuelas».

Asimismo, enfatizó que «los apoderados son fundamentales en el proceso» para que los jóvenes se mantengan en sus hogares y eviten posibles focos de contagio.

GRUPOS DE RIESGO INFLUENZA

La campaña de vacunación contra la influenza se adelantó para este lunes. La medida fue adoptada por parte del Ministerio de Salud, luego de la pandemia del Coronavirus Covid-19 y está enfocada principalmente en los grupos de riesgo.

¿Qué es la influenza?

Es una infección respiratoria que afecta la garganta, la nariz y muchas veces los pulmones. El virus puede causar una enfermedad grave que puede, incluso causar la muerte, por lo que la prevención es primordial.

¿Quiénes deben vacunarse?

– Personal del área de la salud.
– Todas las embarazadas.
– Niños y niñas de edades comprendidas desde los 6 meses hasta 10 años (5º básico).
– Personas de 65 años y más.
– Pacientes crónicos portadores de alguna de las siguientes condiciones de riesgo:
– Diabetes.
– Enfermedades pulmonares crónicas, específicamente: asma bronquial; EPOC; fibrosis quística; fibrosis pulmonar de cualquier causa.
– Cardiopatías, específicamente: congénitas, reumática, isquémica y miocardiopatías de cualquier causa.
– Enfermedades neuromusculares congénitas o adquiridas que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias.
– Hipertensión arterial en tratamiento farmacológico.
– Obesidad Mórbida.
– Insuficiencia renal en etapa 4 o mayor.
– Insuficiencia renal en diálisis.
– Insuficiencia hepática crónica.
– Enfermedades autoinmunes como Lupus; escleroderma; artritis reumatoide, enfermedad de Crohn, etc.
– Cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo.
– Infección por VIH.
– Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas.

Mostrar más
Botón volver arriba