El peso concluyó así como la tercera moneda del mundo emergente que más terreno perdió frente al dólar durante este año, luego de la lira turca y el peso argentino.

En un año de alta volatilidad, el dólar registró un máximo histórico de $828,74 el 28 de noviembre, justo antes del anuncio del Banco Central de un programa de intervención en el mercado cambiario por US$ 20 mil millones hasta mayo próximo. El mínimo, en tanto, lo anotó el 26 de febrero, cuando cerró a $649,23.

El programa de intervención del Banco Central junto con el aumento sostenido que ha registrado el precio del cobre en los mercados internacionales logró moderar el alza del dólar.