INTERNACIONAL

Talibanes abrieron fuego en una boda por reproducir música

Aunque por el momento la música no ha sido oficialmente prohibida en Afganistán, la gran mayoría de los talibanes consideran que está proscrita por el islam.

Al menos dos personas murieron y otras nueve resultaron heridas en Afganistán después de que combatientes talibanes dispararan contra los invitados de una boda por reproducir música, según informaron este sábado fuentes oficiales y testigos.

El suceso tuvo lugar la noche del viernes al este del país, específicamente en una zona rural del distrito de Surkhrod, en la provincia de Nangarhar.

«Dos invitados de una boda murieron y otros nueve resultaron heridos», dijo a EFE el director regional del departamento de cultura e información de los talibanes, Hanif Nangarhari.

La autoridad afirmó que el tiroteo tuvo lugar cuando cientos de habitantes se encontraban reunidos con motivo de la ceremonia, sin embargo, señaló que se desconoce la identidad de los atacantes.

Un oficial talibán, que pidió el anonimato, afirmó que el ataque fue realizado por combatientes fundamentalistas en la zona, luego de discutir con los invitados sobre la música.

«Dos miembros de las fuerzas de seguridad (de los talibanes) han sido detenidos y están siendo investigados«, dijo.

Rauf, un residente de la zona y testigo presencial del suceso, explicó que los fundamentalistas llegaron a la boda cerca a de las 22:30 horas. «Los hombres apagaron el reproductor de música, pero (los talibanes) abrieron fuego contra los invitados de forma indiscriminada matando a dos personas e hiriendo a otras seis», dijo.

Tras el incidente intentaron evacuar a los heridos en un vehículo hasta un hospital cercano. Sin embargo, según explicó Rauf, tras intentar pasar un control de los talibanes sin detener el vehículo, un grupo distinto de combatientes abrió fuego de nuevo y otras tres personas resultaron heridas.

El principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, afirmó en un punto de prensa en Kabul que están investigando lo ocurrido.

«Nadie entre las filas del Emirato Islámico tiene el derecho de evitar la música, excepto el Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, y solo a través de los rezos», dijo Mujahid.

Este hecho es el primer suceso de este tipo luego de que los fundamentalistas tomaron control del país. Entre 1996 y 2001, los talibanes prohiberon la música mientras gobernaban; además de relegar a las mujeres al hogar, según su estricta interpretación del islám, y prohibirles el derecho al trabajo o a la escuela, lo que por ahora no ha sucedido abiertamente.

Aunque por el momento la música no ha sido oficialmente prohibida en Afganistán, la gran mayoría de los talibanes consideran que está proscrita por el islam.

En tanto, las bodas afganas se han visto silenciadas por temor a los islamistas, pese a que las ceremonias pueden llegar a acoger a cientos de personas en grandes salas.

Mostrar más
Botón volver arriba